Miércoles. 22.05.2019 |
El tiempo
Miércoles. 22.05.2019
El tiempo

A Carbonero le queda una

Sara Carbonero no deja de generar noticias desde que se convirtió en novia del portero de la selección Íker Casillas. Después del famoso beso tras la final del Mundial y de los recientes encuentros de la pareja con gente de la jet set, la última exclusiva sobre su vida la ha dado su propia madre. La exhuberante presentadora no tiene el título de periodismo.

Después de seis años ejerciendo como tal desde sus pinitos en Radio Marca con tan sólo 20 primaveras, Gregoria Arévalo, progenitora de la Carbonero, ha desvelado que a su hija le falta una asignatura para tener el título de periodista. La ajetreada vida profesional de la mujer del momento en España -y medio planeta- es la culpable, según su madre, de que todavía no posea tal acreditación.

En una entrevista concedida a la revista Pronto, Gregoria Arévalo aseguró que el Mundial, en el que Sara trabajó dentro del equipo de Telecinco que dio cobertura al evento futbolístico, le había impedido presentarse al que sería su último examen de la carrera. Ahora tocará ir a septiembre para poder lanzar el birrete al aire.  

Lo cierto es que el no tener título no ha supuesto ningún impedimento para la Carbonero en su incesante escalada laboral. A sus 26 años y después de trabajar en Radio Marca, en la Cadena Ser y en la Sexta, ahora es subdirectora del área de deportes de Telecinco, cuyo propietario, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ya se ha encargado de requerir sus servicios para informar en su productora Mediaset de la actualidad de Jose Mourinho y del Real Madrid durante la próxima temporada.

En plena cresta de la ola, Sara también hará un cameo en la película Los exhibicionistas. Y todo ello después de codearse en los últimos días con auténticas figuras del papel couché como Eva Longoria o Alejandro Sanz.

A Carbonero le queda una
Comentarios