sábado. 29.01.2022 |
El tiempo
sábado. 29.01.2022
El tiempo

"Me sacaron hasta el alma"

Tony Jurado en el plató de 'Sálvame'. TELECINCO
Tony Jurado en el plató de 'Sálvame'. TELECINCO
El novio de Rocío Wanninkhof, Tony Jurado, revela por primera vez el calvario que vivió

EL DOCUMENTAL de Dolores (HBO) sobre el mediático caso Wanninkhof ha resurgido en televisión dos décadas después. Tras el testimonio de la erróneamente detenida, ahora el novio de Rocío, Tony Jurado, acudió a Sálvame para zanjar la polémica entre su madre y Alicia Hornos y para compartir con todos el calvario que sufrió por ser también acusado del asesinato.

Su principal motivo por aparecer en televisión tantos años después es aclarar las polémicas palabras de su madre contra la familia Hornos y aliviarse, en directo, de lo que vivió como acusado. "Me insultaban, me daban golpes, tirones de orejas o golpes sobre la mesa", relató ante las cámaras.

Al igual que Dolores Vázquez, a Tony tampoco le pidieron perdón. En su momento, fue señalado por su exsuegra, las autoridades y parte de la opinión pública como el principal sospechoso de la muerte de Rocío Wanninkhof.

No ha participado en ninguno de los documentales sobre el caso Wanninkhof, pero el programa de Carlota Corredera finalmente consiguió su testimonio, cargado de dureza, casi tanta como la de Dolores: "Te metían tal opresión en los interrogatorios para intentar variar la versión que te llamaban perro judío y hasta te daban golpes".

Aseguró que sufrió amenazas y agresiones de la Guardia Civil en interrogatorios

"Yo no sé si a Dolores le han llegado a pegar, pero yo sí he sufrido los tratos de decir 'niñato de mierda, vas a cantar', me insultaban, me daban golpes, tirones de orejas o golpes sobre la mesa", reveló ante los telespectadores de Telecinco. "Eso son agresiones", quiso subrayar la presentadora.

"Me sacaron el alma. Me decían que me iba a comer el marrón, que iba a ir a la cárcel", añadió. Hasta llegó a pensar en nombrarse autor de los hechos para cerrar el calvario: "Una de las veces le llegué a decir a mi madre que no sabía salir de ahí y se me pasó por la cabeza inculparme", algo que la propia madre de Jurado relata en el documental de HBO.

"No tenían ninguna prueba contra mí, pero no te sientes en ese momento persona, y al igual que dice Dolores, tienes hasta dudas de si lo habré hecho o si no", reconoció.

A este respecto, el malagueño añade: "Sentí un alivio tremendo cuando me entero que detienen a Dolores, porque ya tenían pruebas de que yo no era y me tuve hasta que autoconvencer que yo no era".

"Cuando tocas tanto fondo y que están a por ti machacándote una y otra vez, sí piensas en decir que he sido yo para que se termine esto", recalca Tony con emoción tras recordar todo lo que pasó sin ser, ni de lejos, el culpable de la violenta muerte de la joven de Mijas (Málaga).

También reconoció que su entorno llegó a dudar o tener incertidumbre sobre él, que "hubo un cierto abandono, sobre todo en el ámbito femenino", ya que no querían quedarse a solas con él.

Aunque el peor "golpe" lo recibió por parte de las autoridades del caso para dejar constancia: "Quien me ha hecho más daño en todo esto ha sido la Guardia Civil, mucho más que Alicia Hornos".

"Me sacaron hasta el alma"
Comentarios