Vishing: qué es y cómo evitar este tipo de estafas

Se trata de un fraude en el que, a través de una llamada de teléfono, los ciberdelincuentes engañan a personas para que revelen datos confidenciales
Una persona hablando por teléfono. PIXABAY
photo_camera Una persona hablando por teléfono. PIXABAY

En los últimos tiempos se han detectado numerosas formas de ciberestafas cuyo uso varía por épocas. En las últimas semanas, una de las prácticas más repetidas en España es la conocida como vishing, pero ¿en qué consiste?

El vishing, también conocido como el timo de la doble llamada, consiste en un tipo de estafa en la que los ciberdelincuentes suplantan la identidad de los empleados de algunos servicios –como la telefonía o las entidades bancarias–, para acceder a información confidencial del usuario.

¿Cómo se lleva a cabo el vishing?

Según informan los expertos sobre delitos telemáticos, el modus operandi de los que practican el vishing suele ser el siguiente:

  • La víctima recibe una llamada en la que el ciberdelincuente se hace pasar por empleado de una empresa u organización. En este primer paso, esta persona informará de un problema que debe ser subsanado –un cargo a una cuenta bancaria, por ejemplo– o mostrará interés por ofrecer lo que parece una gran oferta –como puede ser una bajada del precio contratado con una compañía telefónica–.
     
  • Para dar veracidad a esta suplantación de identidad, es probable que una segunda persona llame a la víctima poco después –de ahí lo de la doble llamada– dando información sobre el primer contacto telefónico o simplemente haciéndose pasar por una empresa distinta que puede solucionar o mejorar las falsas condiciones ofrecidas anteriormente. Su plan suele ser el de asustar en la primera llamada para ofrecerte la solución en la segunda.
     
  • Una vez sembrado el pánico en la víctima, los asaltantes le pedirán algunos datos confidenciales o le pedirán el código de seguridad que muchas compañías envían a través de sms para acceder a una determinada cuenta personal. Sea como fuere, el plan es el de entrometerse en cuentas bancarias o plataformas digitales para culminar su robo.

¿Cómo evitar la estafa?

La Guardia Civil, que alerta de un aumento de casos de vishing en este año 2024, ofrece una serie de consejos para que los usuarios no caigan en la trampa de los delincuentes.

  • Verifica la identidad del llamante. Si te aparece un número desconocido en la pantalla del teléfono, una alerta de spam o no te convence la fiabilidad de tu interlocutor, debes comprobar el número de teléfono en Google para ver si está relacionado con algún tipo de fraude.
     
  • Desconfía de aquellas llamadas que denoten urgencia o apuro. Los ciberestafadores suelen trasmitir que hay problemas o se ha identificado actividad sospechosa para que la víctima actúe rápidamente sin pensar con claridad.
     
  • Si te ofrecen promociones demasiado ventajosas, desconfía. Los ciberestafadores intentan captar tu atención anunciándote premios o propuestas seductoras para que facilites datos por miedo a perder la oportunidad.
     
  • Cuando recibas una llamada sospechosa de fraude, no realices ninguna acción. Contacta tú directamente con la entidad bancaria, buscando el número de teléfono en su página web oficial.
     
  • No devolver nunca la llamada.
     
  • No facilitar claves de acceso o códigos de un solo uso (OTP). Las entidades bancarias no te llamarán para solicitarle información confidencial.
     
  • Bloquea los números de teléfono fraudulentos. De esta manera conseguirás que no se vuelvan a poner en contacto contigo.

Comentarios