A prisión tras ser detenido ocho veces en un mes por hacer 'simpas'

Un hombre acumula 30 arrestos por negarse a pagar las cuentas en bares y restaurantes de Zaragoza. La última era por una cena de casi 60 euros.
Mesa de un restaurante. PIXABAY
photo_camera Mesa de un restaurante. PIXABAY

Un hombre de 47 años, que ha acabado en prisión provisional, acumula una treintena de detenciones en Zaragoza desde 2016 por negarse a pagar las cuentas en los bares y restaurantes donde come. El último arresto de Antonio Miguel G.M. data del pasado día 9, según la Policía Nacional. Y fue el octavo en el último mes.

Se le imputan delitos leves de estafa, puesto que lo consumido varía entre los 13 y 97 euros, pero ahora se ha decretado prisión provisional porque el hombre no aportaba domicilio conocido ni fiabilidad de presentarse ante el juez cuando fuera requerido.

En su último simpa, Antonio Miguel G.M. se negó a abonar la cuenta de una cena de casi 60 euros y los responsables del local llamaron a la Policía, que habló con él. Dijo que no llevaba dinero y que no tenía intención de pagar, por lo que lo detuvieron por un delito leve de estafa.

Desde la Policía Nacional indican que se han realizado más intervenciones con esta persona en el último mes, aunque los perjudicados no quisieron interponer denuncia y perdonaron la deuda.

En enero de 2018, la Audiencia de Zaragoza lo condenó a una multa de tres euros diarios durante tres meses por un delito leve de estafa al no abonar una consumición que ascendía a 49 euros.

Según informa el Heraldo de Aragón, la Fiscalía solicitaba entonces penas de prisión, pero la condena acabó siendo más leve.

Juega a favor del hombre la doctrina del Tribunal Supremo que establece que en casos de delitos leves no se puede aplicar la agravante de reincidencia para evitar "penas desproporcionadas".