Descubre Cerdedo-Cotobade, el destino que aúna el deporte y la calma de la naturaleza

El patrimonio arquitectónico, la gastronomía tradicional y las alternativas de ocio y cultura hacen posible aprovechar al máximo de unos días de vacaciones en este entorno sin dejar de lado la tranquilidad
El Puente del río Almofrei a su paso por la parroquia que lo bautiza, en Cerdedo-Cotobade. CEDIDA
photo_camera El Puente del río Almofrei a su paso por la parroquia que lo bautiza, en Cerdedo-Cotobade. CEDIDA

La fusión en 2016 de Cerdedo y Cotobade dio origen al municipio pontevedrés de Cerdedo-Cotobade, que se sitúa a tan solo 19 kilómetros de la capital provincial, tiene una superficie de 215 kilómetros cuadrados y una población de 5.815 habitantes. Estas características lo convierten en el destino ideal para quienes busquen tranquilidad y natureleza apartados de los núcleos urbanos, especialmente para los amantes del senderismo o el ciclismo de montaña.

Cerdedo

Esta localidad cuenta con un amplio legado arquitectónico consecuencia, quizá, de ser una antigua tierra de grandes canteros. La multitud de restos arqueológicos como castros o petroglifos demuestran que las tierras de Cerdedo-Cotobade estuvieron pobladas desde la antigüedad. El conjunto Outeiro do Lombo da Costa o los grabados rupestres de Fentáns (ambos en San Xurxo de Sacos) son algunos ejemplos.

En el primero de ellos merecen especial atención el petroglifo conocido como A Laxe das Rodas, de gran tamaño. Tiene unas cincuenta combinaciones de círculos concéntricos de variada tipología y entrelazados, y numerosos ciervos de pequeño tamaño. También A Laxe do Cuco, una piedra plana que representa figuras de cérvidos y combinaciones circulares.

Fentáns acoge cerca de 300 grabados en el que sobresalen los denominados Pedra das Ferraduras, Laxe dos Cebros y Couto do Rapadoiro.

CerdedoCotobade

Patrimonio con múltiples estilos artísticos

Dignos de admiración también son los numerosos ejemplos de patrimonio religioso, civil y etnográfico. La iglesia de Santa María de Sacos, de finales del siglo XII, es el ejemplo más destacado de las muchas iglesias de estilo románico que existen en Cerdedo-Cotobade.

San Martiño de Borela, San Martiño de Rebordelo, San Miguel de Carballedo, Santo André de Valongo y San Tomé de Quireza representan el estilo barroco.

rectoral de Borela

De estilo neoclásico y fachada barroca es la iglesia de San Xoán Bautista de Cerdedo que, junto con un crucero, el cementerio y la casa rectoral (s.XVIII), forma un conjunto en la plaza de Don Fernando García Leiro.

Entre las casas y pazos señoriales cabe destacar el Pazo de Raposeiras, casa familiar de Frei Martín Sarmiento, que se esconde en la parte baja de la aldea.

Los hórreos, cuya función principal era el almacenaje y secado de cereales, son muy populares en el municipio. Su agrupación se conoce como ‘eirados’ y en Cerdedo se encuentran varios de los conjuntos mejor conservados de Galicia, catalogados como bienes patrimoniales.

El Eirado da Ermida, compuesto de 21 hórreos, es clara muestra de arquitectura popular gallega y acompaña a la Capilla de Nuestra Señora de los Remedios (s. XVIII) y al crucero. La hermosa panorámica de la parroquia de San Tomé de Quireza y las sierras del alrededor son de lo más notorio del lugar.

Quireza

Eira Grande, en la parroquia de Santo Estevo de Pedre, se compone de 12 hórreos mientras que Eira da Pena, cerca de la Praza do Concello de Cerdedo, tiene nueve.

Itinerarios de senderismo y vías para bicicletas de montaña

La riqueza natural de Cerdedo-Cotobade puede apreciarse siguiendo las rutas de senderismo que recorren el municipio y las vías específicamente diseñadas para BTT.

A chan CArballedo

El itinarario Pontes do Lérez constituye una ruta de 28 km por la ribera del río Lérez a su paso por Cerdedo y Forcarei. A lo largo de la ruta se encuentran los famosos puentes de Pedre, Pego, Vella do Rabadelo, das Codeseiras, San Antón, del Crego o Parada.

La ruta Frei Martín Sarmiento es un sendero circular clasificado como de pequeño recorrido, con una distancia total de 11 km 846 m, teniendo su punto inicial y final en el casco urbano de Cerdedo.

La ruta Cabenca-Cavadosa es un sendero circular de algo más de 13 km aproximadamente por la ribera del río Seixo y las faldas del Monte del Seixo en el LIC Serra do Cando. Tiene una duración aproximada de 4 horas.

 En Cotobade destacan los itineratios de la Ruta do Foxo do Lobo y la Ruta das Buratas.

rutas

Además, Cerdedo-Cotobade cuenta con numerosos espacios en los que disfrutar de la naturaleza. Una de sus joyas es la Carballeira de San Xusto, en San Xurxo de Sacos.

Otros espacios para disfrutar del entorno son el Área Recreativa del Mirador da Soldada, en Vilanova; el puente colgante sobre el Lérez, en Calvelo, o los miradores de los montes Castelo y Castro.

Las playas fluviales de Calvelo y Xesteira están acondicionadas con un merendero y un área recreativa. El municipio también cuenta con las piscinas fluviales de Chan, Pozo Negro, Cerdedo y Cabanelas.

Merecen también una visita las Áreas de Interés Ambiental, alrededor de los ríos Lérez, Castro y Quireza, y la sierra de O Cando, que en los días más fríos de invierno puede llegar a cubrirse de nieve.

Turismo activo (Ecoparque Atalaia) y turismo saludable

El municipio cuenta con 10 rutas saludables circulares que son aptas para todos los públicos. Descubre más sobre los roteiros y rutas en Cerdedo-Cotobade.

Balneario de aguas mineromedicinales

Las aguas mineromedicinales fueron utilizadas por los vecinos de Cerdedo-Cotobade desde tiempos inmemoriales. En un lugar de la parroquia de San Xurxo de Sacos brotaban varias surgencias de este agua mineral. Aquí se ubican los Baños de San Xusto, que en la actualidad constituyen un moderno balneario terminado este mismo año 2021 y que fue construido sobre las bases del antiguo. 

Fiestas con protagonismo gastronómico

Por otro lado, la cocina de Cerdedo-Cotobade cuenta con platos típicos que son ensalzados en fiestas gastronómicas como la del requeixo, el petote y la filloa. El 'Bolo de San Martiño' y la 'Bincha' completan su oferta gastronómica más tradicional.

Cocido

La Festa do Petote ensalza un producto típico de la zona que acompaña al Cocido

En el apartado festivo tiene gran relevancia también la Feira de Cuspedriños, en la que se rememora con gran ambiente una tradicional feria de ganado y productos artesanos que fue referente en la comarca.

Aproximación a la cultura y a la astronomía

A Casa da Gaita, en Viascón, es uno de los lugares de referencia de la música tradicional gallega. El edificio está dedicado a la gaita de fol y a Ricardo Portela, uno de los gaiteiros gallegos más destacados.

Casa da Gaita

En la Casa da Gaita se rinde homenaje al gaiteiro Ricardo Portela

El municipio también es tierra natal de Antonio Fraguas, intelectual gallego homenajeado en el Día das Letras Galegas 2019.

Y eso no es todo. Además, los amantes de la astronomía pueden hacer una parada para visitar el Observatorio Astronómico de Cotobade.