Rías Baixas: entre castillos, viñedos y balnearios

Sus fortalezas, centros termales, la cultura del vino y la programación e iluminación navideña las convierten en el destino perfecto para la próxima escapada
El castillo de Sobroso, otra joya del patrimonio de la provincia de Pontevedra. CEDIDA
photo_camera El castillo de Sobroso, una joya del patrimonio de la provincia de Pontevedra. CEDIDA

La escapada ideal para esta temporada se llama Rías Baixas, un destino único por su naturaleza costera e interior, su historia y su gastronomía, y un paraíso para quienes buscan descansar y disfrutar de los beneficios del termalismo o de un gran ambiente navideño con una decoración espectacular, divertidas atracciones y todo tipo de actividades.

La provincia de Pontevedra lo tiene todo para estancia inolvidable: paisajes, lugares con historia, planes para cualquier época del año, una cocina excelente con pescados, mariscos y carnes de primera calidad, y unos vinos reconocidos en todo el mundo. Actualmente es, además, el destino de moda en Navidad, con una ornamentación espectacular en las calles y plazas y propuestas para divertirse en pareja, con amigos y en familia.

  1. Castillos legendarios
  2. Camelias y actividades navideñas
  3. Experiencias en torno al vino
  4. Paraíso termal
  5. El destino navideño de moda

Castillos legendarios

Los castillos de Soutomaior y Sobroso son dos visitas obligadas a Rías Baixas y una sorpresa inesperada para cualquier visitante. Imponentes, con cerca de mil años de antigüedad y erigidos en lugares extraordinarios, con una posición privilegiada sobre el entorno, han recuperado su esplendor tras la ambiciosa recuperación realizada por la Diputación de Pontevedra. Soutomaior es mitad fortaleza mitad palacio neogótico. Sobroso preside el paisaje del interior de la provincia a más de 300 metros sobre el nivel del mar. Ambos, centros de poder y control en el medievo, albergan hoy museos creados por la institución provincial en los que, a través de nuevas tecnologías, se explica de forma amena su historia y la de los personajes ligados a ellas.

Personajes como el noble Pedro Madruga, que habitó Soutomaior en el siglo XV y guerreó contra los irmandiños, otras familias señoriales de Galicia y también la jerarquía eclesiástica. De él dicen algunos estudios que es el verdadero Cristóbal Colón. Y personajes como Doña Urraca, la primera reina de España por derecho propio, que fue sitiada en Sobroso en 1117 por las tropas de su hermana Teresa de Portugal, y los partidarios de su hijo, el que sería futuro rey Alfonso VII. La reina logró escapar del cerco.

El castillo de Soutomaior, con su decoración navideña. CEDIDA
El castillo de Soutomaior, con su decoración navideña. CEDIDA

Los dos castillos son ideales para visitar en familia y a su historia y museos se une un gran atractivo botánico. El parque que rodea la fortaleza de Soutomaior es uno de los más importantes de Galicia. Su jardín se convirtió en 2012 en el primero de España en obtener la distinción de Jardín de Excelencia Internacional por la Sociedad Internacional de la Camelia. Además, cuenta con un hermoso jardín de ejemplares de esta flor que homenajea a mujeres ilustres en el ámbito cultural, científico y social.

En el bosque del castillo se pueden encontrar también árboles extraordinarios, como la araucaria de Chile más alta de Galicia, con 25 metros, y una también centenaria secuoya roja de 41 metros de alto. Sobroso, por su parte, está rodeado por un parque en el que también abunda una rica fauna y flora, que hace de la llegada al castillo un agradable y relajante paseo en el que detenerse a disfrutar de sus bellos rincones.

Camelias y actividades navideñas

El mes de diciembre, además, es una temporada perfecta para visitar el castillo de Soutomaior. Entramos en la época de la floración de la camelia, todo un espectáculo natural que llena de color sus jardines. La camelia, llegada del Extremo Oriente siglos atrás, es hoy la flor de Galicia al adaptarse a la perfección a esta tierra, que ofrece un clima ideal para su cultivo. El castillo forma parte de la Ruta de la Camelia, uno de los grandes atractivos botánicos y culturales de Rías Baixas, con escalas en bellos pazos, parques y fortalezas de la provincia.

Por otra parte, el día 2 de diciembre se enciende el alumbrado navideño que decora y realza el castillo de Soutomaior, acto que precede a una variada programación de actividades para toda la familia. Entre el día 3 y el 30 se realizarán visitas teatralizadas a la fortaleza con representaciones de personajes históricos; el 5, 7, 27, 28 de diciembre y 3, 4 de enero a las 16:30h. tendrán lugar talleres de moda, cocina, decoración y fabricación de nieve, además de un scape-room y un cuentacuentos, todos ellos en torno a leyendas relacionadas con personajes míticos de Galicia como los trasnos, las mouras o el apalpador. Las entradas están disponibles en la página web oficial del castillo.

Experiencias en torno al vino

Rías Baixas es una de las grandes denominaciones de origen vinícolas de España. La cultura del vino está fuertemente arraigada en la provincia, que ofrece un gran abanico de experiencias enoturísticas en las bodegas asociadas a la Ruta do Viño, premiada en Fitur 2022 como la Mejor Ruta del Vino del Estado. Visitas guiadas a viñedos y bodegas, catas y maridajes con quesos, conservas y otros productos, degustaciones, visitas a fábricas conserveras artesanales y establecimientos de otros productores locales, o paseos en barco por las rías, garantizan una agradable experiencia entre amigos o en pareja. 

Cata en una de las bodegas de la Denominación de Origen Rías Baixas. CEDIDA
Cata en una de las bodegas de la Denominación de Origen Rías Baixas. CEDIDA

Los Rías Baixas son vinos atlánticos que crecen en una tierra frondosa y con un clima suave. La brisa del mar y las singularidades del terreno, junto con el emparrado y el cuidado que los y las productoras ponen en todo el proceso, les confieren matices y cualidades excepcionales. La visita a las bodegas de la Ruta do Viño tiene, además, otros alicientes para completar una gran experiencia en torno al vino. Algunas de las grandes bodegas de Rías Baixas se ubican en pazos, las antiguas casas gallegas de arquitectura señorial, rehabilitadas y conservadas excepcionalmente y que además lucen espléndidos jardines donde florece una gran variedad botánica, especialmente la camelia. Varias colecciones de esta flor en los pazos de la provincia se encuentran entre las mayores y más genuinas de Europa.

Los viñedos, bendecidos por un microclima ideal para el cultivo, están enclavados en bellos paisajes costeros, fluviales y de montaña. En O Salnés, una de las cinco subzonas de la denominación y cuna por excelencia del albariño, se puede disfrutar de la vista de la vid a pie de mar. En O Rosal y el Condado do Tea, al sur de la provincia, la uva crece en las laderas próximas al Río Miño, mientras que en la subzona del Ulla, al norte, lo hace en torno al río del mismo nombre, también en una tierra fértil para producir vinos de extraordinaria calidad. La subzona de Soutomaior se extiende tierra adentro rodeando el curso final del Río Verdugo hasta la desembocadura de la Ría de Vigo.

Viñedos en O Rosal, con el Río Miño y el Océano Atlántico al fondo. CEDIDA
Viñedos en O Rosal, con el Río Miño y el Océano Atlántico al fondo. CEDIDA

El mundo del vino también implica a restaurantes, alojamientos y establecimientos comerciales de norte a sur de la provincia. Rías Baixas es una potencia enogastronómica reconocida dentro y fuera de España, con cinco denominaciones de origen (vino, dos variedades de quesos, mejillones y pimientos), una despensa del mar inagotable y excepcionales productos del campo. Un reflejo de la calidad de la cocina de Rías Baixas son los siete restaurantes que lucen estrellas Michelin.

Combinar los planes gastronómicos con visitas a castillos, villas marineras, ciudades, yacimientos arqueológicos o fervenzas –las famosas cascadas gallegas– asegura una experiencia para recordar y repetir.

Paraíso termal

Las personas que buscan desconectar, relajarse y reponer fuerzas encuentran un entorno ideal en los balnearios de la provincia de Pontevedra. La tradición termal en esta provincia rica en aguas mineromedicinales se remonta en Rías Baixas a la época romana, y los balnearios atesoran un gran prestigio por su historia, la calidad de sus aguas y sus terapias y servicios. 

Al norte, el municipio de Caldas de Reis, histórica villa por la que pasa el Camino Portugués a Santiago de Compostela, cuenta con una excelente oferta termal, que se amplía al vecino municipio de Cuntis. Las aguas que manan de las burgas de estas villas son apreciadas desde hace miles de años. 

Al sur se encuentra Mondariz-Balneario, donde recalaban en tiempos de la Belle Époque grandes personalidades españolas e internacionales, y que ha sabido mantener su esencia en torno al termalismo. "Aquí se curan los estragos del pensamiento y los daños de la civilización", le dedicó en su día la escritora Emilia Pardo Bazán. La illa de A Toxa, en el turístico municipio de O Grove, es otro de los puntos neurálgicos indispensables para disfrutar de la calidad de los tratamientos de agua en excelentes establecimientos. 

Rías Baixas ofrece los mejores tratamientos e instalaciones termales. CEDIDA
Rías Baixas ofrece los mejores tratamientos e instalaciones termales. CEDIDA

Los establecimientos termales de la provincia mantienen la elegancia que rodeaba a los antiguos balnearios, a los que se han incorporado en las últimas décadas técnicas innovadoras al cuidado del cuerpo y de la mente. Hoy todos ellos son templos de salud y también de bienestar.

El destino navideño de moda

A estos atractivos se suman los que ofrecen las fechas navideñas, con animación, decoración y actividades que arrancan ya antes de que termine noviembre. El día 19 de este mes se enciende el alumbrado navideño de Vigo, que ha adquirido relevancia internacional en los últimos años y ha convertido la ciudad en un destino turístico de primer nivel esta temporada. A las 400 calles iluminadas se suman atracciones en todo el centro de la ciudad. Un árbol de Navidad de más de 35 metros, mercado tradicional con un centenar de puestos, noria, poblado navideño, puntos selfies y photocalls… Todo un espectáculo en torno a la Navidad.

En el resto de la provincia también se percibe el clima navideño desde principios de diciembre, con plazas y calles decoradas y numerosas actividades para grandes y pequeños organizadas por los ayuntamientos, y un gran ambiente tanto en las calles como en los establecimientos comerciales y hosteleros. Así ocurre en Pontevedra, una de las mejores ciudades para pasear, donde la decoración e iluminación ensalzan su centro histórico y que ofrece una variada programación para todas las edades.

Otra visita navideña imprescindible es el belén artesanal del municipio de Valga. Se trata de un nacimiento con figuras articuladas, declarado de interés turístico de Galicia, realizado con mimo durante meses por las y los vecinos. Cada año introduce nuevos personajes vinculados a la actualidad y se enriquece con todo tipo de detalles. Sorprende el cuidado con el que se trabajan las escenas y resulta ameno detenerse a reconocer los grupos de figuras.