Domingo. 21.04.2019 |
El tiempo
Domingo. 21.04.2019
El tiempo

Eiroa: "Llegados a los 45 la presbicia es inherente al individuo; hay que controlar la vista cada dos años"

Para afrontar los viajes en coche en Semana Santa en buenas condiciones, el Colegio de Ópticos-Optometristas de Galicia, presidido por Eduardo Eiroa, recomienda someterse a una revisión y así evitar riesgos al volante

¿Somos suficientemente concienzudos con las revisiones oculares? 

Cada vez vamos teniendo más conciencia de la salud en general y de la visual también. La gente está más pendiente de su visión y cuando nota algún problema acude al óptico-optometrista para una consulta, con la facilidad de que, normalmente, no hay que pedir cita o pasar por un circuito. Se realiza un examen previo en el que, si se percibe algún problema patológico, se deriva al especialista. Si es un defecto refractivo o funcional se hace el examen correspondiente y se plantean las ayudas ópticas que la persona pueda requerir. 

Eduardo Eiroa interior. EP¿En qué consiste el convenio ‘Ollo cos ollos’ que impulsan con el Sergas? 
Comenzó a funcionar en Galicia en 2007 y desde entonces hemos atendido a más de 550.000 usuarios del Servizo Galego de Saúde. Permite que el médico de familia que detecta un problema optométrico entregue al paciente un volante y un listado de ópticas que están en el acuerdo, que son más de 600 en la comunidad. Con ese volante, el paciente acude al establecimiento que le quede más a mano y pide cita. Una vez en la óptica, se le realiza el examen protocolario y, si necesita una corrección o cambiar de gafas, se le da la información para que pueda decidir si quiere hacerlo. En caso de detectar una anomalía que requiera de otro especialista, se le extiende una hoja de interconsulta para volver al médico de cabecera y que éste lo derive. Con este convenio se disminuyeron notablemente las listas de espera del servicio de oftalmología. Para el paciente, la mejora ha sido exponencial, pues en lugar de esperar seis u ocho meses, su problema puede resolverse en 24 horas. 

Según datos de la DGT, un 93% de los conductores mayores de 55 años precisa gafas o lentillas. ¿Cada cuanto tiempo debería revisarse la vista un automovilista? 

Normalmente, a partir de esa edad hay que someterse a controles cada dos años como mínimo. Cumplidos los 45 se entra en una edad en la que la presbicia es inherente al individuo, que pasa a tener dificultad para ver de cerca y, normalmente, también puede presentar alguna anomalía que le afecte a la visión de lejos. De cara a la Semana Santa, hay que tener en cuenta que varía la forma de utilizar el automóvil, pues cambia- Eduardo Eiroa. ep mos los trayectos cortos para ir al trabajo por viajes de varias horas. Si sufrimos algún problema no corregido o que no conocemos nos va a afectar. Seguramente suframos una mayor fatiga, que nos puede hacer perder la concentración y eleva el riesgo de accidente. Además, hay que tener en cuenta que en las carreteras nuestra agudeza disminuye, por la luz y las propias condiciones atmosféricas. Es por ello que aconsejamos a todo aquel que precise gafas o que cree que no las requiere que se haga un control antes de emprender un desplazamiento de este tipo. 

También es importante protegerse del sol. ¿Sirve cualquier gafa? 

Recomendamos comprarlas en ópticas, porque nos darán garantía de que la gafa cumple con los requisitos que exige la normativa europea. Estipula que no pueden tener aberraciones, deben filtrar el 100% de las radiaciones ultravioletas y no deben dejar pasar luces parásitas. Si se compran las gafas en un establecimiento que no sea una óptica, no quiere decir que el producto vaya a ser malo, pero no habrá quien nos dé una garantía. Luego hay que tener en cuenta las categorías de filtros, que van de la uno a la cuatro. Los de la cuatro tienen mucha absorción lumínica, pues llegan al 90%. Estos filtros están indicados para circunstancias de mucha luminosidad, como, por ejemplo, la nieve. Sin embargo, no son aptos para conducir, porque pueden dificultar la visión en zonas de sombra o impedirnos ver bien vehículos oscuros. Para conducir, como máximo debería usarse la categoría tres. En cuanto a la absorción de la luz ultravioleta, si no es del 100%, puede afectarnos al cristalino y derivar en cataratas a largo plazo o desprendimientos de córnea o retina.

Eiroa: "Llegados a los 45 la presbicia es inherente al individuo;...
Comentarios