viernes. 23.04.2021 |
El tiempo
viernes. 23.04.2021
El tiempo

Reanudan la toma de declaraciones por la muerte de Déborah Fernández en 2002

Carteles de búsqueda de Déborah Fernández, tras su desaparición en 2002. ARCHIVO
Carteles de búsqueda de Déborah Fernández, tras su desaparición en 2002. ARCHIVO
Compareció en el juzgado una amiga del varón que la acusación particular considera principal sospechoso

El juzgado de Instrucción número 2 de Tui ha reanudado este martes la toma de declaraciones de testigos en el marco de la causa abierta por el fallecimiento de la viguesa Déborah Fernández-Cervera. 

Según fuentes cercanas al caso, la persona que ha declarado este martes es amiga del varón que la acusación particular considera como el "principal sospechoso" de la muerte. 

La familia de la fallecida presentó la pasada semana un informe forense, del que espera su admisión a trámite, en el que se descarta la muerte súbita de la joven al haber "diferentes lesiones traumáticas vitales, lo que denota que por parte de Déborah existió defensa". 

En este sentido, el informe pericial concluye que hubo "una muerte violenta por anoxia anóxica", "probablemente por la obstrucción de los orificios respiratorios y al menos parcial compresión tóraco-abdominal". 

Ante ello, la familia ha solicitado la exhumación del cuerpo de la fallecida –también pendiente de admisión por parte del juzgado–, a fin de realizar una segunda autopsia de cara a extraer posibles fibras y restos de ADN de terceras personas y valorar "posibles lesiones que no quedasen registradas en su día". 

La familia ha recordado que "en tan sólo un año el caso prescribirá", ante lo que ha reclamado al Juzgado "que los tiempos se acorten". Así, ha hecho hincapié en que únicamente queda "un año esclarecer lo que pudo ocurrir".

VOLCADO DEL ORDENADOR. Por otro lado, la acusación particular también está pendiente de que se asigne una empresa para el volcado del contenido del ordenador de Déborah. En relación con ello, ha criticado que "tras cerca de cinco meses", la Guardia Civil ha informado de "la imposibilidad de proceder al volcado del disco duro". 

Según ha indicado, el Instituto Armado apuntó como alternativa a tres empresas dedicadas a la reconstrucción de discos duros. En este contexto, la familia ha pedido en varias ocasiones el disco duro para examinarlo a través de la empresa Lazarus Technology, que ha colaborado "con la Guardia Civil en casos como el de Diana Quer", pero hasta el momento le fue denegado.

'CASO DÉBORAH'. Déborah Fernández-Cervera desapareció en 2002, cuando tenía 21 años de edad, después de salir a correr por la zona viguesa de Samil. Su cuerpo fue encontrado desnudo una semana después en una cuneta en el municipio de O Rosal, a unos 40 kilómetros de distancia. 

Aunque el caso se cerró, en noviembre de 2019 el juzgado de Instrucción número 2 de Tui acordó su reapertura para proceder a la práctica de nuevas actuaciones. Desde entonces, más de una decena de personas han prestado declaración en el marco de esta causa. 

Desde la reapertura del caso, los abogados de la familia de la joven han denunciado "negligencias" en las investigaciones policiales, "contradicciones" en declaraciones realizadas por distintos testigos que no se cruzaron y "pruebas que se pasaron por alto". 

Reanudan la toma de declaraciones por la muerte de Déborah...
ç