miércoles. 25.11.2020 |
El tiempo
miércoles. 25.11.2020
El tiempo

En el objetivo de Vogue

La fotógrafa pontevedresa Paula Iglesias, ayer, en la Praza de Barcelos
La fotógrafa pontevedresa Paula Iglesias, ayer, en la Praza de Barcelos
La revista de moda más importante del mundo le encarga un editorial fotográfico a la pontevedresa Paula Iglesias para su edición on-line en España

Un día en el fin del mundo’ es el título de una de las galerías fotográficas que la edición on-line en España de Vogue tiene en estos momentos en su web, dentro de la sección ‘Tendencias’. Se hizo para la marca de ropa y complementos Kling en la Illa da Toxa. La modelo que la protagoniza es la pontevedresa Kris Stölhe. La autora de las fotos es Paula Iglesias (Pontevedra, 1988).


"La verdad es que todo ha sucedido casi por casualidad", explica. "Yo había trabajado antes con Kling y había conectado muy bien con la filosofía de la marca. A su directora de comunicación en España, Iria Domínguez, le gustó mi trabajo y, gracias a eso, pude exponer en su tienda en Madrid o publicar en su revista, Ruby Star Magazine".

"Me dieron libertad total. Elegí la modelo y las localizaciones. Ya que habían pensado en mí, yo pensé en aprovechar Galicia"

Antes del verano, Iglesias, formada en las escuelas Mestre Mateo de Santiago y Pablo Picasso de A Coruña, que actualmente estudia Diseño Gráfico en Ourense, recibió una llamada de teléfono de Vogue. Iban a dedicarle un editorial de moda on-line a Kling y pensaban, como la marca, que ella era la persona adecuada para hacerlo. "A partir de ahí me dieron libertad absoluta. Yo propuse la modelo y yo elegí las localizaciones. Ya que habían pensado en mí, yo pensé en aprovechar Galicia. Aquí hay un potencial tremendo por descubrir a todos los niveles: creativo, paisajístico, etc. Tenemos mucha gente con talento", cuenta.


Paula Iglesias, que ha trabajado en diferentes ocasiones con alumnos o ex alumnos de la Escola de Deseño e Moda de Pontevedra (Esdemga) y que precisamente desarrolla en la actualidad un proyecto junto a uno de ellos, Javier Nogueira, dice que la publicación de sus fotos en la web española de la revista de moda más importante del mundo ha supuesto un empujón a su carrera. "Es importante, claro que sí. De repente te sigue mucha más gente en Instagram, te llaman interesándose por tu trabajo, te proponen cosas...".


Centrada en el mundo de la moda, a Iglesias le interesa experimentar con el color y con el retrato, más que del rostro, del cuerpo humano. De hecho, en muchas de sus imágenes, la cara del modelo aparece tapada por objetos o por acciones. "Me gusta sorprender, introducir una acción cotidiana en la imagen. No creo que la cara del modelo sea lo más importante. También me gusta jugar. Creo que mis fotos tienen mucho de eso, de diversión, de espíritu naif, de desenfado, de esa transformación que nos lleva de niños a adultos".

En el objetivo de Vogue
Comentarios