miércoles. 11.12.2019 |
El tiempo
miércoles. 11.12.2019
El tiempo

Igual de 'Mini' a los 50

Pocos coches han logrado crear a su alrededor una cultura social como él, a excepción del Volkswagen Sedán (el Escarabajo) y quizás el Seat 600 en España (con permiso de su hermano italiano el FIAT 600).

El Mini cumple 50 años tan joven o más como el primer día que salió de los talleres de la British Motion Corporation, aunque hace unos años se 'nacionalizara' alemán después de que el fabricante automovilístico BMW comprara Rover, y convertido en uno de los vehículos más característicos del siglo XX.

Para celebrar su medio siglo de vida, BMW va a lanzar una nueva versión coupé, más deportiva y biplaza, que se podrá ver por primera vez en el próximo Salón Internacional del Automóvil de Fráncfort entre el 17 y el 27 de septiembre.

Un prototipo Mini Coupé Concept que es una anticipación del futuro desarrollo de la gama de modelos de la marca, que utiliza materiales ligeros y que demuestra la vigencia de un diseño que ha llegado al medio siglo.

En la carretera desde 1959
El 26 de agosto de 1959 la British Motor Corporation (BMC) presentó un automóvil pequeño y revolucionario, el Mini, un coche pequeño pero con espacio para cuatro personas, que creó escuela, pues sentó las bases para los vehículos actuales.

En aquella época BMC presentó al público dos modelos: el Morris Mini-Minor, producido en Birmingham, y el Austin Seven, en Oxford. Sólo se diferenciaban en la parrilla, los tapacubos y los colores de la carrocería, ya que ambos tenían un motor de cuatro cilindros, montado transversalmente en la parte delantera y con una potencia de 34 CV, y un maletero de 195 litros.

Alec Issigonis, el diseñador del Mini, desarrolló un vehículo lo más pequeño posible, con excelentes cualidades de conducción, bajo consumo de gasolina y bajo precio, como le había encargado la dirección de BMC.

De familias pobres a coche de culto
50 años después de esta idea entonces revolucionaria para plazas de aparcamientos pequeñas y presupuestos familiares también reducidos, BMW asegura con motivo del aniversario que la fascinación por la marca y el atractivo de la gama de modelos son mayores que nunca y esos e refleja en su precio.

El primer Mini costó 496 libras esterlinas. Hoy en día los nuevos Mini de BMW empiezan a partir de 15.200 euros (21.500 dólares) y de los 22.500 (32.000) en el caso del modelo cabrio (descapotable).

En la segunda mitad de 1961 apareció la variante que acuñó más que ninguna otra la leyenda: el Mini Cooper, desarrollado por John Cooper, fabricante de deportivos e íntimo amigo de Issigonis, con un motor modificado de 55 CV y 1.000 cc.

Un coche de cine
La vigencia del atractivo de este modelo volvió a quedar patente el año pasado cuando, en una encuesta realizada por la web británica Pearl and Dean, la persecución de tres coches de este modelo por las calles de Turín filmada por Peter Collinson en 1969 para The Italian Job fue elegida la mejor escena automovilística jamás vista en el cine.


(Escena de la película The Italian Job)


La película, protagonizada por Michael Caine, tuvo una nueva versión en 2003 con el nuevo modelo del mismo coche, y según Kathryn Jacob, directora ejecutiva de la web, "los Minis atraen más que los coches muy rápidos porque inyectan al público un toque chic británico a la persecución y un estatus más cultural a la película".

Este Mini Cooper, fuera de las cámaras de cine y ya con un motor de 70 CV, logró tres victorias en la calificación general del rallye de Monte Carlo en 1964, 1965 y 1967.

211 CV en el nuevo Mini
Un coche que queda lejos de los 211 CV con que contará el nuevo Mini coupé biplaza de BMW, equipado con el motor más potente de la marca Mini, el Twin-Scroll Turbo de 1.6 litros de doble entrada.

Este vehículo lleva la inconfundible parte frontal del modelo clásico de cuatro asientos: el perfil del capó, determinado por líneas equilibradas de grandes radios, los grandes faros, la forma homogénea de la parrilla, la ancha entrada de aire inferior y el parabrisas más inclinado.

Otra peculiaridad del nuevo Mini consiste en la configuración de la tapa del maletero ya que, al no tener asientos posteriores, la carrocería cuenta con espacio adicional para transportar equipaje. El volumen del maletero es de 250 litros.

Mini fue la única marca que BMW mantuvo cuando liquidó la fallida operación del grupo británico Rover, que gestionó la producción del classic Mini a comienzos de los noventa y que BMW adquirió a principios de 1994.

Igual de 'Mini' a los 50
Comentarios