jueves. 22.04.2021 |
El tiempo
jueves. 22.04.2021
El tiempo

La primera sentencia en España sobre un conflicto entre youtubers absuelve a Wismichu

Wismichu y Dalas Review. ARCHIVO
Wismichu y Dalas Review. ARCHIVO
Dalas Review lo había denunciado por supuestas injurias y calumnias

El juzgado de lo Penal número 25 de Barcelona ha absuelto a Ismael Prego, Wismichu, de los delitos de injurias y calumnias de los que había sido acusado por Daniel José Santomé, conocido como Dalas Review, en la primera sentencia dictada en España sobre un conflicto legal entre youtubers.

La jueza, en una sentencia con fecha del 3 de febrero a la que ha tenido acceso Efe, considera probado que Wismichu subió un vídeo a su canal el 4 de octubre de 2017 en el que se refirió a Dalas Review como "un miserable", "psicópata", "muy mala persona", "no es el angelito que todos creéis", "una hiena que aprovecha cualquier momento de debilidad para devorarte", "desgraciado" o "cabrón". Además, aseguró que tenía "varias denuncias" por violencia de género, acoso y abuso sexual, y que daba palizas a su perro Argos.

La sentencia también relata que Dalas Review había colgado varios vídeos en los que había dicho que Wismichu lo amenazaba y le había dedicado expresiones como "no mereces vivir".

La jueza recuerda que en efecto hubo dos denuncias por malos tratos y otra por abuso y ciberacoso sexual contra Dalas Review, las dos primeras archivadas y la tercera resuelta con la absolución del youtuber en una sentencia dictada meses después de que su rival hubiese difundido el vídeo enjuiciado.

La jueza apunta en la sentencia que la intimidad de los dos youtubers está "expuesta" de un modo "consentido"

Wismichu fue acusado de calumnias por mencionar estos casos y acusar a Dalas Review de pegar a su perro, pero la jueza recuerda que esas denuncias "han existido", con independencia de que al final hubiese dos sobreseimientos y una absolución. En cuanto a la denuncia de maltrato animal, la magistrada resuelve que Wismichu se basó en unas conversaciones "auténticas" en las que Dalas admitió que daba palizas a su perro.

"No puede decirse que las imputaciones fueran falsas y con manifiesto desprecio de toda confrontación con la realidad o a sabiendas de su inexactitud, por lo que no puede concurrir el delito de calumnia", argumenta la jueza.

Respecto a las injurias, en la sentencia se apunta que el modo de vida de los dos youtubers es "su imagen pública", que les proporciona "grandes cantidades de dinero" a través de la publicidad que aparece en sus vídeos, en los que "ellos mismos desvelan su vida", por lo que "su intimidad está expuesta" de un modo "consentido". Además, su relación también ha sido objeto de varios vídeos en los que hablan del otro, algo que ambos utilizan "como reclamo para sus seguidores".

En ese contexto, continúa la jueza, en el vídeo de Wismichu tiene "más peso" el "animus criticandi" o el "animus defendendi", es decir, intención de criticar o defenderse, que el "animus injuriandi" o de injuriar.

Durante el juicio, celebrado el pasado 17 de diciembre, Dalas Review pidió que Wismichu fuese condenado a nueve meses de cárcel por calumnias y una multa de 15.000 euros por injurias, mientras que en otro procedimiento que se sigue en la vía civil por los mismos hechos ha solicitado una indemnización de 147.940 dólares.

La primera sentencia en España sobre un conflicto entre youtubers...
ç