sábado. 14.12.2019 |
El tiempo
sábado. 14.12.2019
El tiempo

Una nave retrata la corona del sol: ondas de plasma y campos magnéticos cambiantes

Una recreación de la sonda solar. NASA
Una recreación de la sonda solar. NASA
La sonda Parker, de la Nasa, ofrece un tesoro de datos que hará cambiar nociones científicas y la capacidad de pronosticar acontecimientos meteorológicos espaciales

Hace un año, la sonda solar Parker de la Nasa voló más cerca del sol que cualquier satélite en la historia, recogiendo un espectacular tesoro de datos desde el borde de la corona de un millón de grados del astro rey. Esos datos han permitido ahora a los físicos solares mapear la fuente de un componente principal del viento solar que continuamente salpica la atmósfera de la Tierra, al tiempo que revela extrañas inversiones de campos magnéticos que podrían estar acelerando estas partículas hacia nuestro planeta, como publican en la revista Nature

Fotografía cedida por la Nasa. EFEEstas partículas aceleradas interactúan con el campo magnético de la tierra, generando las coloridas luces del norte y del sur. Pero también tienen el potencial de dañar la red eléctrica y las redes de telecomunicaciones en la superficie de la tierra, amenazar los satélites en órbita y quizás poner en peligro a los astronautas en el espacio. Cuanto más comprendan los físicos solares sobre el entorno magnético del sol y cómo arroja las partículas del viento solar hacia los planetas, mejor podrán predecir eventos y prevenir daños. 

"Hubo un gran evento de clima espacial en 1859 que destruyó las redes de telégrafos en la Tierra y uno en 1972 que activó las minas navales en Vietnam del Norte, solo por las corrientes eléctricas generadas por la tormenta solar", recuerda Stuart Bale, profesor de Física de la Universidad de California y autor principal de un artículo sobre los nuevos resultados del experimento FIELDS de la sonda. 

"Ya las primeras órbitas nos han dejado impresionados por lo diferente que es la corona solar cuando se la observa de cerca", dicen los científicos

El primer vistazo dentro de la corona del sol ha desvelado ondas de plasma y campos magnéticos cambiantes arrastrados por la rotación de la estrella que modificarán varias nociones científicas y la capacidad de pronosticar acontecimientos meteorológicos espaciales, según científicos de la Universidad de Michigan.

La información procede de la sonda Parker Solar Probe, lanzada en agosto de 2018 con instrumentos científicos avanzados, y que ha completado tres de sus 24 travesías orbitales planificadas a través de partes de la atmósfera solar hasta ahora inexploradas. La misión Parker se diseñó para responder, principalmente, a dos cuestiones que han ocupado a los científicos: ¿Por qué la corona del sol aumenta de temperatura al alejarse de la superficie? y ¿qué acelera el viento solar, el torrente de protones, electrones y otras partículas que emanan de la corona?

"Ya las primeras órbitas nos han dejado impresionados por lo diferente que es la corona solar cuando se la observa de cerca", ha dicho en una teleconferencia de prensa Justin Kasper, de la Universidad de Michigan e investigador principal el instrumento de Parker que estudia los vientos solares. "Estas observaciones cambiarán fundamentalmente nuestra comprensión del sol y del viento solar, y nuestra capacidad para pronosticar los acontecimientos meteorológicos espaciales", añadió.

Este nuevo conocimiento de la forma en que el sol expele constantemente materia y energía contribuirá a los esfuerzos para proteger a los astronautas y a los vehículos espaciales, según señala Nicola Fox, directora de la división de heliofísica en la Nasa.

Los investigadores auguran que las observaciones cambiarán la comprensión del sol y del viento solar

Como el sol mismo, el viento solar está compuesto de plasma en el cual los electrones, con carga negativa, se han separado de los iones de carga positiva, creando océanos de partículas que flotan libremente con carga eléctrica individual.

Las mediciones hechas por Parker muestran cambios rápidos de dirección en el campo magnético y chorros repentinos y veloces de material, y un acontecimiento que llamó particularmente la atención de los científicos han sido los vuelcos en la dirección del campo magnético.

La sonda mostró, asimismo, que la rotación del sol afecta el viento solar a distancias mucho mayores que lo pensado. Ya se sabía que al aproximarse a la estrella el campo magnético del Sol arrastra el viento en la misma dirección de la rotación solar, y más lejos del sol se esperaba encontrar al menos una traza débil de esa rotación.

Una nave retrata la corona del sol: ondas de plasma y campos...
Comentarios