¿Le gustaría hospedarse dentro de una montaña?

Hoy les invitamos a conocer, a través de idealista.com, un peculiar hotel situado en una reseva natural de los Andes patagónicos, que está diseñado a imagen y semejanza de una montaña.

La construcción, que cuenta con un total de trece habitaciones y una capacidad para cuarenta personas, tiene la particularidad de que sobre sus paredes exteriores cae una cascada y sus huéspedes pueden disfrutar de un baño con aguas naturales climatizadas en sus inmediaciones al aire libre.

Si tiene curiosidad por adentrarse en cada uno de  los rincones de este idílico lugar, puede hacerlo a través de esta fotogalería.