lunes. 16.09.2019 |
El tiempo
lunes. 16.09.2019
El tiempo

Cannes despliega su "red carpet"

Quentin Tarantino con Daniela Pick en la alfombra roja de Cannes. EFE
Quentin Tarantino con Daniela Pick en la alfombra roja de Cannes. EFE

Es el rey de los festivales, ese al que todos quieren acudir. La pequeña ciudad de la costa azul francesa se ha convertido, desde el martes, en el escaparate del glamour más elitista. Aunque no compitan con sus trabajos, los actores visten sus mejores galas y pisan la alfombra roja del "Palais du festival" para dejase ver.

Comienza el festival de Cannes, el dueño absoluto de los certámenes internacionales, que este año rinde homenaje al francés Alain Delon. Al grito de ¡acción! empiezan laslargas colas en la sala de prensa, los trámites para conseguir la acreditación que, meses antes, hemos tenido que solicitar y esperar a ser aprobada. Vuelve el glamour, los trajes de fiesta desde primera hora de la mañana, los smokings para que los luzcan hasta los cámaras de televisión y fotógrafos en la "red carpet" y, por supuesto, comienza el maratón de películas y entrevistas, que te obligan a no almorzar a tu hora, no cenar cuando debes y -por supuesto- a dormir una media de cuatro horas, si es que renuncias a las fiestas post-premières porque, si asistes a alguna de ellas, unes la celebración con el primer pase de prensa de la mañana.

Todo esto, con el stress que conlleva, nos acaba creando adicción. Nunca me explicaré por qué nos gusta vivir, durante casi dos semanas, en un estado de locura transitoria y desquiciante. Me auto convenzo que todo responde a la pasión que ponemos en esta profesión que tanto nos llena, completa, realiza y hace felices.

La Croisette ya tiene vida propia, las firmas de moda más elitistas lucen sus mejores escaparates, los yates ya están anclados en sus lujosos embarcaderos, los hoteles ya han empezado a recibir a sus ilustres huéspedes que, desde hace días, presentan sus trabajos en competición o en las secciones paralelas.

Son tantas las propuestas que es difícil, por no decir imposible, llegar a todo. Por eso, es un duro ejercicio de selección el que hay que hacer para elegir aquellas películas en las que vas a focalizar los esfuerzos. En esta edición, mis energías van destinadas a tres muy concretas, compitan o no: "Dolor y Gloria", "Erase una vez en Hollywood" y "Rocketman".

La película de Pedro Almodóvar, al que veneran en Cannes y donde fue presidente del jurado en la pasada edición, forma parte de la competición oficial y era una de las más esperadas. Ayer fue su gran día y, todo parece indicar, que las expectativas se han cumplido. Antonio Banderas, uno de los habituales en este festival, tiene en sus manos uno de esos personajes que pueden darle la mayor alegría de su carrera. Algunos apuntan incluso a la nominación al Oscar.

Tarantino y su "Once upon a time... in Hollywood" es, como siempre, esperado con ansiedad. Aunque, en esta ocasión, me temo que la expectación se concentrará en un Brad Pitt, que reaparece después de todo lo que ha desencadenado su ruptura matrimonial, y en un Leonardo DiCaprio, que le acompaña como protagonista en la esperada producción.

El biopic sobre Elton John, "Rocketman", no compite, lo que ha hecho posible un mayor disfrute de director, actores y del propio artista, que pisó la red carpet como solo saben hacerlo, de verdad, los grandes...

Cannes despliega su "red carpet"
Comentarios