miércoles. 11.12.2019 |
El tiempo
miércoles. 11.12.2019
El tiempo

Relevo en la corona

Olivia Colman interpretando a la reina Isabel II en la serie 'The Crown'. NETFLIX
Olivia Colman interpretando a la reina Isabel II en la serie 'The Crown'. NETFLIX

LOS FESTIVALES de cine internacionales tienen muchas ventajas. La más atrayente, al margen de los encuentros en la distancia corta con los grandes del cine, es poder conocer los nuevos proyectos, en los que están inmersos con anticipación, es muy estimulante para la curiosidad.

Con Olivia Colman me encontré en el festival de Venecia de 2018. La prensa la esperábamos con expectación porque, días antes, se había hecho público que sería la "sustituta" de Claire Foy como reina Isabel II en 'The Crown'. Otra reina, Ana de Inglaterra, la última de la familia de los Estuardo, era el motivo por el que estaba en el certamen veneciano, en el que consiguió el premio a la mejor actriz por su interpretación en 'La favorita'. Luego llegaron más premios por ese trabajo, entre ellos el Globo de Oro y el Oscar. Lo suyo fue un no parar…

Me reconoció que fue "más difícil interpretar a Isabel II que a la reina Ana Estuardo". A este paso, en casa te darán trato de Majestad, le dije. Y, después de una gran carcajada, me respondió: "De momento, no lo hacen.. y tampoco lo consentiría ¿Te imaginas? No, no... Ya me llega con la gran pantalla".

Su vida iba de reina en reina. Le encantaba ese abanico tan diferente porque, aunque ambas son reinas, son completamente distintas "y eso me enriquece como actriz. La reina Ana vivía en una jaula de oro y era muy odiada. La reina Isabel, todos los sabemos, es muy querida y respetada. Nada que ver una y otra".

En ese momento se preparaba para dos temporadas de 'The Crown'. Solamente había grabado los primeros capítulos y, como suele ocurrir en la realización de muchas series, no estaba al tanto al detalle de todo lo que le esperaba. "Creo que llegaremos hasta los años 80", me comentó. "Me preguntaron el otro día si veremos todo lo sucedido con Lady Di y no lo sé, de verdad. Sus hijos están vivos y no sé si sería correcto".

La tercera temporada, que estrena este domingo Netflix y que ya he podido ver completa días atrás, transita entre los últimos años de los 60 y finales de los 70. Se incide en el comienzo del romance de Carlos y Camila, en la díscola princesa Margarita, en el carácter inflexible y recio de la Reina Madre, en lo difícil que le resulta al príncipe heredero ser valorado. "Mamá, tengo voz. No solo soy un símbolo", le dice Carlos a la Reina Isabel. "Te voy a decir un secreto. Nadie querrá oírte", le responde ella. "¿Te refieres al pueblo, a mi familia?", le replica el príncipe. "Nadie", sentencia ella. Escena demoledora.

No será lo único que sorprenda en esta nueva entrega. La "supuesta" infidelidad de la Reina con el director de cuadra de Buckingham ha levantado ampollas en palacio, donde los escarceos siempre se le atribuían al consorte. La figura de Lady Di, sin duda la más esperada, no aparecerá hasta la próxima temporada. De momento, la expectación ya se ha desbordado con el simple relevo en la corona.

Relevo en la corona