La noche del sábado, a las 2 serán las 3

Comienza el horario de verano, que se extenderá hasta el último fin de semana de octubre. El cambio en el reloj se remonta a la década de los 70, con la primera crisis del petróleo
Varios relojes cambio de hora a las 2 serán las 3. PIXABAY
photo_camera Varios relojes cambio de hora a las 2 serán las 3. Alexas_Fotos (PIXABAY)

La madrugada de este sábado al domingo, 31 de marzo, los relojes adelantan la hora y a las 2.00 serán las 3.00, con lo que dará comenzará al horario de verano, que se extenderá hasta el último fin de semana de octubre, cuando el reloj vuelva al horario de invierno.

De esta manera, se cumple con la Directiva Europea 2000/84/CE que se aplica en todos los Estados de la Unión Europea (UE) y que, por el momento, se va a seguir aplicando ya que, aunque la posibilidad de acabar con estos cambios de hora estacionales fue un asunto de debate en anteriores legislaturas, por el momento no está previsto en la agenda.

Así, para hacer efectivo el cambio horario de verano hay que adelantar el reloj una hora. El momento exacto de hacerlo es la madrugada del día 31 de marzo, en la que a las dos pasarán a ser las tres.

El efecto más inmediato de este nuevo horario es que amanecerá y anochecerá una hora más tarde, por lo que dispondremos de más tiempo de luz solar por las tardes.

Este hábito de adaptación horaria se remonta a la década de los 70, con la primera crisis del petróleo, cuando algunos países decidieron adoptar esta medida para aprovechar mejor la luz natural del Sol y consumir menos electricidad (España introdujo el cambio horario en 1974). En 1980, la Comunidad Económica Europea -de la que España aún no formaba parte- publicó la primera directiva para poner orden sobre el tema en los diferentes países.

Los expertos alertan de que el cambio al horario puede provocar desadaptación y síntomas similares a los que provoca el jet lag: fatiga y cansancio general, somnolencia durante el día, dificultad para conciliar el sueño por la noche, irritabilidad, falta de concentración y disminución del rendimiento. También se puede sentir hambre a horas intempestivas o, todo lo contrario, falta de apetito o sensación de plenitud tras la comida.

Según los expertos a favor del cambio horario, supone un ahorro energético y económico.

Desde el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (Idae), destacan que se aprovechan más las horas de sol, por lo que no se consume energía eléctrica. El cálculo que han hecho desde Idae es de unos 6 euros al año. Visto así, puede parecer una cantidad ínfima, pero si se multiplican estos 6 euros por los 24 millones de hogares en España, el ahorro asciende a 144 millones de euros en nuestro país.

La Comisión Europea se había fijado en principio el objetivo de poner fin a los cambios en 2019, pero el plan era demasiado ambicioso y el Parlamento Europeo propuso después que el último año con cambio de hora fuera el 2021, sin embargo, tampoco ha sido así. La voluntad de los eurodiputados era que los países que se quedasen con el horario de verano hicieran el último cambio en marzo, y los que optasen por el de invierno, en octubre.

En España, el 7 de septiembre de 2018 se creó una comisión de 14 personas expertas para el estudio de la reforma de la hora oficial. Dicha comisión emitió un informe que concluía que no era aconsejable producir ningún cambio precipitado en los husos horarios mientras no existiese un consenso compartido y una difusión práctica a los ciudadanos de los riesgos y oportunidades que comporta.

Además, señalaba que el análisis de los husos horarios deberá venir siempre vinculado al de los usos del tiempo al objeto de clarificar conceptos y procurar pautas de comportamiento que procuren determinados modelos compartidos como el de la corresponsabilidad y no llegaba a ninguna "resolución concluyente", habida cuenta de la "gran cantidad de repercusiones de impacto" que tiene esta medida en campos como el económico o el cultural.

De momento, el cambio de hora seguirá produciéndose al menos hasta el año 2026, cada última madrugada del sábado-domingo de octubre, para iniciar el horario de invierno, y cada madrugada del último sábado-domingo de marzo, cuando se pasará al horario de verano. Así, el próximo cambio se producirá el 27 de octubre.

Comentarios