Jueves. 20.09.2018 |
El tiempo
Jueves. 20.09.2018
El tiempo

El dilema de los gemelos en las aulas

Nacho y Javier son dos gemelos que van juntos en clase. Javier Cervera-Mercadillo
Nacho y Javier son dos gemelos que van juntos en clase. Javier Cervera-Mercadillo

La Valedora do Pobo acaba de recomendar que se tome en consideración la opinión de los padres al escolarizar a gemelos. En Pontevedra, el procedimiento varía según el centro educativo.

La espera ha terminado para la familia viveirense formada por Lidia Feal, Juan Mendoza y sus dos hijas gemelas. En junio se dirigieron, acompañados por representantes de la Confederación de Anpas Galegas, a la Valedora do Pobo, Milagros Otero, para poder conseguir lo que tanto ansiaban: que su niñas compartiesen espacio, experiencias, actividades y aulas, algo que su centro escolar no les permite. Y es que Educación deja a decisión de los colegios escoger cómo agrupar a los alumnos de un mismo curso en el caso de que haya más de un aula. Y en muchos casos lo hacen sin tener en cuenta la opinión de los padres y las particularidades de cada caso y cuando entre los expertos hay opiniones encontradas sobre si es bueno o no separar a los hijos de partos múltiples a edades tempranas.

Ahora, siete meses después, la Valedora se ha pronunciado al respecto, publicando en su web una recomendación dirigida a la Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria para que las decisiones sobre escolarización de alumnos de partos múltiples sean adoptadas en atención a cada caso, sin establecer criterios de carácter general en las Normas de Organización e Funcionamento (NOF) de los centros escolares.

En su escrito, Milagros Otero considera que "un criterio de carácter xeral pode ser incompatible co beneficio particular dos menores afectados" y debe ser algo consensuado "entre pais, docentes e servizos de orientación dos centros" buscando cuál es la solución "que mellor se acomoda á súa autonomía pedagóxica e organizativa, aos principios que informan a atención á diversidade e aos compromisos educativos coas familias". 

La Valedora do Pobo considera que debe ser algo consensuado "entre pais, docentes e servizos de orientación dos centros"

PONTEVEDRA. En los diferentes centros escolares de la ciudad las opiniones y formas de actuar ante la escolarización de hermanos de partos múltiples es variada. Por una parte, en algunos la decisión está recogida en sus normas de funcionamiento, como en el CEIP A Xunqueira I, en el que dicho documento especifica que estén separados. Si los padres insisten los juntan, pero intentan hacerles ver que es mejor para los niños. Algo similar ocurre en el Manuel Vidal Portela, cuya norma de organización es que estén separados salvo que haya una circunstancia especial que aconseje juntarlos. Otro caso es el del colegio Calasancio que, por su propia experiencia, aconsejan separarlos excepto causas de fuerza mayor y en el CEIP Vilaverde-Mourente alegan criterios pedagógicos para separarlos, para que tengan una mayor autonomía y socialización ante el resto del alumnado.

Por otro lado, en algunos centros, aunque tienen una postura inicial definida, mantienen una conversación previa con los padres. Es el caso del CEIP Froebel, que aunque intentan separarlos (si hay dos aulas), tienen claro que es una cuestión de cada caso, analizado por dirección y orientación, y hablan con los padres.

Por último, hay otros que involucran a los progenitores en la decisión. En el colegio de Santo André de Xeve, si no hay línea única (es decir, cuando solo hay un aula por curso) y los padres piden separarlos lo hacen; en el CEP Marcos da Portela escuchan a las familias y se toma una decisión conjunta (al ser un centro de Primaria ya tienen información de la escolarización en Infantil); en el CEIP Álvarez Limeses se mantiene una reunión con los padres y el departamento de orientación para decidirlo; en el Sagrado Corazón se consulta con la familia cuando entran en el colegio y, de nuevo, cuando hay alguna reorganización de las clases, y en el Xunqueira II, debido a que hay opiniones encontradas sobre qué opción es mejor, no tienen una postura definida, sino que tienen en cuenta a los padres.

LOS PADRES. Roxelio Carballo, presidente de la Federación de Anpas de Pontevedra y la Confederación Galega de ANPAS de Centros Públicos (Confapa), considera esta recomendación de la Valedora "bastante lóxica. O que vén a dicir é que a última palabra sobre as condicións nas que se deben educar os nosos fillos non se pode decidir sen a opinión dos pais, que son quen os coñecen e teñen a responsabilidade final de procurar o seu benestar". 

En este sentido, explica que "unha norma de organización non pode contradicir ese principio fundamental. O certo é que para a Valedora sempre priman os dereitos dos nenos, porque son persoas tuteladas e non teñen poder de autodefensa" y cree que, con esta recomendación "vai nese camiño. Por unha parte, recoñecer que os pais teñen que ser escoitados de forma determinante para establecer certas condicións na educación dos fillos e, por outra, que a súa protección está por enriba de calquera outra consideración".

Para Roxelio Carballo, "unha norma de organización non pode contradicir o principio fundamental" que son los derechos de los niños

Sin embargo, su interpretación del escrito de la Valedora va más allá y piensa que su dictamen podría ser extrapolado a otros casos: "Se como pai percibo que un reagrupamento é prexudicial para o desenvolvemento académico e persoal do meu fillo, debe considerarse, e non ampararse nunha norma administrativa ou de funcionamento inamovible".

Por otra parte, Carballo critica el retraso de la Valedora do Pobo a la hora de responder a la petición. "É inaceptable que tarde sete meses en constestarlles. Iso déixanos completamente desamparados e falamos dunha institución que ten como función velar polos conflitos entre administración e administrado", explica. Además, destaca que se trata de "unha recomendación, pero non ten carácter lexislativo. Esperemos que a Consellería tome cartas no asunto".

A tener en cuenta
Aumentan los partos múltiples. Según el Instituto Galego de Estatística (IGE), el número de partos múltiples en Galicia se incrementó más de un 17% en la última década, al pasar de 329 casos registrados en 2006 a los 386 de 2016. Este aumento es aún mayor en los últimos 20 años, ya que se han multiplicado por dos. 
El incremento de los tratamientos de fertilidad, provocados por el retraso en la edad de la maternidad y la consiguiente dificultad en lograr embarazos naturales, es la principal causa de este incremento.

Los colegios. La Consellería de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria mantiene que un 62,07% de los alumnos gemelos están juntos en los centros públicos gallegos -tres de cada diez lo están por ser centros de línea única (es decir, un aula por curso)-, frente al 37,93% que están separados. De ellos, el 36,21% está escolarizado en función de la opinión manifestada por sus progenitores. 

El dilema de los gemelos en las aulas
Comentarios