jueves. 22.04.2021 |
El tiempo
jueves. 22.04.2021
El tiempo

La variante japonesa amenaza con ser resistente a las actuales vacunas

Varias personas en el metro de Osaka, ciudad en la que ha habido un repunte de casos de coronavirus. EFE
Varias personas en el metro de Osaka, ciudad en la que ha habido un repunte de casos de coronavirus. EFE
Esta nueva cepa se caracteriza porque disminuye la capacidad de los anticuerpos generados por los fármacos

El coronavirus no deja de mutar y las nuevas variantes proliferan en todos los rincones del globo. Conocidas de forma coloquial por el gentilicio del país donde surgen (británica, surafricana, brasileña, nigeriana, ugandesa, californiana...), ahora un hospital de Tokio ha detectado una nueva versión del SARS-CoV-2 que se suma a todas las anteriores y preocupa por los posibles efectos en la población: la japonesa. 

Esta variante presenta la mutación E484K, también conocida como Erik y compartida por la versión surafricana y brasileña del coronavirus. Se trata de una modificación en el SARS-CoV-2 que reduce sensiblemente la efectividad de las vacunas, porque disminuye la capacidad neutralizante de algunos de los anticuerpos producidos al estimular la respuesta inmune que bloquean la entrada del virus en las células. No obstante, también preocupan sus posibles consecuencias en la transmisibilidad de la enfermedad, aunque por el momento no se ha demostrado que sea más contagiosa que las ya aparecidas en otros países. 

La OMS dejará de ponerles nombres para no "estigmatizar" a los países

Este descubrimiento se produce durante un nuevo repunte de contagios que ha afectado especialmente a la ciudad de Osaka y a las prefecturas de Hyogo y Miyagi y apenas unos meses antes de que comiencen los Juegos Olímpicos en Tokio, pospuestos el año pasado a causa de la pandemia. 

Esta nueva variante fue detectada por el Hospital de la Universidad Médica y Dental de Tokio, que constató que alrededor del 70% de los pacientes testados en marzo por covid-19 se habían infectado con ella. El centro realizó la secuenciación de las 14 personas positivas y comprobó que 10 se habían contagiado con este virus mutado. 

Además, en enero y febrero, 12 de los 36 pacientes infectados de covid-19 eran portadores de la mutación, y ninguno de ellos había viajado recientemente al extranjero ni había estado en contacto con personas que lo hubieran hecho, según el informe del hospital. 

Con respecto a la denominación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que a partir de ahora dejará de utilizar países para denominar las variantes por la estigmatización que produce.

La variante japonesa amenaza con ser resistente a las actuales vacunas
Comentarios
ç