sábado. 04.12.2021 |
El tiempo
sábado. 04.12.2021
El tiempo

Tirma Pérez: "Dolores Vázquez estaba muerta de miedo, se derrumbó al ver sus imágenes"

Tirma Pérez Escuredo, en Madrid-Web. EP
Tirma Pérez Escuredo, en Madrid. EP
Tras ser encarcelada injustamente 519 días por el asesinato de Rocío Wanninkhof, Dolores Vázquez rompe dos décadas de silencio en una serie que es el bombazo del año. Detrás de este logro se encuentra la guionista gallega Tirma Pérez Escuredo, que habla de los entresijos de un documental que juega un papel reparador para Loli de cara a la sociedad.

Licenciada en Historia, reportera, locutora y ahora guionista de uno de los documentales que está en boca de todos. La gallega Tirma Pérez desvela cómo se fraguó el exitoso Dolores, la verdad sobre el caso Wanninkhof’, disponible en HBO Max y que este domingo emite el primer capítulo en Telecinco. 

¿Cómo surgió su participación en este proyecto sobre un caso que mantuvo a todo un país en vilo? 
Todo el mundo lo recuerda, yo también, porque tengo casi la misma edad que tendría ahora Rocío Wanninkhof. Tuve la suerte de que la directora de la serie, Noemí Redondo, contase conmigo para recordar un caso que es parte de la historia reciente de España. 

¿Cómo se logra que tras 20 años Dolores hable por primera vez? 
Fue muy difícil, pero se consiguió. Una de las productoras ejecutivas, Toñi Moreno, cubrió el caso cuando era jovencita y entabló una amistad con Dolores que nos valió de salvoconducto para acercarnos a ella e intentar convencerla de que había llegado el momento. 

¿Cómo recuerda la primera vez que vio a Loli (tal y como la llaman en el documental)? 
La primera vez que me encontré con ella fue cuando salía de comer con la directora y con la productora ejecutiva, días antes de que empezásemos a grabar las entrevistas en Madrid. Ella estaba muerta de miedo y de desconfianza. Pero la directora y todo el equipo lo sabían y se ocuparon de que se sintiese lo mejor posible durante todas las jornadas de grabación. Y lo consiguieron. El día que le pusimos las imágenes de su vida en aquella gran pantalla se derrumbó, fue de los momentos que recuerdo con mayor congoja. Se hizo un silencio sepulcral en el equipo, todos aguantamos las lágrimas. 

Se ha dicho que ha cobrado por conceder la entrevista. ¿Es cierto? 
La verdad es que no lo sé. Lo que sí es cierto es que no fue indemnizada como se merecía por el Estado y lo perdió todo. Su vida, sus ahorros, sus relaciones personales, su estatus laboral, su reputación, su autoestima, su salud mental... 

El guion tuvo vida propia. Fantaseamos con un final con Dolores en una facultad de Derecho ovacionada por estudiantes

¿Por qué no participaron los hermanos de Rocío? 
El hermano de Rocío, Guillermo, jamás ha hablado con los medios. Y Rosa Blanca, que en aquellos años sí tuvo mucha exposición mediática, hace ya tiempo que no quiere saber nada del tema. No creo que sea fácil para ella remover lo ocurrido y admitir que se equivocaron. De hecho, ella preferiría que su madre no hubiese participado en el documental. 

¿Por qué cree que Alicia Hornos sigue convencida de que la asesina de su hija Rocío es Dolores? 
Sinceramente, creo que ya no lo piensa, aunque siga diciendo que Tony King fue contratado por Dolores. Pero no se atreve a recular por un extraño orgullo que permanece en ella. 

Uno de los asuntos que genera más incógnitas es la bolsa que dice Alicia Hornos que le dejaron en su casa con ropa interior y sangre de Rocío. ¿Pretendían volver a inculpar a Dolores? 
Claro que lo pretendían. En la bolsa, además, había tabaco del que fumaba Dolores. Pero no se puede aceptar una prueba donde se ha roto la cadena de custodia. ¿Quién colocó la bolsa frente a la casa de Alicia? No lo sabremos. 

¿Cómo puede ser que Robert Graham, el presunto cómplice de Tony King, no haya sido condenado? 
Esa es la gran incógnita y quizá la otra gran injusticia no resuelta de los crímenes de Sonia Carabantes y de Rocío Wanninkhof. Desde el principio hemos creído que hay un agujero oscuro y siniestro que queda por resolver en este caso. Y ese es Graham. 

¿Se plantearon hacer un encuentro entre Alicia y Dolores? 
Desde el principio. Por eso hay que ver la serie y no caer en la tentación del spoiler… 

El guion equilibra datos exactos de la investigación, la base de la defensa y la acusación con un retrato emocional de Vázquez. Todo ayuda a empatizar con la protagonista y la aleja de esa figura fría que vendió la prensa. 
En realidad, yo creo que sí es una persona fría. Pero también noble. Y un rasgo de carácter no puede ser un argumento contra ella en un caso de asesinato. También decían que no sonreía, que no lloraba, que tenía cara de antipática… O que tenía mucho carácter y le gustaba mandar… Pues claro, era la directora de un hotel de cinco estrellas en la Costa del Sol. 

Algunas críticas dicen que el documental ha dado a Dolores el lugar que la Justicia nunca le ha dado. 
El documental juega un papel reparador para ella, sobre todo de cara a la sociedad. Pero la serie es solo un producto audiovisual y lo que necesitaría Dolores es una justicia restaurativa en lo económico. El propio fiscal Montijano, su ‘bestia negra’ durante el juicio, también lo ha reclamado. Aunque ha dicho que no le pediría perdón. 

Fueron muchos años de sufrimiento y la herida sigue sin cerrar para Dolores. ¿Ese perdón que ella pide por parte de la Guardia Civil y las autoridades sería muy necesario para que encuentre la paz? 
No sé si ya lo necesita, pero siempre lo ha pedido, sí. La fiscalía se equivocó, pero es que la Guardia Civil siguió intentando incriminar a Dolores incluso después de haber aparecido Tony King. Y eso ya es otra cosa. Confieso que la directora y yo fantaseamos un tiempo con terminar el último capítulo con Dolores entrando en el paraninfo de una facultad de Derecho, caminando de espaldas, entre una cerrada ovación de cientos de estudiantes. Pero ni el covid ni el propio guion nos llevó por ese camino… 

¿Está conforme con el resultado final o hubiera cambiado algo? 
Es imposible decir que no cambiarías cosas, entrevistas que nos hubiera gustado tener... Pero el resultado de la serie es muy bueno, producto del trabajo de un gran equipo muy bien dirigido. Creo que está gustando mucho. 

¿El guion se mantuvo intacto o tuvieron que cambiarlo? 
Trabajamos en un pre-guion que fue cambiando muchísimo a medida que hacíamos las entrevistas, tejíamos el relato, equilibrábamos la estructura de los capítulos... Y el guion tuvo vida propia en la sala de edición, pero es que en los documentales suele ser así.

Vivo en Madrid porque soy una ‘exiliada’ más del audiovisual, pero Lugo es mi referencia

El caso fue sin duda uno de los más mediáticos en España, ¿cree que 20 años después los medios han aprendido de los errores? 
Creo que no. Están más claras las líneas rojas, pero los medios siguen influyendo demasiado en la opinión pública y mantienen su atracción por la tragedia aunque sea disfrazada de buenas intenciones. La cobertura del caso de Julen, por ejemplo, fue terrible. 

Vive en Madrid pero tiene raíces lucenses. ¿Qué nos puede contar sobre su relación con la provincia? 
Vivo en Madrid porque soy una exiliada más del audiovisual, pero Lugo es la ciudad donde crecí, mi referencia junto con Viveiro. Aquí están mi familia, mis amigas, mis recuerdos… Es el lugar hacia donde oriento siempre la brújula. 

Fue reportera en Españoles por el mundo, de TVE. ¿Cuántos países ha conocido? Supongo que descubrir otras culturas mientras trabaja es realmente satisfactorio. 
Sí, fueron cinco años, más de 40 países y el recuerdo de una época profesional fascinante. Aprender mientras trabajas es de lo mejor que te puede pasar. Pero también desgasta. 

¿En qué proyectos trabaja actualmente? 
En otra serie documental sobre un personaje muy mediático de la que no me dejan contar mucho más...

Tirma Pérez: "Dolores Vázquez estaba muerta de miedo, se derrumbó...
Comentarios
ç