Archivada la causa por el incendio mortal de Vigo al no apreciarse intencionalidad

La jueza no observa indicios de una actuación delictiva y considera que el fuego se originó en el cuadro eléctrico
Los bomberos, en el incendio. SALVADOR SAS (EFE)
photo_camera Los bomberos, en el incendio. SALVADOR SAS (EFE)

El Juzgado de Instrucción número 1 de Vigo ha acordado el sobreseimiento provisional y archivo de la causa abierta sobre el incendio del edificio de Vigo en el que fallecieron una madre y tres de sus hijos el pasado 11 de octubre al no percibir que fuese intencionado, ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). 

La magistrada explica en el auto que, tras practicarse las diligencias de instrucción oportunas, no resulta debidamente justificada la perpetración del delito que motivó la formación de la causa.

La jueza incide en que no resultan indicios que "objetiven la comisión de infracción penal" ni que el incendio "obedezca a actuación delictiva alguna".

Considera que es "especialmente relevante y significativo" el informe técnico policial sobre las causas y el origen del incendio, elaborado una vez concluidos los informes del Laboratorio Químico de la Unidad de Análisis Científicos de la Comisaría General de Policía Científica y a la luz de la específica inspección técnico policial de la Brigada de Policía Científica. 

El informe, según se indica en el auto, constata la existencia de un único foco inicial del incendio, que se situó en el lugar donde se encontraba el cuadro eléctrico, en el portal, junto a los buzones, cuyo estudio llevó a la localización de dos tramos distintos de cable de hilos de cobre, los cuales presentan empalmes, con rigidez en varias zonas derivadas de la fusión y soldadura de sus hilos por calor interno.

Hubo sobreintensidad y el calor y el humo generados, según el informe de la policía científica, subieron por el hueco de las escaleras, causando daños de distinta consideración en las distintas plantas, de mayor intensidad en las más próximas al portal. 

Desde ese foco inicial progresaron hacia la puerta del portal, donde se encontraban varias bicicletas y un ciclomotor, que por sus características y elementos (plásticos, gasolina y aceites) implicaron una gran carga de combustible.

Eso provocó un aumento de las llamas, el calor y el humo, que, por el efecto chimenea, ascendió por el hueco de las escaleras hacia las plantas superiores, donde estaban las cuatro víctimas tras haber salido de su vivienda. 

Murieron la madre y tres de sus hijos y sobrevivieron el padre y la niña pequeña, a la que protegió con su cuerpo.

El sobreseimiento provisional y archivo de la causa no es firme, pues contra la resolución cabe interponer recurso.