Martes. 18.06.2019 |
El tiempo
Martes. 18.06.2019
El tiempo

Los taxistas de Vigo, enfrentados por un lío de faldas

La imagen de un conductor con esta prenda ante la prohibición de llevar pantalones cortos desata la polémica en el gremio

Es sabido que los asuntos de faldas pueden llegar a ser espinosos. Si no que se lo digan al colectivo de taxistas de Vigo, en cuyo seno se ha levantado la polémica por culpa de la saya de uno de sus miembros.

El taxista en cuestión se llama Jorge, y ha saltado a la fama por su decisión de ponerse al volante ataviado con una falda vaquera con bastilla de flecos para combatir el calor. Una opción por la que este profesional del transporte se ha decantado al comprobar que la ordenanza municipal que regula la vestimenta del sector y que no permite vestir pantalón corto en horas de trabajo pasó por alto la posibilidad de que a algún conductor le diese por vestir esta prenda.

"También podía haber ido en calzoncillos porque tampoco viene recogido en la ordenanza y seguro que iría mucho más cómodo y, en este caso, más ventilado", ha dicho a Efe a Manuel Choren, presidente de la Cooperativa de Taxis de Vigo, el mayor grupo del sector.

El colectivo de Choren no ve con buenos ojos la falda de Jorge: "Tengo claro que estamos de acuerdo con lo que dice la ordenanza municipal porque fue aprobada en asamblea , vivimos en un país democrático y lo que dice la mayoría es lo que nosotros llevamos adelante", ha explicado.

Jorge se ha convertido estos días en un codiciado objeto de deseo para las cámaras de la prensa, pero ni quiere hace declaraciones ni quiere posar, menos aún hoy, que a causa de la caída de las temperaturas lleva pantalones, aunque ni él ni quienes le apoyan descartan sacar de nuevo la falda del armario cuando el calor arrecie.

"Se trata de una reivindicación, una por comodidad y otra por la negativa del ayuntamiento a aceptar la propuesta que se le hizo por parte de nuestra asociación de regular el tipo de pantalón corto que se podía llevar", ha explicado, por su parte, Roberto Costas, presidente de la asociación Élite Taxi, que defiende la cruzada en faldas de su compañero Jorge.

Ambos colectivos coinciden en lo esencial: en que el sector del taxi en Vigo es excelente y en que los clientes se merecen respeto, un taxi limpio y un taxista presentable, sin camisetas de asas, pantalones de chándal o chanclas.
Sucede que unos consideran que llevar un pantalón corto "elegante, tipo chinos, tipo pinzas, pero regulado", combinado con "camisa o con polo de manera que se mantenga la imagen pero también la comodidad del taxista", les parece un derecho elemental en estos días de tanto calor, mientras que los otros no lo ven igual.

"El pantalón corto se estuvo utilizando hasta el año pasado y cada uno lo utilizaba como quería. Y la Policía de Vigo no está para vigilar si llevamos o no el pantalón que tenemos que llevar. Había gente que llevaba el pantalón corto prácticamente por la ingle y gente que lo llevaba por la rodilla y había gente que llevaba bañador", asegura Choren.

Entretanto, el Ayuntamiento guarda silencio, mientras algunos taxistas están a las espera de que el sol vuelva a caer a plomo para decidir si dar vuelo a la reivindicación de Jorge imitando su forma de vestir

Otros, como Choren, creen que esta forma de protesta "es una falta total de respeto" a sus compañeros: "él pertenece a nuestra asociación y a otras, y creo que lo que está haciendo lo está haciendo mal".

Los taxistas de Vigo, enfrentados por un lío de faldas
Comentarios