Los turrones más raros triunfan esta Navidad: chupa chups, jamón o dónut

La industria española del dulce ha percibido en los últimos años una tendencia por experimentar en los consumidores, por eso el 60% de los lanzamientos son innovadores ► Los sabores más tradicionales de almendras, yema tostada o chocolate comparten espacio con los de palomitas, galletas o umami cacao
La industria del turrón se reinventa para ofrecer sabores únicos. TORRONS VICENS
photo_camera La industria del turrón se reinventa para ofrecer sabores únicos. TORRONS VICENS

Si hay un dulce navideño que consigue reinventarse cada año que pasa, ese es el turrón. La industria española del dulce busca sorprender esta Navidad con nuevos sabores y texturas, como los turrones de jamón, de chupa chups fresa y nata, de donuts, de umami cacao, de galleta caramelizada o de chocolate con palomitas, entre otros, sin dejar de lados los sabores más tradicionales.

La patronal del sector, Produlce, ha explicado que los gustos y las preferencias de los consumidores de dulces navideños como el turrón o el mazapán están cambiando y que, aunque se mantienen las preferencias por los sabores y formatos "de siempre", se percibe una tendencia o gusto por experimentar en los últimos años.

De ahí la apuesta de la industria por explorar con nuevas texturas, aromas o combinaciones de ingredientes, han señalado desde la asociación.

Según los datos un informe de Produlce, los turrones y mazapanes han incorporado el rediseño y la "innovación radical" -la más transgresora- en el 60% de los nuevos lanzamientos de dulces propios del periodo navideño.

Este año llaman la atención el turrón umami cacao de Virginias, con una mezcla de ingredientes que van desde la crema de pulpa de cacao al praliné de avellanas pasando por el chocolate con cacao criollo los y nibs de cacao tostados.

También destacan el turrón de galleta caramelizada de Delaviuda, que promete una textura cremosa y ligera, o el turrón de chocolate con palomitas de Lacasa, con su mezcla de sabores dulces y salados y efecto "crunchy". También se encuentra el de donut, de la mano de los chefs José Andrés y Albert Adrià.

El turrón de jamón serrano de Torrons Vicens, elaborado a base de praliné de almendra tostada y jamón con almendras picadas, busca romper esquemas por su originalidad; lo mismo que el turrón de chupa chups de fresa y nata elaborado con praliné de almendra, nata y fresa con crujiente de ese caramelo y recubierto con chocolate blanco y chocolate ruby. En todo caso, Produlce asegura que la variedad de productos más tradicional, como el turrón de almendras y miel, el de yema tostada, el turrón duro o los mazapanes de almendra van a seguir estando muy presentes en todas las cestas de la compra estas Navidades.

"Estamos ante un producto claramente tradicional que sabe, también, mostrar su lado más actualizado y vanguardista, gracias a la apuesta de nuestras compañías por la innovación, la calidad, alianzas con gastronomía, etc.", recalcan desde Produlce.

Atendiendo a los datos de consumo de 2022, el gasto per cápita en turrones y mazapanes fue de 5,59 euros y la categoría aportó el 4,8 % del total de la facturación global de la industria del dulce española en 2022, que ascendió a 6.757 millones de euros.

En detalle, esta categoría alcanzó en el año 2022 los 325,5 millones de euros de facturación, un 4 % más que en 2021, aunque con una caída de los volúmenes del 8,4 %.

Para este año, la patronal ha señalado que espera "un crecimiento bastante equilibrado", tanto en volúmenes como en facturación, en torno al 3 o 4 por ciento.

Atendiendo únicamente al marco de los dulces de Navidad, los turrones y mazapanes son los grandes protagonistas en términos de valor (86,9%), aunque en el reparto de volúmenes el grupo de «otras especialidades» sube hasta alcanzar un 20,7% del total.

Aunque el consumo interno es el mayoritario en la categoría (80% del total), Produlce destaca el alcance que tienen los productos españoles a nivel internacional en estas fechas festivas.

Así, ha recordado que en 2022 la facturación de las ventas al exterior de turrones y mazapanes marcó otro nuevo récord, alcanzando 67 millones de euros de saldo comercial y siendo esta categoría la tercera contribuyente neta del sector del dulce en este apartado.

Las exportaciones de turrones y mazapanes españoles crecieron el pasado año un 2,9% en Reino Unido y hasta un 28,5% en Estados Unidos, que son los dos principales destinos, mientras que Polonia ocupó el tercer lugar y duplicó el consumo de estos productos marca España.

La patronal Produlce subraya la aportación al empleo de esta categoría, que aumentó hasta un 10% en el 2022, lo que la convirtió por segundo año consecutivo en la mayor generadora de empleo en todo el sector.

Comentarios