El programa 'Crims', de TV3, identifica a una joven hallada muerta en Girona en 1990

La mujer ha sido identificada como Evi Anna Rauter, desaparecida en Florencia un día antes del hallazgo de su cadáver en España
Imágenes del cadáver de Evi Anna Rauter y llena de vida. CRIMS
photo_camera Imágenes del cadáver de Evi Anna Rauter y llena de vida. CRIMS

El programa Crims de TV3 y Catalunya Ràdio, en una investigación junto con Austria TV, ha identificado a una joven de 19 años que apareció ahorcada en las inmediaciones del cementerio de Portbou (Girona) el 4 de septiembre de 1990, según ha informado la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA) en un comunicado este martes. 

La joven ha sido identificada como Evi Anna Rauter, una vecina de Lana, un pueblo situado en el norte de Italia, y la confirmación de su identidad ha sido posible gracias a la familia de la joven, que "durante 32 años ha mantenido viva la búsqueda". 

La Guardia Civil ha explicado a Europa Press que la mujer no está plenamente identificada, pero que se están iniciando los trámites para hacerlo. 

La identificación ha sido posible porque, después de la emisión de un episodio del programa de Austria TV Ungelöst (No resuelto) sobre el caso, la cadena de televisión recibió un correo electrónico de una mujer italiana que apuntaba a que la chica podía ser Evi Anna Rauter, algo que corroboraron los padres de esta a través de fotografías del cuerpo que realizaron la Guardia Civil y el forense. 

"Hemos podido ver que es mi hermana y, ahora, tras 32 años, sabemos cómo acabó", ha afirmado la hermana de la víctima, quien también ha informado de que la familia no tiene ningún documento oficial de la policía. 

Su hermana vio a Evi Anna Rauter por última vez el 3 de septiembre de 1990 en Florencia (Italia), y el 4 de septiembre de 1990, sobre las 8 horas, una vecina de Portbou encontró el cuerpo de la joven -con la misma indumentaria que llevaba- ahorcado cerca del cementerio y alertó a la Guardia Civil. 

Los investigadores, junto con el forense, certificaron en ese momento que se trataba de un suicidio, aunque "indagaciones posteriores han apuntado a otras hipótesis", según aseguran en el comunicado.