Síndrome de la 'autocervecería': un conductor evita una multa por padecer esta dolencia

Se trata de una enfermedad infradiagnosticada que provoca embriaguez sin haber ingerido alcohol
Prueba de alcoholemia. DP
photo_camera Prueba de alcoholemia. DP

Dar positivo en un test de alcoholemia sin haber ingerido ni una gota. Fue lo que le ocurrió –en varias ocasiones– a un belga de 40 años acusado de conducir ebrio que finalmente fue absuelto tras confirmar que padece una extraña dolencia conocida como síndrome de la autocervecería o autofermentación.

Esta enfermedad afecta al sistema digestivo y provoca que los hidratos de carbono se fermenten produciendo alcohol. El efecto del etanol en la sangre es similar al que se produciría con la ingesta de bebidas alcohólicas y provoca síntomas de intoxicación etílica: pérdida de equilibrio, dificultad para hablar o caminar, confusión, mayor irritabilidad...

El diagnóstico de varios médicos fue clave para que este ciudadano belga –que desconocía que padecía este síndrome– se librase de pagar una multa por conducir ebrio tras dar positivo en dos test de alcoholemia en abril y mayo de 2022. Anteriormente, en 2019, ya había sido condenado por las mismas razones y además de imponerle una sanción el juez decidió suspenderle temporalmente su permiso de conducir.

Las personas que padecen esta dolencia deben seguir una dieta baja en hidratos de carbono para evitar que se produzca esa fermentación alcohólica.

Comentarios