miércoles. 28.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 28.10.2020
El tiempo

El nacimiento

Los lechones tienen unas horas

Estimados hijos:

A ver, chavales, os cuento un poco para que os ubiquéis. Acabáis de nacer y habéis llegado un poco antes de lo pactado. Según los médicos, a los que venís en múltiplos de dos os da por ahí.

La gente del Hospital son los que visten de blanco y azul, como los pitufos. Se están portando muy bien y tienen mucha paciencia. Nos ayudan mucho a mamá y a mí, porque aún estamos pillándole el truco a eso de ser papás. No es fácil -hay gente que tarda 60 años o más- pero impera el sentido común y la calma. Yo me he levantado seis veces a ver si respirábais y mamá solo cinco. 

¿Qué más? ¡Ah, sí! Sois los bebés más guapos del mundo. ¡Ojo, que no lo digo yo! Vuestra madre piensa lo mismo y ella es una persona ecuánime, sabia, objetiva y con un gusto exquisito para elegir con quién procrear.

Habéis nacido en España, que está muy bien para nacer: soleado, exterior, mucho patio para jugar. Os va a gustar. Lo mejor de todo es que sois gallegos. Y eso es la leche... o no. La verdad es que depende. Aquí, en Galicia gobierna siempre (salvo penalty) un partido político que se llama PP. A mi juicio al nombre le falta otra P de "perenne".

Ahora van las malas noticias. Hijos, no sé cómo deciros esto, pero soy periodista. Intenté ser otra cosa, de verdad. Pensé en estudiar medicina o derecho (en la misma semana) o algo con más salidas como actor o profesor, pero al final nada. Periodista. Los periodistas no es que estemos forrados (salvo Jabois que nada en la ambulancia), pero comida no os va a faltar. En casa de los abuelos cada domingo es como fin de año en Falcon Crest.

Lo de que los niños traen un pan debajo del brazo no lo tengo claro, pero lo que sí traen es papeleo. Mucho papeleo. Le pedí a una de las señoras vestidas de azul que me diese todo lo de firmar de una tacada, como los valientes, pero me dijo que "tranquilidad" -así con la manita, como un guardia civil pidiendo calma- que ya lo iríamos viendo "sobre la marcha". Verlo sobre la marcha. Eso es muy de aquí, hijos. Muy de España. De hecho hay países como Alemania, Finlandia o Suecia en los que la expresión "Lo vemos sobre la marcha" no existe, no tiene traducción. Cuando la buena y bienintencionada mujer me lo dijo, en mi cabeza sonaba el Que viva España de Manolo Escobar. Normal. La verdad es que estaba un poco acelerado, tuve que dejar el trabajo a medias y cuando llegué al hospital y pregunté por vuestra madre, me dijeron que estaba en Dilatación 5, que a mí me sonó como cuando un general norteamericano dice en una película que estamos en Def Con 2. ¿Está ya en Dilatación 5? ¿Cuántos grados de dilatación hay? La enfermera me aclaró que era la "habitación" número 5. Ahora ya lo tengo claro. Qué tonto soy. ¡A medida que dilatan las van cambiando de habitación! Primero la 1, después la 2 y así sucesivamente hasta llegar a la cinco que deber ser ya para parir sí o sí. Interesante. 

El piel con piel (que aunque lo parezca no es una canción de Sergio Dalma) fue muy muy emocionante, queridos hijos. ¡Sois tan pequeños! Eso sí, cuando veáis las fotos puede parecer que tengo lorzas en vez de un músculo de ébano, duro y definido. Es un error de diafragma.

Hoy seguirán las visitas, los vómitos y todo eso; y aquí estaremos la recién estrenada y estresada familia C.L. para guiaros hasta donde podamos en esta aventura de la vida. Queridos lechones: creo que este es el principio de una gran amistad.

Os quiero. Os queremos.

Papá.

El nacimiento
Comentarios