miércoles. 19.01.2022 |
El tiempo
miércoles. 19.01.2022
El tiempo

Una mariscadora advierte que si la Xunta no le paga los atrasos le embargarán su casa

Una mariscadora de la Cofradía de Barallobre del municipio coruñés de Fene, denunció hoy que una entidad bancaria está a punto de iniciar el proceso para embargo de su casa porque la Consellería del Mar todavía no ha ingresado su sueldo de unas labores de limpieza de la ría.

Mercedes Rodríguez, de 59 años, señaló en una conferencia de prensa en las dependencias del sindicato CIG en Ferrol que el citado departamento de la Xunta aún no ha ingresado en su cuenta bancaria el salario de esos trabajos efectuados entre finales de 2011 y principios del 2012.

Esposa de mariscador y madre de cinco hijos, la mujer afirmó que la Xunta le debe 5.575 euros mientras la entidad Novagalicia Banco le reclama unos 2.500 euros por los atrasos en cuotas y recibos.

La mariscadora aseguró que el retraso en abonarle el salario ha puesto a su familia en una situación límite y apuntó que tiene a su cargo a dos hijos incapacitados por distintas razones.

También añadió que tiene un nieto de 13 años que vive en una casa que están a punto de embargare por haber avalado a su hijo menor, también mariscador, en la compra de una embarcación adquirida años atrás por 30.000 euros.

"Mi casa me costó 60 años a pulso. No pido limosna porque llevo trabajando desde los 19 años tirando de un raño", dijo Mercedes, quien pidió a la Xunta que se haga cargo de los intereses que el banco le reclama por el retraso en los pagos y que ella atribuye a la demora en ingresar el dinero que le deben a ella y a sus compañeros de la Cofradía desde octubre de 2011.

El plazo fijado por el banco para iniciar el expediente de embargo es el próximo martes 24 de abril, indicó.

El Consello de la Xunta ha autorizado hoy el pago de las cuantías que debe a las cofradías de Ferrol (909.000 euros) y Barallobre, Fene (283.000 euros).

CIG criticó que la Xunta, "que públicamente defiende a la familia" en general, sea en este caso "responsable de arruinar" a esa familia en particular.

"Es intolerable", dijo el portavoz de CIG en la comarca de Ferrol, Xesús Pintos.

Los mariscadores de la Cofradía de Barallobre iniciaron un encierro el pasado 30 de marzo en el Ayuntamiento de Fene donde han permanecido 21 "días y noches" para reclamar el pago de las facturas que el Gobierno gallego les debía, dijo la patrona mayor, Virginia Souto, que convocó hoy una concentración ante la sede de la Xunta en Ferrol, en señal de protesta.

La Cofradía ha amenazado con "endurecer sus protestas" a partir del lunes próximo si no recibe el dinero.

Souto calcula que la Xunta debe a cada uno de los 83 mariscadores de a flote en Fene unos 5.000 euros y 2.500 a las 50 trabajadoras de a pie.

La Cofradía de Ferrol, la más numerosa con cerca de 370 socios, se encuentra en una situación similar

Una mariscadora advierte que si la Xunta no le paga los atrasos le...
Comentarios