Falsos mitos ante las quemaduras

El sol puede ser el mayor enemigo de la piel en verano, y además hay algunas creencias extendidas
Dos personas con quemaduras solares en la espalda. PIXABAY
photo_camera Dos personas con quemaduras solares en la espalda. PIXABAY

Con el buen tiempo aumentan las ganas de pasar el mayor tiempo posible al aire libre, con playas y piscinas convirtiéndose en las opciones favoritas para muchos. Aunque tomar el sol tiene grandes beneficios, es importante tener en cuenta algunos mitos que rodean esta práctica veraniega para saber qué se debe y qué no se debe hacer para no poner la piel en peligro:

1. Cuidado con el agua

Una afirmación muy extendida es que permanecer en al agua protege de las quemaduras. Sin embargo, la piel puede quemarse con más facilidad por el efecto lupa de gotas pequeñas.

2. Más y más protección

El protector solar no solo debe usarse cuando se va a tomar el sol, pues su duración no suele superar los 20 minutos y se reduce su eficacia en más de un 80%. Además, la gran mayoría de protectores se disuelven cuando entran en contacto con el agua.

3. Aloe vera, ¿sí o no?

Es cierto que el aloe vera tiene propiedades antiinflamatorias. Sin embargo, su uso solo es conveniente en quemaduras leves de primer grado como, por ejemplo, una quemadura solar sin ampollas; no así en heridas más profundas que requieren de un tratamiento más complejo.

4. Remedios caseros

Con los remedios caseros hay que tener cuidado, ya que la barrera de la piel está alterada y todo se absorbe e irrita con más facilidad. No obstante, aplicar yogur o pepino en las quemaduras sí puede ser de gran ayuda para mantener la dermis húmeda y contribuir a su reparación. Otros productos, como el vinagre, es mejor aplicarlos rebajados con agua cuando hay ampollas para evitar el escozor. Poner alcohol o productos muy oclusivos como el aceite taponan los poros y complica el problema.

5. ¡Ojo con los días nublados!

Las nubes reflejan luz visible y radiación infrarroja, pero no impiden apenas el paso a la luz ultravioleta causante de las quemaduras solares. Cuidado también con las sombrillas y similares, pues sólo reducen la luz directa del sol, no la bloquean del todo.

6. El moreno, ¿saludable?

Esta es otra de las medias verdades extendidas. No, como sucede con las pieles oscuras, la realidad es que estar moreno no protege de la radiación solar ni de las quemaduras. Además, el "hoy quemado, mañana moreno" es una temeridad y una falacia.

Comentarios