martes. 20.08.2019 |
El tiempo
martes. 20.08.2019
El tiempo

Bailando con Kevin

Kevin Costner
Kevin Costner

NO RECUERDO exactamente dónde le entrevisté por vez primera. La memoria lejana, a veces, falla más que la inmediata. Fue por 'Bailando con lobos', eso sí. Año 1990. Esa película le catapultó al reconocimiento de la profesión y de la crítica, logrando por ella prestigiosos galardones, incluidos Globos de Oro y Oscar al mejor director y película. Lo que sí recuerdo es que era su etapa de esplendor físico. Quitaba la respiración con su mirada turmalina azul, que derivaba a verde según la luz. Lo que ya no resultaba tan atractivo era su manera de hablar. Arrastraba las palabras y parecía que estaba masticando chicle. Aun con esas, le dabas un sobresaliente.

Después de aquel primer encuentro vinieron otros dos por 'El guardaespaldas', ¡cómo no!, y 'Mensaje en una botella', que protagonizaba junto a Robin Wright, casada en aquel momento con Sean Penn, del que adoptaba ese apellido que eliminó cuando se separaron. Hoy, ella camina sola por el mundo de las series. En 'House of cards' triunfó con otro Kevin y ahora disfruta de su carismática maldad al más puro estilo Underwood.

Recuerdo que, en los tiempos gloriosos de la firma castellonense que convirtió en imagen a Isabel Preysler, Costner vino a inaugurar la macro tienda que se abrió a las afueras de Madrid. Se acababa de separar de su mujer, tras muchos años de matrimonio, y llegaba con su nueva pareja (su esposa actual), Christine Baumgartner, que concentró las miradas de admiración masculinas y de cierta envidia de las femeninas porque, al margen de ser delgada, rubia y monísima, se había llevado a uno de los hombres más seductores del momento.

Ya no volví a verle ni entrevistarle más porque, como suele ocurrir en muchas carreras en Hollywood, la suya vivió un declive del que le costó mucho recuperarse. No sé siquiera si lo ha conseguido del todo porque, aunque ese mundo del cine es más cruel con las mujeres y la edad, algunos grandes de primera línea pasan a un ostracismo del que les cuesta salir.

También es cierto que son únicos reestructurando sus vidas y reinventando sus carreras. Son conscientes de que un "lavado de cara" es imprescindible en época de "vacas flacas". Buscan vías profesionales alternativas para volver a posicionarse en el panorama mediático. La llegada de nuevas plataformas ha sido un gran balón de oxígeno para la gente del cine, que ha encontrado en ellas una manera de globalizar sus trabajos. 

Netflix no solo está dando que hablar más que ninguna, sino que les está resolviendo la vida a media profesión mundial, y trae a Madrid a Costner para presentar 'Emboscada final', un drama policiaco basado en hechos reales. Dos ex rangers de Texas tienen la misión de encontrar y asesinar a los infames criminales Bonnie y Clyde. Kevin y su compañero de aventura (interpretado por Woody Harrelson) tuvieron que confiar en su natural instinto y habilidades de vieja escuela para parar a la ya legendaria pareja criminal. El próximo lunes, en mi nuevo encuentro con Costner, comprobaré si el que tuvo retuvo y todavía sigue siendo una buena pareja de baile.

Bailando con Kevin
Comentarios