Ribera asegura que mantendrá sin cambios la propiedad y la gestión de Povisa

El grupo se reunirá con Sanidade para tratar la venta del accionariado al grupo francés Vivalto Santé
Fachada del hospital Povisa, hasta ahora en manos del grupo valenciano Ribera. GSV
photo_camera Fachada del hospital Povisa, hasta ahora en manos del grupo valenciano Ribera. GSV

El grupo sanitario Ribera ha asegurado que mantendrá "sin cambios" la propiedad y la gestión de sus tres hospitales gallegos -Ribera Povisa, Ribera Polusa y Ribera Juan Cardona-, así como las policlínicas asociadas a estos proyectos pese a los movimientos accionariales. 

Tal como ha informado en un comunicado, el cambio en el accionariado hecho público este lunes supone la salida de la multinacional americana Centene Corporation y la entrada de Vivalto Santé, el tercer grupo privado sanitario francés. Sin embargo, esta variación se produce a nivel del holding europeo de Centene, Primero Salud S.A., "y en nada afecta a la gestión de los centros sanitarios ni a otras sociedades o divisiones del grupo en ningún sentido". 

"Servicios, plantillas, organización y gestión diaria del trabajo, y por supuesto, la atención sanitaria a los ciudadanos, se mantienen como hasta ahora", ha subrayado Ribera. "La nueva etapa de crecimiento, diversificación y expansión que el grupo Ribera inicia en alianza con Vivalto Santé, tercer grupo privado sanitario francés, ha sido liderada por el propio equipo directivo de Primero Salud y el grupo Ribera. Centene aceptó su mediación y la operación se ha cerrado con un acuerdo alcanzado entre todas las partes en un breve espacio de tiempo", ha añadido. 

En el escrito, la compañía ha reiterado que estos cambios no afectarán a la gestión diaria de los centros sanitarios ni al de otras sociedades y divisiones estratégicas. "El objetivo de esta operación ha sido y es continuar con el crecimiento y diversificación del modelo de salud responsable que lidera Ribera, ahora en alianza con la compañía francesa con quien comparte objetivos, valores y un ámbito geográfico muy próximo", ha sentenciado.

Reunión con Sanidade

La Consellería de Sanidade y el grupo sanitario Ribera se reunirán esta semana para tratar la compra de las acciones de Centene Corporation por parte del grupo sanitario francés Vivalto Santé.

Preguntado acerca de esta operación, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha dicho entender "que el grupo no se compra", si no que "cambia el accionariado". 

Sin embargo, para "garantizar que el proceso se haga con todas las garantías", mantendrán próximamente un encuentro con los "actuales y futuros responsables", ha dicho el conselleiro -"previsiblemente este miércoles".

En todo caso, García Comesaña ha querido mandar un mensaje de "seguridad" y "tranquilidad" a la población, especialmente a la adscrita a estos centros, en los que "la asistencia y la calidad están garantizadas". 

SINDICATOS DE POVISA SOLICITARÁN UNA REUNIÓN CON EL CONSELLEIRO 

Por otra parte, sindicatos presentes en el comité de empresa del hospital Povisa de Vigo solicitarán en los próximos días una reunión con el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, para conocer más datos sobre la operación, tras mostrar su "sorpresa" al enterarse "por la prensa" de la noticia. 

En este sentido, representantes de la CIG en el comité de empresa de Povisa consultados por Europa Press han lamentado que se hayan tenido que enterar por los medios de comunicación de los cambios accionariales de la compañía y han mostrado su sorpresa de que esto se produzca precisamente cuando se está negociando un nuevo convenio colectivo y la renovación del concierto con el Servizo Galego de Saúde (Sergas). 

"No tenemos información alguna", han criticado, por lo que han informado que el comité pedirá una reunión con el conselleiro para tratar de conocer más datos sobre la operación. Además, han convocado una rueda de prensa para este miércoles con el fin de informar a los medios de comunicación de los nuevos datos de los que dispongan. 

Asimismo, en un comunicado, la CIG ha destacado el "riesgo" que supone convertir la salud en negocio, que supone la compraventa de los centros sanitarios "en función de los intereses económicos de los accionistas" con el objetivo de "minimizar costes y maximizar beneficios", recordando que más de 135.000 personas son atendidas en Povisa por el concierto con el Sergas. 

En la misma línea han hablado desde UGT, que han destacado que estarán "muy pendientes" de los posibles cambios en las relaciones laborales que pueda suponer este movimiento accionarial. 

Así, Javier Martínez, responsable de Sanidad en Galicia, ha indicado en declaraciones a Europa Press que lo importante es mantener la calidad asistencial a los pacientes y ha esperado conocer más datos de la operación. 

Desde CC.OO., Javier González, ha subrayado a Europa Press que también conocieron la noticia por la prensa, pese a que ha reconocido que se trata de un movimiento previsible, ya que Centene lleva tiempo "dándole vueltas" a la venta de Ribera.