Activo un fuego en Viana de Bolo que quemó más de 200 hectáreas

Los cuatro incendios afectan a la provincia de Ourense

Un incendio forestal en el municipio orensano de Viana do Bolo permanece todavía activo tras arrasar una superficie de más de doscientas hectáreas, mientras que otros tres fuegos, también en la provincia de Ourense, han sido controlados, informó este domingo la Consellería de Medio Rural. Según datos facilitados a las 09:30 por ese departamento de la Xunta, el incendio detectado a las 14:13 horas de este sábado en la parroquia de Pradocabalos, en Viana do Bolo, ha quemado unas 213 hectáreas de terreno.

En la zona se encuentran 26 brigadas, siete agentes forestales y un técnico trabajando en las labores de extinción con ayuda de doce camiones motobomba y cinco palas mecánicas, y con el apoyo aéreo de cinco helicópteros y seis aviones.

Otro incendio registrado también este domingo a las 13:40 horas en el mismo municipio de Viana do Bolo, aunque en la parroquia de Pexeiros, ya se encuentra controlado desde las 23:42 horas de anoche tras arrasar unas 70 hectáreas de monte, según cálculos también provisionales facilitados por el citado departamento de la Xunta. En la zona hay todavía quince brigadas y siete agentes forestales con siete camiones motobomba y dos palas mecánicas, y la ayuda de siete helicópteros y dos aviones para intentar extinguirlo.

Asimismo, ha quedado controlado a las 07:51 horas un fuego detectado este sábado a las 15:30 horas en la parroquia de Cernado, en el municipio orensano de Manzaneda, tras quemar unas 250 hectáreas de zona boscosa en una zona protegida de la Red Natura 2000. En las labores de extinción aún se encuentran en la zona dieciocho brigadas, cinco agentes forestales y un técnico equipados con seis motobombas y dos palas mecánica, así como la ayuda de tres helicópteros.

También ha quedado controlado a las 02:00 horas de esta madrugada otro incendio detectado a las 16:10 horas de este sábado en la parroquia de Cudeiro, en el municipio de Ourense, que quemó unas 35 hectáreas y amenazaba con llegar a zonas habitadas.

La Xunta decidió de manera preventiva la tarde de este sábado aplicar la denominada situación 2 de alerta, ante el riesgo de que las llamas alcanzaran viviendas de la zona, y la desactivó a las 19:43 horas de este sábado al controlar la situación. En el perímetro del incendio todavía hay catorce brigadas, siete agentes forestales y un técnico, equipados con diecinueve camiones motobomba y el apoyo aéreo de dos helicópteros y nueves aviones.

Entre los numerosos incendios detectados en las últimas horas en la provincia de Ourense figura también uno registrado a las 16:35 horas de este sábado en la parroquia de Santigoso, en el municipio de O Barco de Valdeorras, en el que un bombero tuvo que ser trasladado a un hospital cercano al resultar afectado por la inhalación de humo en las labores de extinción. Según fuentes de la Consellería de Medio Rural el hombre permanece en "observación", pero su estado "no reviste gravedad".

El incendio quemó una docena de hectáreas y todavía tratan de extinguirlo otros siete brigadas y cuatro agentes forestales con un camión motobomba y una pala mecánica.

Comentarios