Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

Aurora González: "Cuando cierra los ojos, mi hija tiene pánico; no quiere volver a una fiesta"

El muelle de madera que se hundió provocando la caída de decenas de asistentes al mar mientras asistían al festival O Marisquiño. SALVADOR SAS (EFE)
El muelle de madera que se hundió provocando la caída de decenas de asistentes al mar mientras asistían al festival O Marisquiño. SALVADOR SAS (EFE)

María, de 16 años, es una de las heridas que este martes esperaba recibir el alta en el Álvaro Cunqueiro

Aurora González, madre de María Ramiro, una chica de 16 años ingresada en el hospital Álvaro Cunqueiro que este martes esperaba recibir el alta médica, relató en declaraciones a Efe que su hija sufre "un trauma psicológico muy fuerte" como consecuencia del desplome de la pasarela. Tras recordar que la actuación que el rapero mallorquín Rels B iba a protagonizar el domingo iba a ser el primer concierto de su hija, explicó que, a raíz del trauma, la joven "no quiere volver a una fiesta".

A las puertas del centro asistencial, la mujer indicó que la adolescente fue sometida a un TAC "por los fuertes dolores de cabeza" que presentaba, además de tener un dedo roto y "moratones por todo el cuerpo". "Es la tercera más grave de los heridos", aseguró, tras lo que expuso que los facultativos le indicaron que, una vez en casa, deberían seguir vigilándola "por si tiene vómitos, se queda sin sentido o se marea". "Anímicamente está mal; no quiere volver a una fiesta y, cuando cierra los ojos, solo tiene ganas de llorar, tiene pánico, lo único que quiere ahora es marcharse para su casa", relató Aurora González.

María Ramiro es una de las 442 personas, muchas de ellas menores, que tuvieron que ser atendidas tras el derrumbe del pantalán situado en el paseo marítimo de As Avenidas.

Una vez que se recuperen, los afectados podrán reclamar las pertinentes indemnizaciones con las que deberá correr, en primera instancia, la aseguradora con la que los organizadores de O Marisquiño hayan contratado la cobertura de la responsabilidad civil. En caso de que en el proceso judicial se determinen responsabilidades penales por parte de terceros, la compañía podrá repercutir el coste de las indemnizaciones. Además de las secuelas físicas y psíquicas, las compensaciones deberán abarcar los días de hospitalización, baja laboral y la pérdida de objetos personales que hayan podido sufrir.

Aurora González: "Cuando cierra los ojos, mi hija tiene pánico; no...
Comentarios