Agrede a dos conocidos por una deuda y a dos agentes que acudieron a arrestarlo en Vigo

Los hechos ocurrieron este domingo en una vivienda de la Avenida de Galicia, en Vigo, donde los vecinos informaron de que se había producido una pelea

Un vecino de Vigo de 40 años de edad ha sido detenido como presunto autor de una agresión a dos conocidos suyos por una supuesta deuda económica, así como de apropiarse del teléfono móvil de uno de ellos, y de causar lesiones a dos agentes de Policía que acudieron a arrestarle. 

Tal y como ha informado la Policía Local, los hechos ocurrieron sobre las 18.50 horas de este domingo en una vivienda de la Avenida de Galicia, donde los vecinos informaron de que se había producido una pelea. 

En el lugar, una mujer de 34 años y un varón de 35, que presentaban arañazos en la cara y el cuerpo, explicaron que un conocido suyo había ido a la vivienda para reclamarle a la mujer un dinero que supuestamente le debía y, tras iniciarse una discusión, acabó agrediéndoles y llevándose el teléfono móvil de la mujer. 

Después de que los agentes solicitaron la presencia de una ambulancia para atender a los moradores de la casa, la mujer alertó de que el agresor se encontraba en un callejón cercano a la casa, por lo que agentes tanto de Policía Local como de Policía Nacional se aproximaron a él. 

En ese momento, el hombre, para evitar ser detenido, reaccionó profiriendo amenazas de muerte y con actitud violenta. Así, le propinó un codazo en el pecho a uno de los agentes, mientras que otro policía que fue a auxiliar al primero, resultó herido en un codo. Ante todo ello, el varón, de iniciales M.V.G. fue detenido.

ORDEN DE DETENCIÓN. En otro orden de asuntos, a las 1,00 horas de este domingo fue detenido otro varón, extranjero domiciliado en Vigo y de 46 años de edad, al que le constaba una orden de detención y presentación emitida por un juzgado vigués en relación con un delito de apropiación indebida. 

El varón fue localizado después de que unos vecinos de un inmueble de la Calle Tomás Alonso avisaron de que unas personas habían tirado unos tablones a un contenedor de basura. Los agentes acudieron a la vivienda de los autores de este hecho, y así comprobaron que a uno de ellos le constaba la orden judicial, por lo que procedieron a su detención.