jueves. 29.10.2020 |
El tiempo
jueves. 29.10.2020
El tiempo

¡Guuuuu!

LOS LECHONES TIENEN 3 MESES Y UNA SEMANA. 

¡Capitán! 

¡Ovugirl y yo estamos sumamente emocionados! ¡Los pequeños lechones no solo responden a ciertos estímulos sino que ya hablan! Quizás hablar sea una descripción bastante optimista, pero la cosa va más allá de ruidos, eso se lo aseguro. ¡Ahora dicen la palabra "Gu"! 

—Gu. 

Que entiendo que usted diga: "Pues qué bien, oiga. No sé a qué viene tanto jaleo". Pero es que no solo es "Gu". También hacen un "Guuuuu" más largo, con más sentimiento y más contenido. "Gu" es un primer intento de comunicación cuando menos inquietante. Me asomo a sus hamaquitas, pongo caras y les pregunto qué tal les ha ido el día. Ellos sonríen y soy consciente del gran esfuerzo que hacen por comunicarse. Para un bebé hacer un "Guuu" es sumamente complicado las primeras veces. Es, para que os hagáis una idea, como cuando Pedro Piqueras intenta sonreír y lo que consigue es asustar. Que sí, que no. Al final lo consiguen y un "Guuuu" maravilloso y sin sentido de ningún tipo brota de sus gargantas e inunda la habitación. 

¿Qué querrán decir con "Gu"? No tengo ni idea. He buscado en Google y en italiano "Gu" es la abreviación de Gazzetta Ufficiale, pero para mí que ellos no quieren decir eso. A veces me pongo nervioso y les escruto profundamente a ver si acaban la palabra de una vez. 

—¡Guuuuuu! 

— ¿"Guuu" qué, cariño? El bebé se parte su pequeño ojete moreno y me dedica una sonrisa como diciendo: 

—¿Qué más quieres, friqui? ¿No te llega un gu? Tengo tres meses, tontolaba. 

Yo, ajeno a sus pensamientos, sigo a lo mío que básicamente es una retahíla de carantoñas y preguntas absurdas, tipo: ¿Quién se come este piececito? ¿Quién se come estos huevitos? Su madre me increpa con la mirada y me dice que eso no se le dice a un niño. Sin lugar a dudas exagera. Piececito es una palabra inocua, sin maldad, pero ella sabrá que es la jefa. El chaval parece entender y le da la razón a la madre con un sonoro... 

—Guuuuu 

—A ver, tío, ¿guuu qué? 

A lo mejor van a ser jueces y quieren decir Gürtel; quizás sea el comienzo de guardiamarina, Gutiérrez o guacamole... ¡Vaya usted a saber! ¿Qué será lo próximo? No me quiero imaginar cuando digan una palabra entera; ya no digo las legendarias "papá" o "mamá", me conformaría con algo más trivial como como aceituna o cebolla. ¡Estoy deseando que llegue ese día! El día que digan Sarandonga hago el pino puente. Bueno, pues eso, Capitán, que un "gu" le puede cambiar el día para bien y abrir nuevos horizontes. Tengo mucho que descifrar de este enigma que es el vocabulario bebé, pero creo que le voy pillando el truco. De momento he llegado a las siguientes conclusiones: 

Un "gu" simple podría significar: pis o maceta. No lo sé con seguridad. Un "gu" doble podría querer decir: tengo caca o pon la Sexta. Estamos estudiándolo. 

Saludos, Capitán.

¡Guuuuu!
Comentarios