Blog | 'Fashion corner'

No son nada accesorios...

Los complementos suponen una parte crucial de cualquier estilismo. Tienen la capacidad de transformarlo por completo y elevarlo
AVL
photo_camera AVL

ENCONTRAR EL LOOK perfecto para estos días de transición entre el otoño y el invierno no es fácil. Primero, queremos vernos guapas y cómodas. La segunda premisa es seguir el imparable ritmo de las tendencias y reunir todas aquellas que nos gustan en un armario cápsula básico y a la última. Ya hecho y aprendido el ABC de lo que se lleva, a tu estilismo le faltan los accesorios.

Mucho más. Los accesorios son una parte crucial de cualquier estilismo. Grábatelo: no son simples complementos. Un suéter de punto fino y cuello cisne que en un primer golpe de vista puede resultar una verdadera pereza puede transformarse en un básico maravilloso con el pelo recogido y pendientes dorados. Son elementos expresivos que pueden transformar por completo un look o ser los reyes del mismo. En última instancia, los complementos que están de moda son más que simples adiciones en nuestro día a día porque hablamos de piezas clave que dan la vuelta y elevan cualquier look, convirtiéndose en protagonistas y permitiéndonos expresar nuestro estilo en su máximo esplendor.

Los guantes largos son uno de los accesorios de moda que más se han repetido en las pasarelas. Lanvin, Dolce&Gabbana, Valentino o Givenchy los subieron a la pasarelas entre sus propuestas de invierno y aunque las versiones más repetidas fueran en piel, también hemos visto transparencias. Una opción perfecta para bodas de otoño y looks de noche muy femeninos. La influencia de los años 50 reaparece al combinarlos con vestidos y llevarlos debajo de abrigos de manga tres cuartos. Los guantes largos de ópera con gabardinas tipo Burberry nos maravillan.

Cinturones. Sí, ya sabemos que al leerlo has pensado que tienes mogollón y no necesitas ningún modelo nuevo. Es cierto: solo tienes que cambiar el chip e incluirlo sobre jerséis, americanas o abrigos para marcar y afinar cintura. Los pendientes grandes siguen siendo tendencia, pero no con un dibujo muy extravagante. Los aros dorados se retuercen y las formas geométricas triunfan. Pero la clave en joyas es llevarlas superpuestas. Sortijas finas con piedras de diferentes colores o cadenas de distinto grosor se combinan entre sí para un resultado muy top. Eso sí, arrasan las de acabado oro.

Otro de los accesorios idílicos son las capas. Las hay tipo abrigo o también podemos llevar un abrigo y por encima añadir una de maxi bufanda abierta, como si lo fuera. Los chales de punto arrasan en un look de interior, sobre solo con una camisa blanca básica.

Esos ‘bad hair day’ o días pasados por agua en los que no quieres que el pelo se te moje y encrespe, los gorros son el perfecto salvavidas. El tipo balaclava o pasamontañas es pura tendencia, pero también las gorras de pana o las boinas. Darán un toque divertido y urbanita a tus estilismos.

AVL
AVL