sábado. 25.09.2021 |
El tiempo
sábado. 25.09.2021
El tiempo

Vilagarcía de Arousa, destino familiar en plenas Rías Baixas

Dos niñas juegan en el parque situado junto a la Playa de Compostela. CEDIDA
Dos niñas juegan en un parque situado junto a la playa. CEDIDA
Este histórico histórico centro vacacional combina ofertas de ocio, hostelería y turismo que lo convierten en el lugar ideal para pasar unas agradables vacaciones en familia a pie de playa

¿Llegar a una isla en zodiac y recorrerla hasta descubrir un árbol comepiedras? ¿Contemplar el río y la ría desde lo alto de un monte? ¿Aprender a recolectar almejas y berberechos de la mano de expertas mariscadoras? ¿Sumergirse en la prehistoria recorriendo un antiguo castro? ¿Alojarse en un pazo con piscina o en un camping a pie de playa fluvial? ¿Tomarse un helado viendo la ría de Arousa? Todo esto, y mucho más, es lo que ofrece Vilagarcía de Arousa como destino vacacional para familias.

Por su privilegiada posición en la costa atlántica, en plenas Rías Baixas y a medio camino entre Vigo y A Coruña, siendo playa y puerto de Compostela, no hacen falta muchas más explicaciones sobre la facilidad no solo para llegar a la ciudad sino también para desplazarse después.

La hostelería está bien preparada para recibir a las familias, tanto en alojamiento como en gastronomía, con precios y menús para todos los gustos y bolsillos. Para los que disfrutan de viajar en caravana, la ciudad pone a su disposición un parking gratuito con vigilancia y servicios para limpieza y repostaje de agua.

Una vez acomodados, comienza la aventura. Lo más recomendable para empezar quizá sea dejarse llevar por la ciudad, a través de la ruta histórica. Y a partir de ahí, todo consiste en decidirse. Y no será fácil.

Turistas en la ría de Vilagarcía

Contacto con la naturaleza

Si lo que se busca es el contacto con la naturaleza, grandes y pequeños se lo pasarán muy bien con cualquiera de las propuestas. Lo más cercano, el parque botánico de Valdés Bermejo y su contiguo Castro de Alobre, toda una invitación a viajar al pasado.

De similares características, combinando medioambiente y patrimonio histórico, otra visita muy recomendable para disfrutar en familia es el pazo de Rubiáns, jardín de excelencia internacional de la Camelia y prototipo de construcción señorial que nació en la época medieval para convertirse siglos después en un palacete de estilo francés.

Descubrir la ría y los montes

Pero hay más: bien desde Vilagarcía, bien desde Carril, podrán conocer la ría en una embarcación o en un viejo galeón, navegando entre bateas y delfines, cuando toca. Igualmente, visitar la isla de Cortegada, incluida en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas, tanto de día —dejándose llevar por la magia del bosque de laurel y las viejas leyendas— como de noche —disfrutando e interpretando el cielo estrellado—.

Podrán, asimismo, recorrer los montes que bordean la ciudad, sea a pie, sea en bici —que se puede alquilar—, y descubrirán dos valles, dos provincias y una ría y un río que se funden en su abrazo a Cortegada.

También podrán disfrutar de la Vía Verde do Salnés, la primera de este tipo en territorio gallego, que une Vilagarcía, Portas y Caldas a través del trazado de la vieja vía del tren de 1890: desde el pazo de Rubiáns partirá hasta la vieja azucarera de Caldas, después de atravesar un centenario puente de hierro de construcción inglesa.

Arenales con reconocimiento

Por supuesto, siendo un histórico centro vacacional y "mar de Compostela", los arenales no pueden faltar en el menú familiar. Dos de ellos, los de O Preguntoiro, en Vilaxoán, al sur, y de Campanario, en Bamio, al norte, disfrutan de bandera azul.

Dos mujeres pasean por la laya en Vilagarcía de Arousa

Con todo, los más utilizados son los de A Concha-A Compostela, que aun sin contar con ese distintivo, ofrecen todos los servicios: socorrismo, duchas, áreas de descanso, etcétera, todo al pie de un paseo marítimo que une las villas de Vilagarcía y Carril a lo largo de casi dos kilómetros de recorrido alejado de cualquier presencia de coches.

Ocio adaptado a los 365 días del año

Por último, y dentro de la extensa oferta familiar, no debemos olvidar las actividades de ocio que se programan bajo cubierto —el Auditorio, el Salón García, las 7 salas de cine— y en la calle. Claro que, en este caso, dependerá de la que época en que visiten la villa.

Si es verano, hay tres citas ineludibles para que grandes y pequeños compartan y compitan en recuerdos: la fiesta del Agua, pausada actualmente por la  pandemia de covid-19, el certamen internacional de Festiclown y el centenario festival pirotécnico del Combate Naval.

Fiesta del agua, Vilagarcía de Arousa

Si es invierno, su cita está en Fexturrón, una feria de ocio que incluye pista y tobogán de hielo, autos de choque, carruseles y un sinfín de actividades, todo a precios familiares.

Vilagarcía de Arousa, destino familiar en plenas Rías Baixas
ç