Viernes. 23.02.2018 |
El tiempo
Viernes. 23.02.2018
El tiempo

María Piñeiro, redactora de El Progreso, especializada en sanidad, chinista y autora de la sección El Portalón.

Viñetas de ciudad

Paseo una mañana cualquiera y me quedo con estas postales de recuerdo

De incógnito

Ante una historia que conoces de sobra te detienes en sus alrededores

No sabes qué

Hay charlas insustanciales con amigos que se recuerdan toda la vida

Pistas penosas

La tecnología revela cosas bien tristes de cómo somos realmente

Lo humano

Qué difícil es ejercer la empatía y cuánto merece la pena hacerlo

Ilustración para el blog de María Piñeiro

Gritar boludo

Somos porosos por donde no queremos, no podemos elegir cómo nos perciben
 

Llevar el café

Este año he decidido ignorar la Navidad, obviarla y no odiarla

Años y años

Los caminos de Marcos López Pantoja y András Toma se me cruzaron estos días y me acabaron pareciendo el mismo

Recorrido veloz

Visito la casa de un escritor y veo cómo la escritura es tantas veces un trabajo de equipo

'Poseer ganas'

No sé si somos dueños del lenguaje o el lenguaje es nuestro dueño

La vida de quién

DE QUIÉN ES la vida, me pregunto. Ese trozo, aquel recuerdo, lo que nos pasó a los dos, o a los tres, en aquel lugar, cuando tú dijiste y yo respondí. Eso ¿es mío o tuyo? ¿de ambos con la particularidad de que lo de uno es diferente a lo del otro, como en un reparto desigual del pastel? Quién decide qué. Hace 17 años escribí por primera y única vez un comentario en un...

El libro que te espera

ME LO IMAGINO así: una ligera incomodidad nada más sentarte, apenas una mínima diferencia con lo que esperabas, como una dureza, tu mano que palpa debajo del cojín del sofá y saca un libro con marcador. O un usuario molesto que te cuenta su queja: en la estantería no está el libro que el ordenador le dice que está, qué desorden es ese. O el piquito delator de una tapa...

Despertares

COMO EL despertar es tan irreal, una de esas cosas que parece que le están pasando a otro, he tardado muchísimo en darme cuenta de que tengo una rutina: miro por la ventana mientras se hace el café. Me ha costado percatarme. De lo de la ventana. Que bebo café cada mañana es algo de lo que soy muy consciente. Esa circunstancia ruidosa y olorosa separa mi día de mi otro día y...

Lo 'buenimalo'

La ciencia avanza en gran medida por pura desesperación UN ESPECTÁCULO que me fascina, tanto que me sentaría en un sillón de orejas, con batín y vaso de cristal tallado a contemplarlo relamiéndome, es el de las oscilaciones de lo que es bueno y lo que es malo para la salud y la convivencia simultánea de lo bueno y malo, lo 'buenimalo'. El chocolate es 'buenimalo'; el...

Lo del turismo

Puede que nos estemos moviendo demasiado, ocupando demasiado espacio de vecinos que quieren hacer su vida de siempre VEO EN las calles del centro a un grupo de jubilados japoneses mirando con concentración un cartel que numera los cubos de la muralla. El guía señala un punto con el paraguas y todos asienten. Se oye un murmullo como de arroyo. Como un único ser, se...

La señal

LAS VACACIONES perfectas serían las del tiempo detenido. Si se pudiera guionizar la existencia, uno desaparecería una temporada y no se perdería nada. Se congelaría la existencia que se deja atrás y el hielo caería como escamas de sal el día antes de nuestro regreso. Entonces, todo entraría en marcha otra vez, esponjoso como un bizcocho salido del horno. La vida nos...

El pasado

HAY QUE hacer algo", dijo, muy serio, con el ceño tan contraído que su cara parecía el lomo de un libro cerrándose, plegándose entero de la nariz a la barbilla. Estaba claro que quería "hacer algo" y no concebía que no nos hubiésemos lanzado ya todos a hacer ese "algo". Costaba distinguir si aquello era una llamada a la acción o un reproche a la pasividad. Llegados a este...

Un día de playa

Confraternización y métodos alternativos para refrescarse en las jornadas de calor EL PRIMER día de playa de este año lo pasé leyendo un libro lleno de frío y humedad. Los personajes tenían constantemente el atizador en la mano, removiendo fuegos a los que les costaba prender, ya no digamos mantenerse; se pegaban a la chimenea disimulando, desganados, como si nada...

El triangulito

En la vuelta a casa, tan rutinaria, te pueden salir al paso revelaciones divinas SU PADRE tenía un suave acento peruano, pero él, con su cara redonda de color de un café cortado y sus 6 o 7 años, lo tenía galleguísimo. Iba parloteando con esa urgencia que racanea las respiraciones, como si fuesen una costumbre superflua. Cuando les adelanté, en una calle peatonal vacía,...

Las dos

HOY EN DÍA, mi madre sigue sin saber qué le dio, cómo acabamos todos en los asientos crujientes del Cine Paz, unos sesteando y otros preguntando machaconamente si aquella peli era "para niños". Ese siroco afectó a muchos padres, por lo que supe después, y propició excentricidades mucho mayores que la suya. Conozco a una mujer a la que, de niña, llevaron a ver El hombre...

La benevolencia

La intención de exprimir las cosas llega solo a veces, pero llega más que antes UNA COSA buena de hacerse mayor es la benevolencia. Me llega algo, cualquier cosa, un comentario o un artículo, y mientras me aproximo ya alargo las manos para arrancarle las malas hierbas, todas las fruslerías, los flecos que me importan un bledo o me molestan; a veces incluso me ofenden....
claque.jpg

Bailar claqué

En ningún lugar se celebra mejor que dentro del cine musical ENTRE LAS cosas que sé que haré alguna vez en la vida, no cuándo ni dónde, pero en algún momento y donde cuadre, está bailar claqué. Perdón. Entre las cosas que sé que haré alguna vez en la vida, no sé cuándo ni dónde, pero en algún momento y donde cuadre, está bailar claqué mal. Que una cosa es la certeza y...

El debate

En mi cabeza se juega un partido de tenis eterno que hace que decida sobre las cosas meses después de que estén de actualidad. O ni eso MI CABEZA funciona como en los dibujos animados, con un diablito con tridente tamaño palillo en un hombro y un angelito de alas batientes en el otro. Ay la simpleza. Ahora a Trump lo dibujan siempre así, pero escoltado solo por diablitos...
portalon.jpg

La vida feliz

La importancia de la concentración resultó ser un aprendizaje tardío "LA CALIGRAFÍA ez muy buena para eztar azí haciendo caligrafía", me decía cabeceando. Yo, abrumada por la evidencia, también asentía. Qué iba a hacer. Pasé un verano estudiando caligrafía china por las tardes con un profesor zarabeto, con tendencia a hablar en dialecto y que, de vez en cuando,...

Pregúntale al Google

SI ALGUNA VEZ escribo un guión para una película oscarizada incluirá esta escena: noche, interior, y única luz de una pantallita de teléfono iluminando la cara del protagonista, que está tumbado en la cama. Su índice asoma bajo el edredón y, despacio, casi no atreviéndose, teclea 'síntomas del infarto' o 'miedo a dormir' o 'por qué me todo me pasa a mí'. Sería esta una...

Agua con azúcar

MI AMIGA, llamémosla Pili, cedió finalmente y con dos pañuelos hechos un gurruño en la mano, ojos hinchados y llorosos, y la nariz pelada dijo: "Sí". Hay primaveras y primaveras y aquella era una de esas primaveras. Esas. De los viajes de los que se desconoce el destino yo sé un rato. Hago varios al día delante del ordenador. Entro en Internet a leer sobre el PP de Madrid,...

"Oyes, chica"

EN MI CALLE hay un portal que fue precioso, con una puerta de madera de esas que tenían cristal y forja haciendo dibujos. Asomándote podías ver el interior: un rosetón en el suelo, las hojas batientes de una segunda puerta que frenaba corrientes, las escaleras con un pasamanos bien gordo, perfecto para hacer de tobogán. Ahora, ya sin cristal, puedes ver el interior aún...