Jueves. 20.09.2018 |
El tiempo
Jueves. 20.09.2018
El tiempo

Venecia despliega su alfombra roja

 
Ryan Gosling. EFE
Ryan Gosling. EFE

NO VEÍA el momento de estar de nuevo aquí. Venecia se ha convertido en un imán necesario cada año, en esa cita de trabajo imprescindible para el arranque de una nueva temporada. En esta ocasión me pilla más cansada de lo habitual, pero esta ciudad sabe leer muy bien lo que necesito y me aporta esa calma que ayuda a reiniciarme.

Acostumbro siempre a llegar días antes del comienzo del festival, en parte porque es recomendable no perderse la fiesta de bienvenida, que ofrece la organización en el lujoso hotel Danieli. Un derroche de buen gusto y gastronomía variada que no suele perderse nadie. Además, como añadido, en la terraza del emblemático hotel se puede disfrutar de las puestas de sol más maravillosas de la ciudad.

Cannes es el rey de los festivales y Venecia la consorte. Es una comparación fabulada, que refleja la importancia de estos certámenes internacionales en el ranking del cine. La crisis de años atrás afectó, en cierta medida, las propuestas presentadas pero, por fortuna, el talento supo sobrevivir e hizo posible que, año tras año, la ciudad de los canales siguiese cinematográficamente viva. Hoy vuelve a estar revolucionada ante el desembarco que se avecina del, a su juicio, el mejor Hollywood del momento.

Me alegró comprobar, en la pasada edición, que el certamen veneciano había recuperado su brillantez de antaño. El glamour, la calidad de las películas y el ‘pedigree’ de las celebrities asistentes en años precedentes habían sido, como poco, decepcionantes. En los toros siempre se ha dicho eso de "tarde de expectación, tarde de decepción". No es algo que irremediablemente se cumpla, pero bien podría extrapolarse a lo que solemos vivir en los festivales de cine donde, a veces, las películas más esperadas nos dejan indiferentes, decepcionados e incluso con mal sabor de boca.

La edición de este año, que comienza el próximo miércoles día 29, apunta maneras. Los nombres que han confirmado su asistencia y las películas, a concurso y fuera de él, anuncian ‘a priori’ un festival competitivo y repleto de estrellas en la ‘red carpet’.

Vuelven a Venecia Ryan Gosling y Emma Stone después de La La Land pero, esta vez, por separado. El actor inaugura el festival con First man, donde se convierte en Neil Amstrong, el primer hombre que pisó la luna. Ella, tras recibir la copa Volpi como mejor actriz por dicho musical, regresa con The Favourite.

Sin embargo, la pareja de la gran pantalla más esperada en este momento son Bradley Cooper y Lady Gaga. Presentan A star is born, un remake de la legendaria Ha nacido una estrella de Barbra Streisand y Kris Kristofferson, dirigida por el propio Cooper.

No se espera a Clooney, salvo que aparezca de sorpresa en una red carpet que hace suya cada vez que la pisa, pero sí entre otros a Jude Law, Leonardo Sbaraglia, Natalie Portman, Mel Gibson, Joaquin Phoenix, Jake Gyllenhaal, Dakota Johnson y dos españoles, que ya conocen bien el festival, como Raúl Arévalo (Mi obra maestra) y Antonio de la Torre (La noche de 12 años). Con todos ellos, Venecia despliega su alfombra roja.
 

Venecia despliega su alfombra roja
Comentarios