Miércoles. 20.03.2019 |
El tiempo
Miércoles. 20.03.2019
El tiempo

La hermana de Déborah Fernández asegura que existe "información de peso" para reabrir el caso

Cientos de carteles fueron distribuidos por Vigo con fotografías de Déborah Fernández tras su desaparición en 2002. MIGUEL RIOPA (EFE)
Cientos de carteles fueron distribuidos por Vigo con fotografías de Déborah Fernández tras su desaparición en 2002. MIGUEL RIOPA (EFE)

Las firmas recogidas para que se vuelva a investigar el asesinato ya superan las 200.000

Rosa Fernández ha asegurado que existe "información de peso" para reabrir el caso de su hermana Déborah, la joven viguesa cuyo cuerpo sin vida apareció en O Rosal días después de su desaparición, ocurrida hace más de 17 años en la zona de Samil. 

Previamente a la presentación del libro 'Introducción a la investigación de desaparecidos', escrito por el excomisario del caso, Ángel Galán, Rosa Fernández ha detallado que ha comenzado a preparar la documentación que presentará en el juzgado con el objetivo de reabrir el caso de su hermana. 

Fernández ha señalado también que el número de firmas recogidas para ello ya supera las 220.000 y que espera que se incremente aún más. "Estamos sobrecogidos", ha afirmado en relación al apoyo recibido por parte de la ciudadanía. Preguntada sobre las declaraciones del excomisario, que sostiene que el crimen lo cometió una persona cercana a la joven, Rosa Fernández ha explicado que esa es una de las razones que la llevan a buscar el esclarecimiento del caso. 

Al respecto, Galán, que actualmente es presidente del Instituto de Probática e Investigación Criminal (IPIC), ha avanzado que la presión social no influirá en la reapertura del caso, pero ha vuelto ha afirmar que la aparición de un solo indicio sería suficiente para ello.

LIBRO SOBRE DESAPARICIONES 
Además, el excomisario ha concretado que 'Introducción a la investigación de desaparecidos' busca concienciar a la sociedad sobre el problema que suponen estos casos y la falta de formación al respecto. Así, ha advertido de que la falta de preparación de los jueces puede facilitar que se cometa "el crimen perfecto" que, en su opinión, tiene lugar cuando no se encuentra el cuerpo. 

Además, ha incidido en que esta situación dificulta que se tomen resoluciones judiciales debido a la falta de pruebas necesarias y ha considerado que hay una tendencia a proteger a los sospechosos en mayor medida que a las víctimas. 

En el libro, Ángel Galán aborda distintos casos de desapariciones en los que ha trabajado, como el de la compostelana María José Arcos, que tuvo lugar en 1996. También relata el caso de Fernando Caldas, ocurrido en 2004, del que confiesa que le llamó la atención que "nadie pidiese un rescate", lo que le llevó a la conclusión de que quizás no se trataba de un secuestro. 

De este modo, el excomisario ha añadido que su obra plantea los "problemas" que genera una desaparición, así como el modo en el que se trata en los medios de comunicación y en los juzgados.

La hermana de Déborah Fernández asegura que existe "información de...
Comentarios