sábado. 14.12.2019 |
El tiempo
sábado. 14.12.2019
El tiempo

"Antes te tocaban en una fiesta y te ibas a casa; ahora denuncias"

Novas, en Diario de Pontevedra. DAVID FREIRE
Novas, en Diario de Pontevedra. DAVID FREIRE
▶  Según la coordinadora de la caravana punto morado en las mejores fiestas no puede faltar el Punto Morado, que completa el dispositivo de seguridad, presta asistencia psicológica, informa y hace de 'puente' con las fuerzas del orden

PSICÓLOGA, criminóloga y sexóloga, Mónica Novas coordina el Punto Morado, la caravana de la consultora Asistogal y que este verano recorre fiestas multitudinarias por toda Galicia "en las que se consume bastante alcohol y pueden darse conductas agresivas o se pierde la orientación". El fin de semana estuvo en A Peregrina con ocho voluntarios -hombres y mujeres- para completar el dispositivo de seguridad a instancias de la Concellería de Igualdade.

¿Es este el primer verano que el Punto Morado está en ruta?

El año pasado estuvimos en la Festa do Albariño, pero este verano incorporamos la caravana, porque vimos que había la necesidad de prestar la asistencia psicológica en un lugar privado. Y también prestamos esta asistencia porque los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado no tienen este servicio durante las noches. Nos coordinamos. Si ellos encuentran casos nos los desvían y viceversa, si nosotros vemos que algún caso necesita de la intervención de la Policía.

¿Cuál es el perfil de las personas que se acercaron a la caravana?

Para consultas, sobre todo peñas de chicos jóvenes. Y después muchas madres cuyos hijos iban a salir de peñas, para consultar el tipo de servicios que tenía la caravana. La gente asocia el Punto Morado a un sitio donde vas en caso de agresión física o sexual. Pero no. Es un punto de seguridad, por si necesitas acompañamiento porque has bebido mucho , tus amigos siguen de fiesta y te quieres ir. Dos voluntarios te acompañan a casa o a una zona segura. También puedes ir si estás desorientada y necesitas hablar con una psicóloga. Y consultas sobre qué es agresión, si es acoso que llame 20 veces a mi pareja... Incluso vienen en pareja a preguntarlo.

¿Cuáles son las preguntas más frecuentes?

Qué tipos de servicios tenemos, qué es una agresión y qué tipos hay, hasta qué punto una actitud es acoso o no en una relación de pareja... Los padres y madres preguntan mucho sobre el acompañamiento. Y las pulseras causan furor. Mientras se las ponemos explicamos lo que hacemos y que la caravana no es solo para poner una denuncia, sino un punto de seguridad y asistencia psicológica. Es como tener a tu familia en la caravana. Y se les informa a quien viene que también son pseudovoluntarios, ya que después nos avisan si ven algún caso.

¿Notan diferencia entre las preguntas que recibieron en Pontevedra con respecto a otras fiestas?

Depende más de si es una fiesta de beber beber o si es más cultural y de beber, como la Peregrina. El perfil de la gente es distinto. Aquí no notamos mucha problemática. Nos pidieron acompañamiento dos chicas, porque vivían en zonas más retiradas, habían bebido y querían irse. La gente fue muy participativa, repartimos 3.000 flyers y pulseras.

¿Para qué sirve la pulsera?

Mucha gente nos sigue en las redes y viene a buscarla a las diferentes fiestas. También visibiliza, porque hace que la gente pregunte qué es el Punto Morado.

¿Qué es lo más raro que les han preguntado?

Mucha gente viene a hacer terapia de pareja, porque como hay un psicólogo en la caravana... Es necesario explicar donde están los límites, saber si estás en una discusión o si es violencia psicológica. Y, a partir de cierta hora, la gente que ha bebido, ve una luz y viene a pedir cosas: ¡agua, hielo! Siempre hay quien critica iniciativas como esta, sobre todo en las redes sociales, y que las considera un despilfarro.

¿Qué les diría?

La mayoría de la gente que viene a la caravana no iría a la Policía si ve alguna conducta que igual le parece light, pero a la caravana sí, y nosotros lo transmitimos. Es un previo para que ciertas conductas no se desmadren.

¿Cree que toda fiesta debería contar con un Punto Morado?

Sí, pero la gente identifica el Punto Morado con una iniciativa feminista. Y no es un problema feminista, sino de hombres y mujeres. Que hay agresiones, que hay gente que ya va a beber pensando en tener ciertas conductas y, quieras o no, ver voluntarios y voluntarias con el chaleco morado hace que te lo pienses dos veces. Estamos concienciando a la gente. Tampoco puede ser un chiringuito. Tienen que estar coordinados con Policía y Guardia Civil, dentro del sistema. Y debe haber un asesoramiento psicológico dentro. No puede ser solo un punto informativo o de sensibilización y de repartir flyers, porque los puede repartir cualquiera. Los voluntarios deben tener una formación, no puede serlo cualquiera. Tienen que saber como actuar, si se encuentran una mujer tirada, a quien llamar... Nosotros llevamos dos chalecos y si encontramos una víctima le ponemos uno para llevarla a la caravana. Hay un protocolo. Sin formación eres un repartidor de publicidad.

Ver un chaleco morado hace que quien pretendía tener ciertas conductas se lo piense dos veces

¿El segundo fin de semana de fiestas de A Peregrina no volverán a Pontevedra?

No, volveremos el sábado de la Feira Franca. Tendrán la agenda llena. Hasta finales de septiembre sí. Este fin de semana estaremos en Muxía, del 22 al 24 en Silleda, el siguiente fin de semana en el festival Xironsa en Cambados y después de Feira Franca tenemos el San Migueleiro en Marín.

¿Cree que la sociedad empieza a estar concienciada o informada, o al menos tiene interés en saber qué es acoso o que no, cuando hay consentimiento...?

Creo que la gente está bastante alarmada porque cada vez vemos más casos en los medios, pero yo, que trabajo en centros de información a la mujer, creo que se conocen más casos porque está la gente más concienciada. Igual antes en una fiesta te tocaban y no denunciabas. Te ibas a casa. Ahora, con las campañas, hay más concienciación y denuncias. No deberíamos estar alarmados por que salgan más casos, sino pensar que es porque la gente ahora sí dice lo que está pasando. Es como el me too.

¿Los hombres que antes veían que tenían vía libre ahora se lo piensan dos veces?

Si hay una caravana y te molesta un voluntario con un chaleco morado, tienes un problema. No te estoy coartando, pero si vas a tener conductas inadecuadas, te puede molestar. Si eres hombre y vas a una fiesta a pasarlo bien, a beber aunque caigas de culo, no tenemos ningún problema con eso. De hecho, te echamos una mano. La gente joven agradece que exista la caravana.

¿El Punto Morado es un incentivo a la hora de elegir una fiesta u otra?

Absolutamente.

"Antes te tocaban en una fiesta y te ibas a casa; ahora denuncias"
Comentarios