Jueves. 27.06.2019 |
El tiempo
Jueves. 27.06.2019
El tiempo

"Tres familias rotas", último adiós a los jóvenes fallecidos en el accidente de Teis

Funeral de Sara Cal. RAFA FARIÑA
Funeral de Sara Cal. RAFA FARIÑA

Muchos de los chicos que han asistido, con camisas negras, han llorado desconsolados

El municipio pontevedrés de Redondela se ha despedido esta tarde de tres jóvenes vecinos, dos chicas y un chico, de entre 17 y 18 años, con un emotivo funeral en el cual Almudena Suárez, jefa de estudios y docente de Religión, ha leído un texto íntimo en el que ha hablado de "tres familias rotas".

Esta ha sido si cabe una de las partes más sobrecogedoras del acto religioso oficiado por el obispo de Tui-Vigo Luis Quinteiro Fiuza, pues la profesora que ha puesto voz a un sentimiento común ha indicado que las ausencias de estos muchachos son "inesperadas e incomprensibles".

Ha querido honrar además a cada uno de ellos y, así, de Sofía ha elogiado su palabra y carácter deportista; de Bieito, -que en una triste paradoja siempre llegaba tarde y se ha ido demasiado pronto-, su simpatía; y de Sara su sonrisa.

Quinteiro Fiuza ha hecho lo propio y ha comentado de los tres que eran generosos y llenos de cualidades, las principales su ilusión y bondad, aparte de valorar el modo en el que la gente de Redondela ha reaccionado ante un siniestro vial de estas características, una vivencia "desgarradora".

El conductor del vehículo siniestrado, que sobrevivió, al igual que el ocupante del sillón de copiloto, dio negativo en las pruebas de alcoholemia

Ha pedido asimismo el obispo a todos los presentes, en una iglesia que se ha quedado pequeña, pues decenas de personas son las que han tenido que seguir el acto desde fuera, que sigan arropando a las familias a las que "les faltan sus hijos".

Del accidente ha dicho que es "algo inaudito, impensable" y que por lógica "compartimos el dolor".

En el templo, que media hora antes del funeral ya estaba lleno, el silencio ha sido escrupuloso tanto dentro como en el exterior, solamente interrumpido por las muestras de dolor, que han sido una constante.

Muchos de los chicos que han asistido, con camisas negras, han llorado desconsolados. Los parientes de las víctimas estaban rotos.

En este percance resultaron heridos graves otros dos jóvenes, el conductor y el ocupante del asiento del copiloto, de 17 años de edad, que hoy recibió el alta tras ser atendido por los servicios de urgencias y de traumatología del Vithas Fátima.

La junta de portavoces del Ayuntamiento de Redondela acordó, en una reunión de urgencia, decretar dos días de luto

El conductor, de 18 años, permanece en la UCI del hospital Álvaro Cunqueiro, según han confirmado a Efe fuentes del entorno.

Los cinco amigos cursaban estudios en el instituto Mendiño, en Redondela, cuya dirección suspendió las clases hasta el próximo lunes.

Hace dos días se graduaron y este jueves tenían previsto ir de excursión a las islas Cíes.

La investigación, que apunta como posible causa a un exceso de velocidad, ha ratificado que cuatro de los afectados llevaban puesto el cinturón de seguridad y que existen "dudas" en torno a una de las víctimas mortales, que salió despedida del vehículo.

Los fallecidos, dos chicas y un chico, viajaban en la parte trasera del Peugeot 207 siniestrado, que quedó destrozado tras salirse de la vía, chocar contra el guardarraíl, luego contra una columna y acabar atrapado en la mediana.

El accidente se produjo sobre las 21.25 horas del miércoles a la altura del punto kilométrico 0.500 de la AP-9, a su paso por el barrio vigués de Teis.

Al lugar se desplazaron efectivos de los Bomberos, que excarcelaron a dos de las víctimas mortales, y de la Policía Local, además de la Guardia Civil de Tráfico y del 061.

Un equipo de profesionales brindará ayuda psicológica a los compañeros y a los profesores del instituto Mendiño para tratar de superar este duro trance, tal y como ha confirmado el delegado de la Consellería de Educación en Pontevedra, César Pérez Ares.

La junta de portavoces del Ayuntamiento de Redondela acordó, en una reunión de urgencia, decretar dos días de luto y cancelar todos los actos oficiales. Las banderas de la casa consistorial ondean por tanto a media asta y lucen crespones negros.

El conductor del vehículo siniestrado, que sobrevivió, al igual que el ocupante del sillón de copiloto, dio negativo en las pruebas de alcoholemia y de detección de drogas.

"Tres familias rotas", último adiós a los jóvenes fallecidos en el...
Comentarios