Detenidos por agredir a dos agentes

La Policía Local de Vigo ha detenido en las últimas horas a dos varones por sendas agresiones a agentes de la autoridad, el primero en las inmediaciones de una cafetería donde varios jóvenes ebrios estaban causando molestias a los clientes y el segundo tras robar de un tirón el bolso a una mujer.

El primer incidente tuvo lugar sobre las 20:45 horas de ayer cuando una patrulla fue requerida por una transeúnte en la calle Antón Beiras en la confluencia con la Travesía de Vigo para que acudiera a una cafetería en cuyos exteriores varios jóvenes bebidos causaban molestias, informaron fuentes policiales.

Tras proceder a su identificación sin que se produjeran "hechos reseñables", los agentes observaron cómo un varón, A.V.S., de 34 años, escupió en los asientos de sus motos y le pidieron la documentación, a lo que éste respondió con insultos y braceos e intentó marcharse del lugar.

Cuando fue interceptado por uno de los agentes le propinó varios puñetazos en el pecho que le hicieron perder el equilibrio y caer al suelo, motivo por el que fue detenido.

Posteriormente, a las 21.35 horas, otra patrulla sorprendió a un joven que portaba un bolso de señora y que cruzó bruscamente la calzada en la calle Urzáiz, lo que obligó a un vehículo a frenar en seco para evitar el impacto.

Los agentes siguieron al joven, G.R., de 18 años, a pie debido a que ciertas calles por las que se introdujo eran contrarias al sentido de la circulación.

Al llegar a la plaza de la estación se ocultó y comenzó a manipular el bolso, del que se deshizo cuando los policías lo volvieron a localizar y emprendió la huida en dirección a la calle Alfondo XIII, donde, al ser alcanzado y sentirse acorralado, propinó varias patadas y braceos que alcanzaron a los policías.

Los agentes localizaron luego a la mujer víctima del robo, quien manifestó que cuando caminaba por la calle Escultor Gregorio Fernández fue sorprendida por detrás por el detenido, que le arrebató de un tirón el bolso que llevaba al hombro, y a consecuencia de ello cayó al suelo y se lastimó en una rodilla y un codo.