Toni Garrido: ''Al final, hablar de la red es hablar de la vida''

Una de las voces más graves de la radio española se cuela en La 2 de TVE con un nuevo programa, en el que intenta de matizar conceptos a expertos e inexpertos de la red.

Hace un mes borró sus cuentas personales de Facebook y Twitter. ¿Está usted dentro de La nube o se ha salido?
Estoy totalmente dentro de ella. Afortunada o desafortunadamente, dedicándonos a esto, estamos en la nube queramos o no. Yo manejo todas las cuentas de mis programas. Solo pretendo que mi yo esté un poco al margen. Si no, sería una locura. Mi perfil tampoco lo atendía como se debe.

¿Pero estaría en las redes sociales si no fuese famoso?
No sé muy bien si soy famoso y, en tal caso, no me interesa la fama como tal. Lo que permiten las redes sociales es fabuloso: múltiples formas de interactuar y hacer llegar comentarios que, por supuesto, utilizamos. Simplemente, he dado un paso atrás en lo personal por todo aquello a lo que me exponía con la escasa privacidad que hay.

Dijo un día que ''Rommey vs. Obama no es un trending topic interesante''. ¿Qué trending topic le gustaría ver?
Hay muchos que me parecen maravillosos, en los que la gente opina sobre temas de interés colectivo. Podemos ver ahora mismo en Twitter #periodismo y debajo #frasesdemimadre. No está reñido ser consciente de la realidad con ser elocuente y divertido. Un trending topic tiene una duración media de 13 minutos y, por supuesto, esta forma de organizar los temas no siempre es la que entendemos como lógica. Muchas veces nos dejamos llevar por alguien que nos dice que debemos opinar sobre algo. Solo reivindico que reflexionemos sobre nuestras propias opiniones.

Prefiere leer un tocho de 500 páginas a dejarse llevar por las redes sociales. Pero, ¿es de libro o de tablet?
De libro. Tengo tablet y lector de libros y los considero superútiles para los viajes, por ejemplo. Pero a mí me gustan los libros, las páginas. Supongo que tienen que ver los hábitos y que nuestros hijos tendrán otros diferentes. Me sigue gustando leer en papel, y mucho. Creo que le damos demasiado valor a los resúmenes. Ocurre en el periodismo científico: simplificar la información no es lo mismo, al dejar atrás tantos detalles se acabe convirtiendo la historia en algo que no es realidad.

En su página, pese a haber dicho que le horrizaban las ''historias en 140 caracteres'', hay un concurso que anima a la gente a convertirse en autores twittearios.
No es que no me guste, solo digo que una cosa debe ser compatible con la otra. No debemos olvidar las novelas. Debemos conseguir que una cosa no haga desaparecer a la otra.

Hemos vuelto a La nube. ¿Quién está al margen de ella?
Ese es el gran problema que tenemos en España. Y los nuevos recortes favorecerán aún más las diferencias sociales, no tanto de clase, sino más bien morales. Tenemos una de las mejores redes sociales que existe: la familia, que es la que permite que este país siga en pie y no nos echemos a la calle a atracar supermercados. Pero me preocupa que aumenten las diferencias entre quien tiene acceso a la información y quien no. Están anunciando la supresión de clases para mayores, con lo que los que no pudieron estudiar se quedarán aún más al margen.

La multimedialización de los jóvenes pasa por la escuela, pero ¿quién educará a los que vivieron la etapa pre-internet?, ¿se dirige su programa a ellos?
La nube se dirige a todos, a los que saben y no saben utilizar internet. A todos por igual. Los unos, porque quizás con el exceso no se han parado a pensar en lo que están haciendo, y los otros, para ayudarles a empezar a manejarlo. Es una temática concreta, pero con muchas aristas, y serán tratadas todas, poco a poco. Al final, hablar de la red es hablar de la vida.

El uso de internet se merece un mensaje responsable... y que infunda responsabilidad.
El sistema paternalista en que vivimos y la infantilización de la sociedad provocan que muchas veces tratemos de evadir nuestras responsabilidades. Un emisor tiene una responsabilidad; los medios de comunicación la tienen, y no solo los medios públicos. No se ciñe a cómo se tratan las noticias, sino también a qué noticias se incluyen. Pero nosotros también tomamos parte. Es nuestra responsabilidad exigirles que cumplan con su deber, así como lo es decidir cómo nos informamos, en qué ganamos o perdemos nuestro tiempo, y conseguir hacer de la red algo útil.

Ese ''y no solo los públicos'', ¿se refiere a la opinión de la gente o a la diferencia real que hay entre una cadena pública y otra privada?
Hablo de los medios en sí mismos. La gente debe exigir responsabilidad a la hora de informar. Luego, cada uno tiene su propia responsabilidad de elegir con quién y de qué maneralo hace. No nos interesa todo, por lo que solemos acudir a un medio que nos cuenta las cosas como queremos oírlas. Esto, desde una prespectiva ideológica, no está bien. Olvidamos el escuchar argumentos, el debate.

¿A quién le gustaría llevar como invitado al programa?
Cuando entras en algo nuevo empiezas a conocer a un montón de gente ¡tan interesante! Te asombras de tantos brillantísimos textos que encuentras de tantos buenos autores de los que nunca habías oído hablar. Sus nombres no congregan a miles de personas, pero son realmente los más interesantes. Cuanto más profundizas, más inabarcable se vuelve.

El mensaje del programa es claro... y digital. ¿Por qué en la televisón?, ¿no podría triunfar del mismo modo en internet?
Sí, tendría todas las posibilidades si la calidad y el interés son válidos. En España tendemos a pensar que si algo es interesante es un ladrillo, y que si algo es importante, es aburrido. Hay distintos tonos, como distintas plataformas, pero todo es compatible. Lo que hace diferente ahora a los contenidos son su calidad y su interés. Los formatos ya no se discriminan.

Ha experimentado las críticas como periodista y como escritor. ¿Qué duele más?

Yo no me considero escritor como tal. Me paso el día escribiendo y, de hecho, es lo mejor de mi trabajo. Cuando guionizas, todo es perfecto en tu cabeza. Después es cuando algo puede fallar. A pesar de haber publicado libros, no me tengo por un autor, por lo que no me tomo en serio las críticas.

Profesionalmente, lo hemos visto subir peldaño a peldaño. ¿Cuál fue el paso más importante?
Lo más importante, pese a sonar a tópico, es la familia. Los que te apoyan cada día, lo que llena tu vida. Eso es éxito, el resto es complementario. El paso más importante fue venir a Madrid y comenzar a buscarme la vida.

Lo vemos hacer mil cosas diferentes, incluso comentar los Goya. ¿Se ha dejado algo por el camino?
No lo tengo muy claro, además siempre queda mucho por hacer. Sí es cierto que me hubiese gustado ser deportista de élite.

¿Practicaba algún deporte?
Si consideramos fumar un deporte... puede. De otro modo, me temo que no.

''NO ME VEO SIENDO EL NUEVO IÑAKI GABILONDO''
Dijo de la radio que era el mejor medio que existe. Es, además, su gran amor desde muy pequeño...

Es imbatible, con mucha diferencia. Con respeto a mis compañeros de otros medios, la radio es el más vivo. Todo lo que tiene, la cercanía, la inmediatez... Han pasado cien años y este invento cada día va a más, por algo será. Las cifras de audiencia, la vivacidad... quizás son las mayores de su historia.La radio ha sobrevivido por eso, es moldeable y se adapta a las necesidades de la gente.

¿Está con Asuntos propios donde le gustaría estar?
Totalmente. Con mucho que aprender y que mejorar, pero es el sitio perfecto, en una emisora pública que ha demostrado estar más viva que nunca, con un equipo fantástico.

¿Se vé como el futuro Gabilondo o Francino, liderando las mañanas?
Sinceramente, no. Me imagino la mala cara de tanto madrugar... No me va la mañana. Estoy encantado donde estoy.

Pronto podrían cambiar las cosas, dadas las intenciones del Gobierno. ¿Se moverán muchas sillas?
Ahora mismo lo que me preocupa es el programa de esta tarde. Me parece que hay muchos problemas en la sociedad española y que unos medios públicos libres y rigurosos son fundamentales, pero todos somos maduros. El mundo cambia todos los días, no debemos temer a eso. Si esta tarde hacemos un buen trabajo, las posibilidades de seguir delante del micrófono aumentan exponencialmente.

Es imposible hablar de Asuntos propios sin mencionar a su pareja de hecho, Tom Kallene...
Sí, un tipo excepcional, un genio. Probablemente, la persona más culta que conozco. Es uno de esos seres excepcionales que pasan desapercibidos hasta el día que entran en tu vida. Iba a hacer una colaboración puntual, pero finalmente se quedó con nosotros. Tom cala mucho en la gente, tiene una gran facilidad para hacernos apreciar cosas que no vemos.

DE CERCA

Lugar y fecha de nacimiento
Felanitx, Mallorca, el 18 de mayo de 1973

Comienzos en la radio
Apasionado de la radio desde niño, con 14 años realizó su primer curso sobre el citado medio y, con 18, ya tenía su propio programa en Radio Mallorca bajo el título de A cara descubierta.

En 1993 se trasladó a Madrid para continuar con su carrera en la Ser.

Desembarco en televisión
Desde 1997 compaginó su trabajo en las ondas con la televisión. Debutó como hombre del tiempo en Telemadrid y, desde entonces, le hemos podido ver como colaborador o presentador de espacios como Buenos días, Mundo mundial, Alcalá club o Caiga quien caiga.

Actualidad
Presenta y dirige los programa Asuntos propios, en RNE, y La nube, en La 2 de TVE.

Vida privada
Está casado con la periodista Celia Montalbán y tiene una hija.

Comentarios