martes. 21.09.2021 |
El tiempo
martes. 21.09.2021
El tiempo
Rubén Darío. DP

De las academias y de las epidemias, líbranos señor

José Moreno Villa fue un distinguido intelectual que escribía -y seguramente dibujaba, dada su afición a la pintura- a tiempo parcial en los cafés: en vísperas republicanas, según propia confesión, pergeñó los poemas que componen el libro Caramba, en la cervecería madrileña Heidelberg. En ellos se dejó llevar por la fuga de ideas, gozando sin control de lo arbitrario y...
Gómez de la Serna, en el Café Pombo. DP

Escritores en los cafés históricos

EN LA REPÚBLICA de las letras hispánicas ha existido, hasta no hace mucho, una pléyade de disti guidos escritores e intelectuales que se mostraron adictos al ejercicio de su trabajo en los cafés, bien con las plumillas que estos establecimientos les suministraban, o bien con sus propios lápices o plumas. "Hállome sentado en un café, cabe la taza humeante, escribiendo y...
González-Ruano escribiendo en un café. DP

Escritores en los antiguos cafés

Es un hecho indudable que la mayoría de las personas que conocieron la época de los cafés históricos no disponían de casas acogedoras. El ambiente del hogar podía resultar también desagradable por las relaciones tóxicas que existían en ocasiones entre quienes convivían. Escapar al café era una opción para los hombres, del mismo modo que salir de compras o buscar amparo en...

Mulleres solidarias

No día da matria galega, unha tarefa dos historiadores consiste en dar conta da sororidade das mulleres
Asistentes al Café Gijón, en Madrid. DP

Mujeres en los cafés históricos

Como apunta Antoni Martí, en Poética del café: el café era la casa del que no tenía casa. El domicilio promedio, el más generalizado en los dos últimos siglos, distó mucho de ser un espacio acogedor y grato. Para trabajadores, escritores y artistas, el hogar no era un ámbito "dulce". Para los habitantes de esa intemperie domiciliaria, el "café es una sociedad de calores...
Componentes de La Barraca. FOTOGRAFÍA ANÓNIMA. COLECCIÓN DEL MUSEO NACIONAL CENTRO DE ARTE REINA SOFÍA

Lorca, el sexo y la muerte

En varias de sus composiciones dejó constancia de su angustia ante la imposibilidad de conseguir la plenitud sexual y la inevitabilidad de la muerte

Tertulia literaria en casa de Morla Lynch

CARLOS MORLA Lynch llegó a Madrid, procedente de París, acompañado por su esposa, Bebé Vicuña (una mujer muy culta), en 1928. En lo que concierne al perfil ideológico de Morla, se ha puesto el acento en su condición de católico, pero de una índole poco común en una sociedad tan pacata como era la española de entonces: exhibía habitualmente un talante muy abierto y liberal....
La Casa de las Flores

Pablo Neruda. La amistad en la Casa de las Flores

Pablo Neruda, premio Nobel de literatura, llegó a Madrid, en 1935, para desempeñarse como cónsul. En esta ciudad gozó de una existencia grata, sumándose cordialmente al bullicio de los cafés y las tabernas madrileñas. A partir del momento en que Neruda se bajó del tren y se encontró con el cálido recibimiento de Lorca que lo fue a esperar porque lo admiraba mucho, declaró...
Pablo Neruda y Delia del Carril.

Pablo Neruda en la cervecería de Correos

Mario Amorós señala que cuando Delia del Carril se incorporó a una de aquellas veladas vespertinas en la clásica Cervecería de la calle de Alcalá, solo quedaba un sitio libre, precisamente al lado de Neruda. Allí y en ese momento se produjo la chispa de la que brotó el estrecho vínculo que los unió sentimentalmente
Pablo Neruda

Pablo Neruda y la Generación de la República

Muñoz Molina remarca, en Un andar solitario entre la gente , la importancia de conocer la "residencia en la tierra", o lo que es lo mismo, la deambulación de los artistas y escritores (con veleidades de flâneur, algunos de ellos), por ciudades y calles, y también la ubicación, es decir, su paso por diversas casas, amén de averiguar los domicilios de sus amigos más cercanos...
Julio Camba en una imagen extraída del libro 'Julio Camba. El solitario del Palace', de Pedro Ignacio López García

Julio Camba, un pajarraco muy raro

Josep Pla y Julio Camba fueron dos gigantes de la literatura y la crónica periodística. Sin embargo, Pla declaraba que nunca había visto a su amigo Camba leyendo periódicos. Curiosamente, él mismo reconocía, en sus Dietarios, que él tampoco fue muy dado a leerlos. Apunta, asimismo, que: "Camba se enorgullecía de haber leído poco, pero añadía que para ser escritor había...

El barroquismo interior de los gallegos

La oratio galaica despista a las gentes de mentalidad más categórica, por sus dosis de ambigüedad, sus flecos de retranca y los ocasionales pespuntes de ironía
Portada del libro de Julio Camba 'La ciudad automática'. DP

Julio Camba y la masonería gallega

Julio Camba vivió algún tiempo en Buenos Aires, donde hizo sus primeras armas en el periodismo vinculado a la corriente anarquista porteña. Había huido de su casa en Vilanova, a los quince años, cansado de trabajar en las boticas de Lisardo Barreiro, en Vilagarcía, y de Pedro Catalá, en Marín. Ya por entonces comenzó a significarse como una persona singular: fue el primer...
Valle-Inclán en una tertulia. DP

Tertulias de gallegos en Madrid

Valle-Inclán fue indudablemente el rey de reyes de las tertulias, tanto en Madrid, como donde quiera que se encontrara: Roma o Santiago, por ejemplo
Valle-Inclán (tercero por la izquierda), en la tertulia del café Granja El Henar. BIBLIOTECA NACIONAL

Valle-Inclán y Urbano Lugrís en las tertulias de café

La Granja El Henar fue el más literario de los cafés del Madrid republicano. Quizás por ello Valle-Inclán lo frecuentó más que a ningún otro, según refiere González-Ruano. La tertulia más relevante en este ilustre café fue indudablemente la que encabezaba el escritor vilanovés. Un encuentro que se celebraba todas las noches en la parte trasera del patio interior del local ,...
José Antonio Durán durante una conferencia en 2016. RAFA FARIÑA

José Antonio Durán, Trapiello y El Rastro

No hace mucho, falleció en su casa de Pontevedra, José Antonio Durán, quien -como también Trapiello- todos los domingos rebuscaba libros en El Rastro, para recrear con rigor la historia de Galicia y su friso social y político
La Granja El Henar. BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA

Ulises en el legendario café Granja El Henar

La Granja El Henar, sede de un hervidero de peñas en que cristalizaba la sociedad literaria madrileña, fue "el café" por antonomasia para los literatos; el preferido de Valle-Inclán, Ortega y Gasset y los intelectuales gallegos
Ramón María del Valle-Inclán. DP

Las tertulias de Valle-Inclán

En 1915, Valle-Inclán tomó por costumbre sentarse asiduamente en una mesa del Café Nuevo Levante, en el que se concitaron literatos y artistas procedentes del cenáculo afi ncado en el Café de Madrid, que se resolvió a emigrar atraído por la música de violín y piano de Corvino y Enguita
VALLE INCLÁN

Valle-Inclán en el café

Valle se pasó la vida trotando por numerosos cafés para charlar con sus amigos, a los que enriqueció intelectualmente y alegró la vida con su trato humano, cercano y original
José Ortega y Gasset. DP

El gerifalte y la envidia

Los líderes de tertulia eran seres egotistas de diversos modos, pero fundamentalmente de uno en particular: el privilegiado uso -en verdad, cuasi monopolístico- que hacían de la palabra
Eugenio D'Ors. IMAGEN EXTRAÍDA DE LA PORTADA DEL LIBRO 'EUGENIO D'ORS 1881-1954' (RBA), DE JAVIER VARELA

Eugenio D’Ors hablaba en cursiva

Había en este círculo plétora de talento, demasiado poderío intelectual reunido, lo que suponía un caldo de cultivo ideal para que surgiera inevitablemente la pugna por el liderazgo
Tertulia en el desaparecido Café Bar Roca de Vilalba, en los años 40 del siglo pasado. EP

Mujeres sin tertulias

En aquella época, ninguna mujer pudo liderar una tertulia mixta, con varones presentes, en un café. Solamente pudieron ejercer dicho papel en las reuniones celebradas en sus domicilios, cosa que venían haciendo desde el siglo XVIII
El escritor Julio Camba. DP

Julio Camba y su humor

Cansinos-Asséns le dio bastante caña a Julio Camba. Sin embargo, sus numerosos amigos le apreciaban y se hacían eco de las gracias y comentarios irónicos que le escuchaban en las tertulias
Unamuno en una imagen tomada por el fotógrafo de Allariz José Suárez, una de las figuras más destacadas de la fotografía galega. DP

Unamuno y la amistad entre escritores

Unamuno fue un forzado de la pluma, como él mismo se autodenominaba, dando a entender que no le quedaba otra que aplicarse con esfuerzo para atender a las necesidades de su numerosa familia
El Café Moderno, donde se reunían entre otros Alexandre Bóveda, Castelao, Manuel Quiroga, Valentín Paz Andrade, Carlos Casares y Ramón Cabanillas. RAFA FARIÑA

Aquellos viejos cafés

Era bastante habitual en tales círculos que se produjeran porfiadas disputas, sin excluir descalificaciones y argumentos ad hominem. Cuando dos o más interlocutores se enzarzaban en polémica no era insólito que proliferaran los gritos y faltas de respeto
Gonzalo Torrente Ballester (segundo por la izquierda), en el Café Gijón. ADP

Tertulias en los cafés históricos

La red de cafés de las ciudades españolas creó un ámbito en el que fue posible ejercitar el arte de la conversación y las virtudes de la escucha atenta, la tolerancia y la convivencia civilizada
Manuel Azaña, en el asiento trasero, a la izquierda. ARCHIVO

Manuel Azaña en el Café Regina

Cuando cayó la Monarquía, el 14 de abril de 1931, los vendedores de periódicos voceaban por la calle como si fuera el gordo de la lotería: "la República ha caído en la peña del Regina"
ç