martes. 27.10.2020 |
El tiempo
martes. 27.10.2020
El tiempo

Condenan a 21 años de cárcel a un hombre que seducía a otros varones para robarles

Edificio de los juzgados de Vigo
Edificio de los juzgados de Vigo
Les echaba droga en la bebida y después hurtaba objetos de valor en sus domicilios

La sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado a 21 años de cárcel a un hombre, Miguel Ángel D.S., por sedar a otros varones con los que citaba a través de una página de contactos, y aprovechar que estos estaban mareados o inconscientes para robar en sus domicilios.

Según la sentencia, el procesado, de nacionalidad colombiana, se creó un perfil en la red social Badoo, a través del que concertaba citas con otros hombres. Así, al menos entre marzo y mayo de 2019, Miguel Ángel D.S. se citó con cinco hombres.

En todos los casos, actuaba del mismo modo: quedaba con esas personas, o bien en un lugar público o en su domicilio, y aprovechaba un descuido para ponerles en la bebida cierta cantidad de benzodiazepinas o alguna sustancia similar.

Las víctimas empezaban a experimentar somnolencia y mareo, y el acusado aprovechaba para llevarlas o acompañarlas a sus domicilios (en uno de los casos, al domicilio donde cuidaba de una persona discapacitada), donde sustraía objetos de valor como relojes, joyas, dinero en efectivo, ordenadores, tarjetas de crédito y otros efectos.

En todos los casos Miguel Ángel actuó de ese modo, excepto con una de las víctimas, que quedó insconsciente antes de poder acceder a su domilicio. En esa ocasión, el acusado dejó a su 'cita' tirada en el rellano de su piso y se fue después de robarle el teléfono móvil, 150 euros que llevaba encima y una tarjeta bancaria.

Para llevar a cabo los robos, este acusado contaba con la complicidad de su compañero de piso, Iván G.P., que lo trasladaba a sus citas o lo recogía cuando ya había cometido los robos, y que también le ayudaba a vender los objetos robados o a obtener dinero usando las tarjetas sustraídas.

Robos, estafa y reptación

Por estos hechos considerados probados, el tribunal ha declarado que Miguel Ángel es autor de cinco delitos de robo con violencia, cuatro de ellos en casa habitada, y de un delito continuado de estafa (por el uso fraudulento de las tarjetas bancarias robadas), por los que lo condena a un total de 21 años de cárcel. Con respecto a Iván G.P., los magistrados le atribuyen un delito continuado de receptación, y lo condenan a 2 años de cárcel.

Asimismo, en cuanto a la responsabilidad civil, la Audiencia establece que ambos acusados indemnizarán conjuntamente a dos de las víctimas, en 1.120 euros. A otro de los perjudicados deberán devolverle el valor de los objetos que le sustrajeron y que no ha quedado aún fijado (un reloj de oro, unos pendientes, una medalla, una chapa, una cruz y unas pulseras, todo ello también de oro).

Además, Miguel Ángel D.S. deberá pagar 150 y 125 euros a dos de sus víctimas, respectivamente, por el robo de sus móviles; y, finalmente, los dos acusados deberán indemnizar solidariamente a otra de las víctimas, en la suma de 1.680 euros.

Condenan a 21 años de cárcel a un hombre que seducía a otros...
Comentarios