viernes. 23.08.2019 |
El tiempo
viernes. 23.08.2019
El tiempo

TEST DE VERANO. "LO MEJOR DEL VERANO SON LAS FIESTAS, LA MÚSICA EN DIRECTO Y EL TIEMPO LIBRE"

Fernando Tato: "Ricardo es muy diferente a mí, le cuesta tomar decisiones"

El actor Fernando Tato
El actor Fernando Tato

Actor, músico y dibujante, este polifacético artista se ha convertido en uno de los rostros gallegos de moda gracias a su papel de Ricardo en ‘O Faro’, que inicia el rodaje de la nueva temporada el 3 de agosto

Fernando Tato (Narón, 1977) se cuela en las pantallas de los gallegos todas las tardes dando vida a Ricardo, el protagonista de ‘O Faro’, serie de la TVG. Aunque entró en el mundo de la interpretación con 28 años, este actor, músico y dibujante ya se ha hecho un nombre en el mundo artístico. Hace unas semanas terminó la cuarta temporada de ‘O Faro’.

¿Qué sensaciones le quedan?

El placer de haber hecho un trabajazo con un equipo de la leche y la satisfacción de poder explorar cosas muy extremas con el personaje. Eso siempre está muy guay para un actor y es muy difícil tener la oportunidad de hacerlo.

La serie vuelve tras el verano, ¿empiezan ya a grabar la nueva temporada?

El rodaje de la cuarta acabó el 8 de mayo y el de la quinta empieza el 3 de agosto, por lo que llevamos un par de meses en los que hemos podido descansar y dedicarnos a otras cosas. Supongo que no se puede saber nada de la próxima temporada. Vienen muchos cambios. La cuarta ha sido como cerrar una etapa y ahora mismo van a cambiar muchas cosas. Mi personaje cambia, entran otros nuevos... y la propia serie tiene cambios de rumbo, por lo que no tiene nada que ver con la anterior temporada.

¿Se siente identificado en algo con el personaje de Ricardo?

Es muy diferente, le cuesta muchísimo accionar y tomar decisiones, tiene la duda continua y ese no es mi caso. Pero siempre trabajo de manera que puedo entender al personaje acercándolo a mí. El caso de Ricardo con el amor está llevado a un extremo del esperpento. Yo puedo entender lo que es tener una crisis de pareja, entonces puedo trabajar desde ahí.

Supongo que también cada personaje que hace tiene un poco suyo.

Sí, siempre me intento acercar a los personajes desde lo que yo conozco. Incluso si me toca preparar un drogadicto, psicópata y asesino, intento buscar la parte mía que puede, con unas circunstancias concretas, ponerme en esa vida. Es la manera que a mí me funciona, para no hacer cosas falsas y trabajar desde la verdad.

En ‘O Faro’ hay varios directores, ¿qué tal se lleva eso de tener tantos ‘jefes’?

Estupendamente. Son tres ahora mismo pero ha habido otros dos que ya no están. Y muy bien, porque cada uno es distinto al otro pero son maravillosos todos y con todos se aprende un montón, cada uno aporta un color nuevo.

En ‘O Faro’ ya serán como una gran familia. ¿Cómo es trabajar en la serie?

Es exactamente como una familia. Después de 315 capítulos conoces al tío con el que estás trabajando más que su madre. Hemos trascendido de la relación laboral, estamos muy unidos, hablamos continuamente, quedamos fuera del trabajo... Nos queremos mucho. En junio, ‘O Faro’ recibió el Premio Iris a la Mejor Ficción Autonómica.

Debe de ser un gran orgullo...

Fue un subidón. No es que pongamos especial atención al tema de los premios pero siempre está muy bien que haya un reconocimiento, sobre todo con algo como ‘O Faro’, que está en una franja complicada y compite con producciones mucho más grandes. Además, se conoció hace poco que la serie se emitirá en Irán e Iraq.

¿Cómo se lleva esto de hacerse tan internacional?

Es como un sueño friki. No tengo ni idea de lo que pasará, esperemos que les mole. Estamos hablando de culturas completamente distintas. Mi desconocimiento es absoluto, por lo que no puedo decir nada, espero que lo disfruten. Empezó a estudiar arte dramático con 28 años, tras licenciarse en Historia del Arte. Estudié Historia del Arte y al terminar la carrera hice unas prácticas en un museo. Me encanta el arte, los museos, los documentales sobre arte... Pero no me sentía realizado en ese curro, no era nada artístico. También tuve un palo personal muy fuerte y decidí cambiar absolutamente. Un día me pregunté: “¿Qué es lo que me gusta a mí que no sea la música o el arte?”. Porque ninguno de esos caminos me estaban permitiendo vivir. Y dije, “las tres cosas que me gustan son la música, el cine y el arte”. No sabía cómo iba a ser y me metí en la ESAD, que acababa de abrir.

¿Cómo ve su evolución en estos últimos diez años?

Estoy absolutamente feliz. Puedo dedicarme a lo que me gusta y hacer lo que quiero, soy muy afortunado en ese aspecto. Me encanta el cine, y trabajo en la televisión; me encantan la televisión y las series y soy actor; me encanta la música, soy músico, saco un disco y hago conciertos; me encanta el arte y no paro de dibujar mis macacos sangrantes... Estoy muy feliz. Como músico sacó hace en febrero su primer disco en solitario, ‘El animal en mí’

¿Qué tal la acogida?

Maravillosa y, además, disfruté de la presentación muchísimo. La música es tan importante para mí que le pongo todo lo que tengo y me permito hacer lo que quiero. ‘El animal en mí’ lo produje con Fernando Polaino y David Elorriaga, que son dos músicos maravillosos. Hice lo que quería, que es un disco íntimo, triste y acústico para reflejar un momento personal muy duro que tuve. Hacer exactamente lo que quiero en el aspecto musical me da mucha felicidad.

El vídeo de ‘Si muero esta noche’ estuvo nominado a Mejor Videoclip en los Mestre Mateo de este año. Que pase esto con el primer videoclip debe de ser increíble.

Maravilloso. Además, a parte de que es un honor total, me alegra mucho porque es muy personal. Buscaba una estética muy concreta y no sabía si iba a gustar porque, cuando haces algo tan para ti, corres el riesgo de que no guste.

Ha hecho teatro, cortometrajes y televisión, ¿qué medio le gusta más?

Me encantan todos. No he hecho cine pero, aunque tengo ganas, no sé si lo haría bien porque soy histérico e inquieto y en el cine hay que esperar mucho y los tiempos son otros. Pero, realmente, aunque disfruto mucho el teatro y la televisión, la educación que tuve de pequeño fueron las películas.

En su Twitter se define como ‘desastre en general’. ¿A qué se refiere?

Soy bastante desastre. Soy muy intenso, tengo mucha energía y entusiasmo para las cosas pero también me frustro mucho, no soy capaz de tomarme las cosas con calma, siempre tengo que estar haciendo algo. Y luego que soy bastante caótico. Dentro de mi caos tengo mucho orden y yo me entiendo, pero si ves cualquiera de mis guiones están completamente lleno de dibujos, todo tachado...

¿Cómo es su relación con las redes sociales?

Al principio no me gustaban nada pero, una vez que aprendes a manejarlas, me parece divertido. Además también estás en contacto con la gente que ve tu trabajo y eso para mí también es muy importante, poder hablar con los que ven la serie, que han escuchado una canción o les gusta una ilustración.

¿Y qué le espera en el futuro?

La quinta temporada de ‘O Faro’ empieza a rodarse ya y la música la tengo siempre presente. Tras un par de conciertos acústicos con Susana Sampedro, compañera en la serie, quiero buscar para hacer más. Estoy con un proyecto en teatro como director, con actores con los que me apetece muchísimo trabajar. Pero habrá que dejarlo para el 2016. Y también estoy recopilando mi serie de viñetas, que se llama ‘Consejos absurdos para cuestiones estúpidas’.

Fernando Tato: "Ricardo es muy diferente a mí, le cuesta tomar...
Comentarios