¿Nata, cebolla y bacon? Efectivamente, eso no es una salsa carbonara

El día 6 de abril se celebra el Día Internacional de la Carbonara. Aquí te dejamos los ingredientes de esta salsa para que no saques de quicio a tus amigos italianos
Carbonara. PIXABAY
photo_camera Carbonara. PIXABAY

Este miércoles 6 de abril se celebra el Día Internacional de la Carbonara, esa salsa de origen italiano que ya hemos introducido plenamente en nuestra gastronomía. Bueno, más o menos, porque como nos insisten los cocineros italianos –con razón– cada vez que tienen ocasion, lo que se cocina en gran parte de los hogares españoles podrá ser una salsa sabrosa, pero no puede llamarse carbonara. 

Igual que en todo el Mediterráneo se llevan las manos a la cabeza cuando un anglosajón decide preparar la paella con chorizo, con la salsa carbonara pasa algo parecido: no lleva chorizo –obvio–. Pero tampoco nata, ni cebolla, ni siquiera bacon. ¿Son tus ingredientes para la carbonara? Pues, como tantos otros, lo estás haciendo mal.

"La receta original de la carbonara es la siguiente: pasta, huevo, guanciale, queso de oveja rallado, sal y pimienta", asegura Andrea Tumbarello, chef de Don Giovanni, en unas declaraciones publicadas en el diario 20 minutos. "Espagueti, huevo, guanciale, pecorino –el queso de oveja– y pimienta", explican desde la marca de pasta Garofalo. Los ingredientes coinciden. 

Que la carbonara original no lleva nata ya hace algún tiempo que es bastante conocido en España –aunque sigamos cocinando la salsa con ella–, pero la panceta o el bacon tampoco cuadran. 

En su lugar, para la receta se emplea el guanciale, un embutido italiano que se hace con la careta del cerdo, y que a diferencia del bacon, no se ahuma –y se cura en pimienta–, por lo que el sabor que deja en la elaboración es diferente. 

Así que ya sabes: si no quieres ser declarado persona non grata en el país transalpino, cocina como te apetezca, pero llama a las cosas por sus nombre.