Vilagarcía de Arousa, en el origen de todos los caminos

La ruta marítimo fluvial del Mar de Arousa y el río Ulla rememora el recorrido del Apóstol Santiago hasta Compostela
Panorámica de la Ría
photo_camera Panorámica de la Ría

La expresión castellana todos los caminos conducen a Roma hace referencia a una realidad sobre los trazados.de las carreteras durante el Imperio Romano, y es que la ciudad estaba comunicada de tal forma que, siguiendo casi cualquier carretera, uno podía llegar hasta la capital imperial.

Si tuviésemos que realizar una actualización de la expresión, nos veríamos obligados a admitir, al menos en Galicia, que todos los caminos conducen a Santiago. Y en esta nueva realidad, Vilagarcía juega un fundamental, ya que la villa es el puerto natural de Compostela y la capital de la Ría de Arousa.

De hecho, si nos remontamos al origen legendario de las peregrinaciones, lo cierto es que para que los restos del Apóstol Santiago llegasen a Compostela, sus discípulos habrían navegado desde Jerusalén en una barca de piedra, entraron en Galicia por la ría de Arousa y remontaron el río Ulla hasta llegar a Padrón, desde donde hicieron el último tramo hasta la ciudad compostelana.

La reivindicación del primer camino

En los años 60 del siglo pasado, una iniciativa que partió desde Vilagarcía de Arousa propuso reivindicar y poner en valor ese camino original, el origen de todos los caminos de Santiago. Entonces nació la ruta marítimo-fluvial del Mar de Arousa y el río Ulla, que además contiene el único via crucis marítimo del mundo. 

Ruta fluvial
Ruta fluvial

La ruta se rememora aquel viaje que llevó los restos del Apóstol Santiago hasta la ciudad que lleva en honor su nombre, un viaje conocido también como la Traslatio. 

Mucho más que la leyenda

Más allá del origen mitológico y la recuperación de la tradición, la Traslatio merece la pena por la belleza de su paisaje. 

Aquellos que decidan replicar este camino original, podrán contemplar, sin ir más lejos, la isla de Cortegada, conectada en la bajamar con Carril y que, junto a Ons, Cíes y la isla de Sálvora, conforma el Parque Nacional das Illas Atlánticas. 

Del patrimonio natural al patrimonio histórico

Las Torres del Oeste franquean la entrada del río Ulla, en el municipio de Catoira, todo un símbolo de la resistencia ante las invasiones normandas, y famosas gracias a la Romería Vikinga de la localidad, que recrea una invasión vikinga el primer fin de semana de agosto. 

Patrimonio religioso

La realización del camino origen hará que la persona que se encuentra reviviendo la traslatio atraviese un vía crucis único en el mundo, compuesto por 17 cruceiros que adornan parte de la ribera y marcan la senda que el Apóstol realizó en aquel año 44 d. C. 

Cruz Xiabre puesta de sol
Puesta de sol

Cinco posibilidades para realizar el recorrido

El camino marítimo-fluvial cuenta con hasta cinco posibilidades diferentes para realizar la ruta. De este modo, siempre quedarán nuevos recovecos por descubrir. 

Desde Santiago. La primera de las opciones es una ruta desde Santiago conocida como camino al origen. Para este itinerario es necesario coger un tren desde Compostela hasta Vilagarcía (apenas 19 minutos de trayecto), un barco por el río hasta Pontecesures (una hora y media) y la caminata final de regreso a Santiago, en la que se cubre una distancia de 25 kilómetros. 

Ruta del Padre Sarmiento. Este itinerario rememora el trayecto realizado por el sabio benedictino en el año 1745. El Padre Sarmiento siguió toda la línea de costa de la península de O Salnés. 

Variante Espiritual. Este tercer recorrido parte del Camino Portugués en Pontevedra, y continúa hacia los monasterios de Poio y Armenteira. Tras pasar la Ruta da Pedra y a Auga, Ribadumia y Vilanova, llega hasta Vilagarcía. 

Camino Portugués. La cuarta opción surge del Camino Portugués. En esta ocasión, se inicia en Caldas de Reis y se recorre la Vía Verde do Salnés hasta el puerto xacobeo de Vilagarcía. 

Vía Marítima. La quinta sugerencia para vivir esta experiencia, y una de las más fascinantes, es a través de Navega o Camiño. El peregrinaje parte de La Rochelle, en Francia, y se desarrolla a través de todo el litoral cantábrico, bordea la costa de Galicia y desciende por el Atlántico hasta el puerto de Vilagarcía, desde donde se comenzaría la ruta marítimo fluvial del Mar de Arousa y el Río Ulla. 

Como habéis podido comprobar, existen cinco variantes, pero solo hay un camino original. Una experiencia única. Porque para ser original, hay que volver al origen.