Jueves. 20.09.2018 |
El tiempo
Jueves. 20.09.2018
El tiempo

Europa blinda los datos del usuario frente a las empresas con la nueva normativa

El nuevo reglamento de Portección de Datos entrará en vigor en toda Europa. JAVIER CERVERA-MERCADILLO
El nuevo reglamento de Portección de Datos entrará en vigor en toda Europa. JAVIER CERVERA-MERCADILLO

Será necesario tener el consentimiento expreso de la persona para enviar información promocional ▶ El nuevo Reglamento de Protección de Datos será de obligado cumplimiento a partir de este mismo viernes
 

Números de teléfono, direcciones postales y de correo electrónico, datos bancarios e incluso filiación política. Nunca las empresas han tenido tantos datos de los consumidores a su disposición para crear publicidad a medida y hacérsela llegar. Ordenar la abundancia de datos personales que circulan por las redes y que están en poder de las empresas es uno de los objetivos del nuevo Reglamento General de Protección de Datos, que entra en vigor a partir del próximo 25 de mayo y ha sido elaborado por el Parlamento Europeo. Pero, ¿qué va a implicar para la ciudadanía?

Para empezar, no habrá motivos para que la carpeta de ‘spam’ del correo electrónico esté saturada. "Os usuarios vencellados con certas empresas ou asociacións, que son clientes ou teñen unha tarxeta de fidelización van notar como se lles pide permiso explícito para poder seguir facendo uso dos seus datos e enviar publicidade ou información", cuenta Miguel López Crespo, presidente de la Unión de Consumidores de Galicia. De este modo, las empresas deberán contar con el consentimiento explícito del usuario para poder enviarle información publicitaria a su correo. Hasta ahora, si el usuario no contestaba a una pregunta para enviar publicidad, se asumía que daba su consentimiento de forma tácita. Lo mismo ocurre con la activación de cookies de tercera, que rastrean las páginas que un usuario de Internet ha visitado antes de llegar a un sitio web para analizar intereses. A partir de ahora, los usuarios tendrán que dar su permiso para que esta información pueda ser extraída de su navegación.

"Teriamos que plantexarnos que información teñen as entidades sobre nós e para que a usan, deberiamos ser máis conscientes disto que do ‘spam’. A nosa información persoal forma parte dese ‘big data’ que xera importantísimos beneficios que non teñen traslado aos usuarios que cedemos a nosa información", cuenta López Crespo.

Hasta ahora Facebook no tenía límites legales para hacer un uso abusivo de las imágenes que los usuarios subían a la plataforma

Las redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram ya están preguntando a sus usuarios si aceptan las nuevas condiciones de la red. Hasta ahora era habitual que Facebook registrase el comportamiento de sus miembros en su navegación. Así, por ejemplo, si un internauta visita una página web de hoteles en Cádiz, a continuación la plataforma ofrecerá en su espacio publicitario información sobre alojamientos turísticos en dicha ciudad. Uno de los objetivos del márketing online es segmentar el mercado para dirigirse de forma concreta a los clientes potenciales.

De esta forma, tal y como explica Miguel López Crespo, "os cambios máis importantes que se están a producir teñen que ver coa utilización de imaxes e videos que se poidan ter subido as redes". López Crespo asegura que hasta ahora, Facebook podía hacer un uso abusivo de las fotografías que colgaban sus usuarios en la plataforma. "Poderiamos atopar unha imaxe subida por nós utilizada como reclamo publicitario noutra parte do mundo. Non era algo prohibido ata agora conforme as primitivas políticas de protección de datos de Facebook".

A partir de ahora, los usuarios tendrán derecho a saber qué información manejan sobre ellos las corporaciones y para qué la utilizan. Además, también se puede saber por cuánto tiempo se van a utilizar. Del mismo modo, los ciudadanos tienen derecho a la portabilidad de sus datos. Así, cualquier institución o empresa tiene la obligación de entregar a las personas toda la información que tiene sobre ellas. Ocurre, por ejemplo, en el caso de los hospitales, que tiene la obligación de dar a los pacientes todos los datos que tienen sobre ellos si estos lo solicitan. La persona puede también negarse a que sus datos sean tratados por determinadas compañías si no se acredita un interés legítimo.

Entre los beneficios de la nueva norma está el derecho al olvido, que permite que los datos personales de una persona no aparezcan en los buscadores de Internet de forma perpetua si no son considerados de interés público. Así, es fácil eliminar información personal de Google, aunque es más complicado que estos datos desaparezcan de la fuente original en donde fueron publicados en un principio.

Denuncia la cesión de sus datos a un fichero de morosos sin haber deuda 
La Unión de Consumidores de Galicia (Ucgal) muestra un claro caso de abuso en lo que se refiere al tratamiento de los datos personales de un cliente. De este modo, una ciudadana gallega socia de Ucgal denunciará que una academia haya entregado sus datos a un fichero de morosos cuando no existía deuda.

De este modo, aunque la mujer se matriculó en un curso, se dio de baja a los pocos días. La academia le reclamaba los 700 euros de la matrícula, pero un juez determinó que tal deuda no existía por haberse dado de baja en el curso. Una vez conocida la sentencia, la academia envió dichos datos a un listado de morosos de forma ilegal.

Este es solo un caso de los abusos que cometen las empresas en el tratamiento de los datos de los ciudadanos. Otro ejemplo es el de determinadas compañías que compran paquetes de deudas para cobrarlas. Suelen encargarse del conjunto de impagos de otras empresas (sobre todo de telefonía) para conseguir que el cliente ingrese el importe pendiente. "Neste caso, acoso é ser un calificativo magnánimo con estas actitudes que poderían chegar a ter algún tipo de consecuencia penal", explica el presidente de Ucgal, López Crespo.

Europa blinda los datos del usuario frente a las empresas con la...
Comentarios