domingo. 25.10.2020 |
El tiempo
domingo. 25.10.2020
El tiempo

El expresidente valenciano Alberto Fabra, pareja de Silvia Jato, deja la Uci

Alberto Fabra. ARCHIVO
Alberto Fabra. ARCHIVO
Está ingresado desde el 17 de marzo tras dar positivo en coronavirus

El expresident de la Generalitat Valenciana y senador del PP Alberto Fabra ha expresado su "absoluta gratitud" a los sanitarios que lo han atendido en el Hospital General de Castellón, donde ingresó el pasado día 17 de marzo tras dar positivo en coronavirus, y ha agradecido "la ola de afecto enorme" que ha recibido durante estas semanas.

Alberto Fabra, pareja de la gallega Silvia Jato, ha hecho estas declaraciones después de que el lunes fuera trasladado desde la unidad de cuidados intensivos (Uci), donde permaneció dos semanas, a planta tras haber mejorado su estado de salud.

Según informan fuentes del PP de Castellón, el expresidente, de 56 años, continúa ahora su proceso de recuperación en planta y ha querido compartir la "buena noticia" con sus compañeros de partido, a quienes, "en estos días difíciles para todos", agradece "las muchísimas muestras de cariño y de interés" que ha ido recibiendo.

Es un agradecimiento que ha hecho extensivo "a todos los castellonenses y al conjunto de la sociedad en general". "Lamentablemente, mi enfermedad no me ha permitido atender todas y cada una de estas muestras personalmente, pero creedme que esta energía positiva me ha llegado y ha sido decisiva para que haya podido mejorar mi salud y dejar atrás las adversidades", dice.

Fabra también ha querido poner de manifiesto su "absoluta gratitud" a "todo el cuadro médico y sanitario del Hospital General de Castellón, unos grandísimos profesionales que merecen todo el reconocimiento y admiración por su generosidad, dedicación e inagotable esfuerzo ante esta situación inédita, a la que están haciendo frente con ejemplar aplomo y determinación". "Los castellonenses somos afortunados" porque "estamos en las mejores manos", dice.

El expresidente valenciano Alberto Fabra, pareja de Silvia Jato,...
Comentarios