viernes. 23.08.2019 |
El tiempo
viernes. 23.08.2019
El tiempo

Porque yo te amo

GABRIEL MACHADO
GABRIEL MACHADO

Alguna vez he escrito acerca de esas corazonadas que a veces tengo y que, gracias a las cuales, pongo especial énfasis y atención en el talento que intuyo que tienen algunos profesionales. Se me viene ahora a la cabeza la primera entrevista con un desconocido Brad Pitt, que casi ‘mendigaba’ entrevistas en el festival de Valladolid cuando acudió para presentar Thelma y Louise, o la aparición de Rodrigo Santoro en Love Actually, que le abrió las puertas de 300 o protagonizar con Nicole Kidman el anuncio de Chanel nº 5. No voy a negar que el potencial físico es lo primero que me invita a prestar atención. Después ya me concentro en todo lo demás.

Con Gerónimo Rauch me pasó más o menos lo mismo, aunque su magnífica voz de tenor eclipsó todo lo demás. Le conocí en Madrid hace unos años. Unos cuantos antes había llegado, procedente de su Argentina natal, donde había dejado toda una estela de triunfos, no sólo como protagonista de musicales, sino en exitosas incursiones operísticas. La razón para cruzar el charco fue protagonizar Jesucristo Superstar. Tras un éxito, que estaba cantado ¡y nunca mejor dicho!, llegó Chicago. Por sus interpretaciones en ambas producciones, Rauch fue nominado a los Premios del teatro musical. Era de esperar que, tras ese laureado desembarco en los escenarios de la capital, le llegase ese personaje hecho a su medida, ése que le consagrase como uno de los grandes.

El Jean Valjean de Los Miserables se convierte en esa interpretación fetiche que le lanza a la aventura del reconocimiento. Lo consiguió en Buenos Aires en sus comienzos, confi rmó el éxito en Madrid y se puso en la órbita de los elegidos en Londres. "Un día actuarás en Broadway o el West End. Y allí estaré para verte", le dije en una de las entrevistas que le hice en la radio. Me llamó exagerada y se rió, pero poco me equivoqué. A los pocos meses de esa predicción, tras terminar el musical en la madrileña Gran Vía y lanzarse a la aventura de Poker de voces con otros artistas de la compañía, Gero Rauch inició su aventura londinense. El destino quiso que coincidiera la etapa de ensayos de Los miserables con el rodaje de la película, que protagonizaba Hugh Jackman, y llega a conocerle.

Hay instantes que merecen siempre la pena. Alcanzar ese momento cumbre en el que recoges todo lo sembrado no es siempre el privilegio de muchos. Cuando consigues esa hazaña, la celebración alcanza unos decibelios difíciles de controlar. Este argentino, que ama y vive en nuestro país, lleva un tiempo celebrando con éxito la intensidad de su esfuerzo. Después de triunfar con De Broadway a Hollywood, el próximo día 17 de octubre presenta en Madrid Porque yo te amo, su nuevo disco. Canciones de otros artistas en la versión de una de las voces más privilegiadas de la actualidad. Los teatros del Canal serán su escenario. Que no te lo cuenten, hay que escucharle…

Porque yo te amo
Comentarios